miércoles, 2 de diciembre de 2009

Otra limitación a la libertad más. Vamos pareciendo la Venezuela de Chavez. (Política, Economía. 83)

Menos libertad una vez más. La nueva es que la temperatura en los edificios y locales de uso público, como administraciones, bares, tiendas, estaciones o cines, no podrá superar los 21 grados en invierno ni bajar de 26 grados en verano, según el Real Decreto aprobado hoy por el Consejo de Ministros para fomentar el ahorro de energía. O sea, que si yo tengo una tiendecita, y tengo un calor tremendo, no puedo subir el aire porque no me dejan, aunque sea yo el que lo pague. Es increíble! (pero ellos, tranquilos, que estarán bien a gusto en sus despachos). Además, como siempre, esto conlleva más gastos (que seguro que afecta positivamente a algún amiguito, como no) y es que , la normativa establece además que los edificios y locales con acceso desde la calle deberán disponer de un sistema de cierre de puertas que impidan que éstas permanezcan abiertas permanentemente. Y si te acabas de cambiar la puerta, pues mala suerte.

Su aplicación será obligatoria en el interior de locales de uso administrativo, comercial (tiendas, supermercados, grandes almacenes o centros comerciales), cultural (teatros, cines, auditorios, centros de congresos o salas de exposiciones) o restauración (bares, restaurantes o cafeterías), así como de transporte de personas (estaciones y aeropuertos).

Esto recuerda cada vez más Venezuela, donde Chávez raciona la energía al pueblo, mientras gasta 1,5 millones en luz y agua en su presupuesto personal.

Así, este personaje, ha creado una normativa q penaliza a todo aquel que tarde más de tres minutos en ducharse imponiendo cartillas de racionamiento en el consumo de agua y electricidad, servicios que se han visto colapsados por el aumento de la demanda, según informó Europa Press.

El plan, que comenzó el 2 de Noviembre, establece reestricciones en el consumo y topes a partir de los cuales serán penalizados.

Para ahorrar agua, se ha hecho un " plan de abastecimiento especial" que dejará a la capital sin agua por un plazo máximo de 48 horas todas las semanas, ya q según sus palabras, "No estamos en tiempos de jacuzzi" y q ducharse más de 3 minutos es ser poco "comunista".

"Hay gente que se pone a cantar en el baño. Media hora en el baño. Tres minutos es más que suficiente. Tres minutos cuento yo y no quedo hediondo, se lo garantizo. Un minuto inicial. Hay gente que espera a que se caliente el agua. Agua potable además. Eso es un crimen. Un minuto en la ducha, un minuto para jabón y champú, y un minuto para quitárselo", dijo.

Y lo mismo para la luz, anunciando normas severas que obligan a las oficinas públicas a reducir su consumo en un 20 por ciento.

Por supuesto, Chavez no aplica a sí mismo el recorte de libertades que impone a los ciudadanos. En concreto, y según el diario Clarín, el Gobierno de Chávez tiene planeado que en el año 2010 los presupuestos de Presidencia aumenten un 638% respecto a 2009.

El plan que deberá ser aprobado antes del 15 de diciembre, incluye entre sus gastos 361.000 dólares para comprar trajes y calzados, 92.000 para llevarlos a la tintorería, 84.000 para "productos de tocador"como jabón, champú y papel higiénico, 2,7 millones de dólares asignados a agencias de festejos para gastos de alimentos y bebidas, 264.000 en prendas de vestir, 18.500 para calzados, 138.000 para la adquisición de revistas y periódicos y 405.000 para servicios de lavandería.

Menudo personaje.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear