viernes, 23 de agosto de 2019

El seguro de sanidad de EEUU vs España

Luis ("desde Florida") analiza el seguro de sanidad de EEUU vs. el de España, mostrando con mayor detalle cómo funciona ahí, y derribando algunos mitos que existen sobre el mismo. 

Artículo de PlazaMoyua: 
En muchas conversaciones con españoles oigo su perplejidad: ¿Cómo un país tan rico no tiene un seguro de sanidad universal, como lo tiene España? Claro, la pregunta es corta y sencilla pero una respuesta que explique todos los factores envueltos, la forma de pago, la calidad, los tratamientos y el equipo usado, la investigación y descubrimiento de nuevas curas, los fármacos, las necesidades de un joven sano y las de un anciano…. es bastante más complicado. Que conste que no es mi intención defenderlos o criticarlos porque hay pros y cons en casi todo. Y para explicar bien el sistema o estructura (mejor dicho su ausencia total) de la sanidad de EEUU requiere mucho más que un párrafo. Es común oír de los españoles que en EEUU, un enfermo puede morir sin ser atendido en el hospital. Hombre, no puedo negar que haya ocurrido, EEUU tiene 330 millones de habitantes y aquí hay de todo. Pero una realidad es, que si un individuo va a emergencias, legalmente el hospital está forzado a atenderle. El que no tenga seguro ni fondos no impide que sea atendido. En el caso de que esté enfermo pero no es urgente, es muy posible que no le atiendan en ciertos hospitales, pero le informan de otros donde le reciben. Por lo que esa afirmación sobre “americanos que mueren por no tener seguro” es fake news. Repito, han podido ocurrir algunos caso por algunas circunstancias. Abajo hay un reportaje que verifica lo mencionado. Los hospitales envían al gobierno la información sobre los gastos que no han podido cobrar. Y en el 2013, el gobierno federal pagó a los hospitales $2.000 millones por atender en emergencias incluyendo un gran número de indocumentados.
Mientras todos los españoles con los que he hablado están felices con su sistema, también es una realidad que en él existen seguros privados para evitar las esperas, visitar mejores especialistas y clínicas, etc. O sea, lo bueno se paga, y me indica que lo privado es mejor que lo público. Por eso aquí tenemos mucho escepticismo sobre la calidad de lo socializado. Ejemplo claro: Los que han hecho el servicio militar tienen un seguro administrado por la Agencia de Veteranos del Pentágono. Es escandaloso la cantidad de muertes que ha habido esperando el turno en sus hospitales. Obama inició una reforma y Trump decidió darles la opción de servicios privados. Tenemos claro, como vemos en la educación pública, que entre los sindicatos y los burócratas florece una relación simbiótica que causa corrupción, mal manejo y resultados mediocres como mucho.
El que no haya un sistema o estructura estandarizada en EEUU, no me dice que la atención general al enfermo es inferior que en España. Aquí hay una infinidad de seguros. Lo más común (el 60% +o-) es que el empresario ofrezca uno para sus empleados. Pero estos seguros ofrecen diferentes beneficios dependiendo del poder económico de la empresa y del nivel del empleado. Hay empresas pequeñas como restaurantes familiares donde no ofrecen ningúno. Pero para muchos de estos, cuyo salario mensual es de $1.800 o menos (familia de 3) que quedan por debajo de la línea de pobreza y califican para el programa social MedicAid, que es un seguro de sanidad cubierto totalmente por el gobierno. Según las estadísticas, los que viven oficialmente en el nivel de la pobreza son el 15% o 47 millones. Pero los que están acogidos por el seguro de ayuda sanitaria son 75 millones. Lo que el gobierno gasta para la asistencia gratuita de los pobres son $550.000 millones o lo mismo que el total que gasta el gobierno español en todos sus programas.
Otros 170 millones reciben seguro de las empresas donde trabajan. Algunos tienen unos seguros “cadillac” envidiables negociados por los sindicatos. A las empresas fuertes también le interesa dar unos seguros muy buenos para atraer buen personal y a la vez evitar que esa “entrada” la tenga que declarar a Hacienda. Se considera un beneficio y no una entrada. En adición hay 7 millones de empresarios con empleados y otros 28 autónomos sin ellos. Claro, entre los autónomos conozco uno, mi yerno, que todo disgustado, se queja del costo del seguro para su familia. Tiene 40 años, son tres y paga unos $1.000 mensuales. Eso sí, no tiene tanto disgusto para pagar por un Jaguar del año, ni por las vacaciones que se ha dado en España, ni de la remodelación que le ha hecho a su casa. Su esposa, hija de la mía, estudió decoración de interiores y le gusta lo fino. Vino de Cuba con una mano delante y otra detrás hace 20 años y se queja de esta faceta, cuando está a punto de ser millonario. Sin duda es una bellísima persona y de un corazón sin fronteras, pero así de complicados somos los humanos. La entrada media de una familia es de más de $60.000 anuales
Después existe el plan Medicare, que es para los que tenemos más de 65 años. Y dentro de este plan hay varios otros: el A, B, C y D. Son planes subsidiados por el gobierno, pero que cada uno tiene una cobertura diferente y su correspondiente pago. En mi caso personal, pago $200/mes que me deducen del cheque del seguro social y punto. En cuanto a los beneficios, no podría estar más feliz. Me operaron de cáncer de la próstata con el método DaVinci (robótico) y mi copago fue de $800.00. Hace un año me fusionaron tres vertebras porque una estaba 10 m/m fuera de posición, causando serios dolores de la ciática y mi copago fue de $600.00. Cuando voy a la farmacia, un frasco de pastillas me cuesta $4.00. Las visitas al doctor $25 y al especialista $45. Todo muy manejable. Apunto a que trabajé para una empresa con un seguro excelente cotizando el máximo a la SS. Mi caso es definitivamente anecdótico, pero característico de la clase media.
De todas formas, en un intento para lograr una socialización de la sanidad, Obama instauró el controversial ObamaCare, oficialmente llamado ACA que traduce a Acta de Cuidados Asequibles. Afirmó que no afectaría a los seguros vigentes ni a la relación doctor/paciente. Todo falso. En este vídeo se puede escuchar al arquitecto del programa, el economista Jonathan Gruber, describir lo fácil que era engañar a los ingenuos votantes.
En julio del 2009, a los 5 meses de la inauguración de la nueva presidencia, se incorporó el proyecto de la ley ObamaCare y los republicanos y muchos independientes iniciaron una serie de protestas en contra del enorme gasto federal por la ayuda a los bancos en la Crisis Financiera y esta ley que afectaba a docenas de millones de individuos. La ley impuso a las empresas que ofrecieran los mínimos estipulados por la ACA y a la vez cobra impuestos a aquellos que ofrecen cobertura “cadillac”. Y esos mínimos, máximos y lo que el programa pagaba a los doctores y hospitales, causó considerable descontento. Pero los que se veían positivamente afectados, felices se acataron al programa por las subvenciones que recibían. Unas fotos sobre los manifestantes en Washington DC en septiembre del 2009. De uno a dos millones, actos que tuvieron poca cobertura en los medios.
El programa comenzó a ser implementado al 100% en el 2013 y en los últimos 6 años, la cantidad de individuos sin seguro se ha reducido de 44 millones a 27. Es lo que nos asegura esta organización que habla positivamente del programa. Los números gubernamentales no varían apenas.
Y nos dice que de los que no quieren tener seguro, el 45% piensa que es demasiado costoso. Para los que no quieren pagar el seguro hay una multa que depende del año, si es niño, adulto o familia. Para el año 2016, las multas era de casi $700/adulto, cerca de $350/niño y algo más de $2000/familia. No se sabe cuántos pagaron o evadieron, pero de lo primero que hizo Trump fue eliminar dichas multas, que tomaron efecto en el 1/1/2019. Una realidad es que el 0.8% de la población han preferido pagar las multas que los seguros.

Sobre las farmacéuticas.
Big Pharma es muy parecido a Big Oil (petroleras) en cuanto a imagen. Tampoco me pongo a defenderlos sino a proporcionar números. En este artículo de la Agencia de Contabilidad del gobierno, Las farmacéuticas tienen unas entradas de $800.000 millones, unas ganacias del 18% y gastan en I&D me figuro que unos $100.000 millones ($89.000 en 2014)
Según la revista Fortune, Big Pharma gasta el 60% del total que se gasta en EEUU en I&D. Otro 30% lo gasta el gobierno por mediación de la agencia NIH  y otro 10% de donaciones particulares: para el cáncer, parálisis accidental, autismo, célula madre, etc., etc. Un total de $150.000 millones que representan más de la mitad que todo el resto del mundo.
Este otro artículo muestra las nuevas medicinas introducidas y sus correspondientes países. En las últimas décadas EEUU ha dominado totalmente esta industria.

Sobre el equipo high-tech.
Abajo muestra que la cantidad de MRIs que hay por millón de habitantes, en España son 16 y el EEUU 37.
Los números sobre el método robótico Da Vinci para la cirugía son todavía superiores. EEUU tiene unos 2.500 sistemas y España y Portugal, 39.   https://davinci.imedhospitales.com/en/robotic-system-da-vinci/ Como, me pareció como una visita al dentista. Al día siguiente, caminando y otros 5 en un hotel cerca del hospital, por si acaso. Podía podía haber ido a casa, pero vivía a tres horas.
También es más prevalente el tratamiento para el cáncer, como la inmunoterapia. Y está comprobado que EEUU tiene una de los mejores estadísticas sobreviviendo el cáncer, precisamente por la abundancia del equipo de alta tecnología, los fármacos, un sondeo médico más profundo y un tratamiento más agresivo.
Debo apuntar que la tecnología avanzada no es necesariamente indispensable para muchas evaluaciones muy buenas. Probablemente, la mayoría. Lo que sí creo, es que puede ayudar bastante en muchos casos complicados y detectar antes ciertas enfermedades, lo cual puede significar la vida o la muerte. Y el sistema sanitario y legal de EEUU también tiene sus aspectos negativos. Obviamente, el mayor es el costo que ya discrimina a muchos. Y otro es que en el caso de negligencia o error del cirujano o doctor, al diagnosticar o operar, es muy posible que se encuentre con una demanda multimillonaria. Decenas de millones. Y el seguro que tiene que comprar el doctor, cuesta típicamente $20.000/anuales. Esto causa otros gastos adicionales por el método defensivo del doctor. Para evitar las demandas, exigen una cantidad enorme de pruebas de laboratorio, MRIs, ultrasonido, etc. Muchas veces totalmente innecesarias. También existe el tratamiento agresivo a los ancianos con poca vida restante, que resulta en ser un gasto dudoso para obtener muchas veces unos cuantos meses de vida, no necesariamente de calidad. Pero al menos, esto lo decide el paciente y no el gobierno. Como es natural, el doctor es un humano y entre nosotros no todos tenemos la ética debida. No hay forma de verificar, pero seguro que muchas veces recomiendan una operación cuando una fisioterapia es suficiente. Tuvieron dos ocasiones conmigo, pero actuaron de forma apropiada.
No existe la perfección entre humanos, por lo que tampoco pierdo mucho tiempo en lo que debería ser. Busco lo mejor dentro de lo que hay.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear