miércoles, 15 de julio de 2009

Estado policial. El ciudadano es el delincuente. (Política, Economía. 40)

De Jorge Valin:


El diario La Vanguardia abre su edición de hoy con la fotografía de un policía escondido detrás de un contenedor de basuras para multar a los conductores. La excusa oficial: reducir los accidentes.


Me asaltan varias preguntas: ¿No circularía más despacio y cautelosamente la gente si viesen el radar o control policial de forma notable? Si las multas tienen como función castigar al delincuente (esa atroz persona que circula por ciudad a más de 50KM/h), ¿es acaso menos delito cuando desembolsa la sanción antes? ¿Por qué si se paga antes la multa, la administración hace descuentos, es que es menos delinto? Las multas han entrado en el mercadeo con rebajas por pronto pago y todo. En breve regalarán camisitas con la foto del alcalde y el eslogan: "bienvenidos al Estado policial de [y la ciudad que toque]".

¿Por qué el Ayuntamiento de Barcelona (añado yo q es el ejemplo pero supongo q se dará en muchos de cualquier parte de España) ofrece una especie de variable a sus agentes que consiste en mejor sueldo y más días festivos a los policías que multan más? ¿Cómo es que a los funcionarios —que no son policías— se les ofrece un plus si no faltan al trabajo (en lugar de despedirlos por vagos como hacen las empresas privadas), y en cambio, los agentes de la ley cobran más por "producir" (léase robar) más de lo "esperado"? Cuando se trata de recaudar —a.k.a robar— la administración se vuelve una referencia en la mejora de la producción.

¿Cómo le pueden meter al juez Garzón una multa de 300 euros por dejar en libertad a un (presunto) narcotraficante, y en cambio, roban a un pobre diablo 300 euros y cuatro puntos del carné por ir a 81 Km/h en una zona de 80 Km/h?

¿No es mucha casualidad que cuando peor están las administraciones locales, más aumenten las multas y estado policial? ¿Por qué el Gobierno y las administraciones locales prefieren perseguir al ciudadano que al delincuente que atenta contra la propiedad y vida de la gente? Robar una cámara de 250 euros sólo "cuesta" ir a comisaría un rato, aunque se haga 100 veces en un día. Y no se le ocurra defenderse o el criminal será usted. Pasarse del límite de circulación, varios cientos de euros. ¡Eso sí, hay rappels por pronto pago!

Este asfixiante estado policial que mina la ciudad de terror, ¿no es tan dantesco como el de cualquier dictadura? ¿Son peores los ciudadanos que los delincuentes de verdad? La diferencia es que el honrado ciudadano da más dinero y no se queja, mientras que el ratero se queja, está amparado por la ley, y lejos de dar dinero, hace perder recursos dinerarios al Estado. Que en el fondo son nuestros.

Si la policía está para proteger al ciudadano, ¿por qué cuando un hombre honrado ve a un policía, se pone en guardia y le entra el miedo? ¿No será la policía y todos sus jefes políticos la auténtica delincuencia? Delincuencia legal. Estamos en un estado policial. La única diferencia entre la palabra "Mafia" y "Estado", es que la segunda goza de mejor prensa que la primera. En el resto, son lo mismo.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear