sábado, 28 de agosto de 2010

La ley de violencia de género. Hasta Europa se estremece con esta ley inconstitucional. (Política, Economía. 168)

La incostitucionalidad y discriminación de esta ley está causando estupor y conmoción en Europa. España, un país con 350 denuncias por maltrato falsas al día, cuya ley está siendo un auténtico fracaso y que va contra el artículo 14 de nuestra Constitución (los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social). Por tanto, estamos ante una ley totalitaria, antidemocrática y anticonstitucional donde el hombre no tiene derechos ante ella, ni presunción de inocencia.
Una ley que ha sido llevada a Europa por romper estos derechos (más de 70 asociacione exigen su derogación), y que una simple denuncia por malos tratos no implique automáticamente que se descarte la custodia compartida sin esperar al juicio ni a la sentencia, pues esto va "contra la presunción de inocencia" y constituye "el origen de la proliferación de denuncias falsas".
Es realmente increible y deleznable casos como el de José Manuel Tomé, la única persona en España con 22 denuncias por violencia de género “falsas”. Cada una de ellas supera a la anterior: amenazas, maltrato psicológico, agresión, abuso sexual de una de sus hijas…Una situación que ha llevado a este pensionista a “estar en el calabozo todo un fin de semana”, a “no” ser persona, a renunciar a sus dos hijas durante un tiempo y a consumir 14 pastillas diarias.

Nadie habla tampoco de los más de 30 hombres que murieron el año pasado a manos de sus mujeres. Y es que como denuncia el Juez Serrano, "pero de esto no interesa informar”. Aunque la violencia en el ámbito familiar está prevista en el Código Penal español, existe una corriente social que pretende reducir el término violencia a la que ejercen los hombres y padecen las mujeres, negando así cualquier opción a que la situación sea distinta. “Por eso esta ley es inconstitucional, porque la Constitución dice que todos los españoles somos iguales ante la ley. No distingue entre sexos”.

“Hay muchos inocentes encarcelados porque sus mujeres los denunciaron falsamente". Serrano habla de la ley como una hecha a la medida de un gobierno que no ha querido mantener un concepto de violencia familiar que englobara todos los maltratos que se da en un hogar, sin distinguir según el sexo de la víctima. ¿Por qué las muertes de mujeres sí cuentan, y las de hombres no?

Asegura que el Ministerio del Interior anotaba el número de asesinadas y el de asesinados hasta 2006. Las estadísticas oficiales informaban de que en 2002 55 mujeres murieron a manos de sus maridos y 16 acabaron con la vida de sus maridos o ex parejas. En 2003 murieron por la misma causa 65 mujeres y 13 varones; 2004: 61 versus 9; 53 en 2005 frente a 15 hombres; en 2006, 54 mujeres y 12 hombres. Con estas cifras, se puede afirmar que muere un hombre a manos de sus mujeres por cada cinco mujeres asesinadas. ¿Dónde están ellos? ¿Por qué no hay asociaciones que les apoyen cuando se sienten avergonzados? ¿Por qué no tienen ninguna institución que los ampare y el 016 les cuelga el teléfono “porque sólo atendemos a mujeres?”

“Tampoco les interesa airear que algunos de los 3.716 varones que se suicidaron en 2006 (frente a las 2.653 mujeres) lo hicieron por el efecto adverso de esta ley, discriminatoria tanto para ellos como para ellas”. Serrano quería comprobar cuántos de estos se arrojaron al vacío cuando estaban en crisis o en proceso de separación de sus parejas. Pero los organismos oficiales decidieron quitar el estado civil de los suicidas a partir de 2007. Desde entonces, se divulgan las cifras de violencia contra las mujeres en el registro abierto en la web del Ministerio de Sanidad. Por eso Serrano insiste en que una gran parte de los suicidios de varones entre 30 y 60 años se debe al trauma que causa el “trato discriminatorio que sufren en el proceso de separación”.
Se demuestra una vez más la deriva en la que está España, y la inoperancia de un Ministerio de desIgualdad, cuyo objetivo primario es la propaganda por delante de la igualdad real y constitucional de las personas. Nuevamente se demuestra el error que supone luchar contra la discriminación precisamente con más discriminación.

Pues sobre este tema se ha hecho eco una productora danesa que afirma en un documental que en nuestro país se presentan cada día unas 350 denuncias por maltrato falsas. Bajo el título “Falsas acusaciones en España”, RVproductions asegura que la legislación española discrimina a los varones y elimina el principio de presunción de inocencia, dado que los hombres denunciados pasan automáticamente por el calabozo. Aquí, un estracto:

Artículos Relacionados por categorias


1 comentario:

  1. hay una chingo información no lo dudo, otra cosas no sea falsificada. ya la bliografias. En este sentido degenero no puedo decir na. Muchos documento de las estadisticas tantos hambos lados puede falsificalas. lo que me pertubas de bibliografis he vistos. es que hablasn de paises menos de españa. no veo caso de estudio. y eldocumental puede como el le hicieron como respuesta a la verdad incomoda. lo que he oido en españas sobre lo maschismas y misoginos. No puedo comprobar pero quines me lo han dichos songentes muy cultas de puedo despostar al de confianza. El problemas españas realación generos.

    ResponderEliminar

Twittear