jueves, 5 de marzo de 2009

Vivienda y mi opinión de la situación actual. (Burbuja inmobiliaria. 3)

El mercado residencial no podrá "digerir" las alrededor de un millón de viviendas sin vender que mantienen colapsada la actividad de los promotores hasta finales de 2011 o mediados de 2012, según los Registradores de la Propiedad.

Bueno, ya empiezo a ver fechas más lógicas. Lo que esta claro es que el stock de viviendas en España es tan brutal (y hay que considerar que tienen que finalizar las ya iniciadas), que el derrumbe de la vivienda no ha hecho más que empezar. La crisis económica en países como USA o Irlanda es tremenda por la caída del sector inmobiliario, con caídas en precios ya muy fuertes y sin haber hecho aún un suelo (este dato se mira con lupa en la bolsa como un indicador adelantado de la recuperación de la economía. Así la recuperación de la bolsa se suele adelantar aproximadamente 6 meses al inicio de la recuperación económica). Pues bien, nuestra burbuja es todavía peor a la americana o irlandesa (en los últimos años se han construido entre 700 y 800.000 viviendas anuales cuando en países como Alemania, con el doble de población se construía poco más de 200.000), y nuestro ajuste inmobiliario acaba de empezar.

Si a esto le unimos que por primera vez en mucho años, el flujo inmigrante comienza a reducirse, que la natalidad española fue reduciéndose a partir de la generación de los 30 años para abajo, la fuerte restricción del crédito, que echa atrás a gente que quiere comprarla ya, y que en el mejor de los casos (porque desde luego la crisis y el paro no van a ayudar) la capacidad de absorción en España es de unos 300.000 viviendas, tenemos un problema, y no solo en Houston.

Así, que quien os diga que es el mejor momento para comprarse una vivienda, que ya no van a caer más los precios (lo vais a oír a políticos, banqueros y constructores e inmobiliarias y se lleva oyendo ya tiempo), pues sencillamente, es mentira. Tened un poquito de paciencia, porque os podréis ahorrar una buena pasta, y esto por supuesto que la crisis no se agrave más (que lo hará) o no entremos en deflación durante un largo periodo de tiempo (de forma puntual es probable q lo haga), lo que podría llevarnos al caso Japonés (las viviendas hoy valen menos que hace 30 años, q se dice pronto, y esto que sirva para todos aquellos que pensaban q la vivienda en España era imposible q bajara). El problema de la crisis actual es que para evitar dicha deflación y los problemas actuales se está inyectando tanto dinero en la economía en forma de deuda y déficit de los Estados, que lo que puede venir es una inflación de caballo en unos años, pero eso será otra historia.

Así que, paciencia.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear