miércoles, 23 de diciembre de 2009

Somos líderes en un nuevo ranking!!. (Economía, Política. 90)

Tranquilizaos un poco antes de saber en cual. Esta vez ha sido la agencia de rating (son empresas que miden el riesgo crediticio de compañías o Estados, y a mayor riesgo o peor rating, pagas más intereses por el dinero que te prestan) Moodýs la que nos situa en primer lugar en "Índice de miseria", un ránking en el que se computan los riesgos económicos y sociales derivados de los niveles de paro y déficit fiscal de 16 países en 2010.

El informe que publicó ayer Moody's llega en un mal momento, pues hace menos de una semana que Standard & Poor's (S&P), otra de las 3 agencias de rating más importantes del mundo, rebajó la perspectiva de la calificación del crédito soberano español de estable a negativa.
Así, España, con un déficit que ronda el 10% del PIB y una tasa de paro cercana al 20%, supera en este ránking a países como Letonia, Lituania, Irlanda, Grecia, Reino Unido e Islandia, algunas de las potencias que se han visto más afectadas por los efectos más perversos de la peor recesión de las últimas cuatro décadas.

“En los países en los que la deuda se ha incrementado de manera significativa (especialmente en aquellos en los que se ha convertido en inasequible) la necesidad de frenar el déficit pondrá a prueba la cohesión social", asegura. "Ese examen será más duro si decepciona el crecimiento y si los tipos de interés suben".

Y por qué estamos primeros? Moody's responde al poner a otros como ejemplo: "Sociedades cohesionadas como la de los países bálticos, Islandia o Irlanda han aceptado sacrificios (recortes salariales, recortes del gasto público, etc.) que parecían inimaginables un pocos años atrás y que parecen difícilmente replicables en sociedades comparables".

Pues eso, nuevos avisos sobre medidas, reformas estructurales, control del gasto público..., y van...Y q se hace aquí? Exactamente, nada, incrementar cada vez más el gasto, como si no ocurriera nada.

En otros países, la crisis de la deuda pública ya se ha materializado en recortes salariales de entre el 5% y el 20% para los funcionarios de Grecia, Irlanda, Letonia y California (sí, eso que aquí se toma por imposible)... Las cuentas de España ya están en el punto de mira con lo que no se puede descartar medidas similares a corto o medio plazo.

El sector de la vivienda todavía sigue sobrevalorado, ya que no se ha producido aún el necesario ajuste de precios. Un sector que, en plena burbuja inmobiliaria, llegó a representar de forma directa casi el 20% del PIB. Además, contamos con un elevado sobreendeudamiento privado.

En este sentido, el Gobierno letón ya decidió a mediados de año recortar un 10% las pensiones de los jubilados y un 20% el salario a los funcionarios para reducir su déficit y facilitar el rescate financiero del FMI y la UE, y el gobierno griego, ante la rebaja del rating de su deuda, y su elevado déficit público ha decidido recortar el salario de los funcionarios públicos un 10%. Por último, hoy mismo, como publica el Economista, Rumania eliminará alrededor de 100.000 empleos en el sector público el próximo año para cumplir con los requisitos contemplados en el plan de rescate pactado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según anunció el ministro de Finanzas rumano, Sebastian Vladescu.

El problema es que cuanto más se tarden en tomar medidas más se agrava el problema, porque supone un mayor endeudamiento del Estado, un mayor despilfarro de recursos al no dar importancia a la situación (desde negar la crisis, a decir que es una pequeña desaceleración, a una recesión pero que nos recuperariamos en Marzo pasado, luego después del verano, a finales de año, ahora es en el primer trimestre del 2010...) lo que lleva a seguir incrementando el gasto como si no ocurriera nada (el 18-12-09 se ha conocido que la deuda de las CC.AA. ha crecido un 33,2% en un año y volvió a batir su récord histórico, ya no digo el del Estado, que se ha más que duplicado) y por tanto esto implica mayor subida de impuestos para los contribuyentes (que también se negaba por televisión un mes antes de reconocerse oficialmente) y también implicará posteriores medidas más drásticas, como los despidos en el ámbito público y numerosos ERES en ayuntamientos, como acaba de ocurrir en el de Jerez, el quinto más grande de Andalucia, que ha tenido que hacer un ERE de 300 trabajadores por la deuda de más de 700 M € que acumula. Aún así, la medida de ejecutar un ERE resultará claramente insuficiente para aliviar la deuda a corto plazo. Las previsiones apuntan a que el Ayuntamiento de Jerez seguirá al menos otros 25 años con ‘números rojos’.

Y es que como dice el refrán, cuando veas las barbas de tu vecino cortar pon las tuyas a remojar...

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear