miércoles, 1 de junio de 2016

Imprimir dinero. La solución mágica a todos los problemas económicos. Respuesta a Eduardo Garzón

Guru Huky refuta a Eduardo Garzón y su solución mágica (e ingenua nunca dada) de imprimir moneda para acabar con todos los problemas económicos, afirmando que si un país se lo propone nunca quebraría por mucho que imprimiera, o que un país no necesita recaudar impuestos para poder gastar sin fin... 

Si la impresión monetaria fuera la solución, hace siglos que no habría pobreza en el mundo...


Artículo de Gurusblog: 

Me tropecé ayer cuando volvía a casa del trabajo con una serie de tuits del economista Eduardo Garzón, miembro del Consejo Científico de ATTAC y Doctorado en Economía Internacional.



Captura de pantalla 2016-05-28 a la(s) 00.00.47
Captura de pantalla 2016-05-28 a la(s) 00.01.03
Eduardo ha desarrollado la tesis, y la podéis leer aquí, según la cual la creación de dinero no provoca inflación.
La evidencia histórica en la que se basa Eduardo es que la hiperinflación no tiene cómo causa la impresión de dinero sino algún hecho “accidental” ya sea por un mal gobierno, una guerra o una catástrofe o alguna decisión de política económica errada que provoca una caída en la producción de un país que que según él es el verdadero  detonante de la hiperinflación.
Su observación es parcialmente correcta.  A cada gran periodo de hiperinflación de la historia, le ha precedido algún tipo de gran crisis económica, catástrofe o guerra que han reducido drásticamente la producción en un país y tiene razón Garzón en su tesis, la hiperinflación no  aparece sólo por un aumento de la cantidad de dinero. Sin embargo la causalidad que establece Eduardo, no es, bajo mi punto de vista,  correcta y es un matiz importante porque desmonta las dos afirmaciones que realiza en sus tuits.
La realidad es que la hiperinflación es principalmente un fenómeno provocado por un deterioro severo de la situación fiscal en un país que los Gobierno intentan cubrir imprimiendo masivas cantidades de dinero. La debilidad económica y la deflación son precursores de la hiperinflación y así ha sucedido a lo largo de la historia. Imprimir dinero para estimular una economía o aumentar el crecimiento del crédito es lo que puede llevar a tener inflación. La hiperinflación aparece cuando te pones a imprimir dinero porque el país está en quiebra, gastas mucho más de lo que ingresas y no puedes atender tu deuda sin cubrirla imprimiendo dinero.
Esto es algo que históricamente ha sucedido cuando los países se han embarcado en guerras, grandes catástrofes o en modelos económicos poco productivos. En estas situaciones los Estados entran rápidamente en posición de quiebra y los gobernantes se suelen sentir tentados en cubrir sus déficits imprimiendo dinero. Venezuela es el último ejemplo. Cuando un Estado entra en situación de quiebra técnica persistente sólo le quedan dos opciones. O default, o hiperinflación. Si es sensato  hará default y reestructurará su deuda. Si no es sensato y quiere aplazar el reconocimiento del problema se pondrá a imprimir para monetizar sus déficits sin corregirlos y llegará la hiperinflación.
Para que se de la hiperinflación es necesario que se produzcan dos factores. Uno que seimprima dinero de la nada y otro que aumente la velocidad del dinero. En el sistema monetario que tenemos hoy en día basado en el dinero fiat, es decir en dinero no respaldado por ningún activo y basado sólo en la confianza de la gente de que el valor de los billetes es el que es , la confianza es la palabra clave.
A la que la confianza se empieza a deteriorar  se entra en un espiral en la que se produce un drástico aumento de la velocidad de dinero. Para que nos entendamos la velocidad del dinero mide a la velocidad en que la gente se desprende de una divisa bien sea para comprar más bienes o servicios o para cambiarla por otros activos. Si se quiebra la confianza en el valor del dinero de un país, la gente, ante la posibilidad de que ese dinero pierda todo su valor (recordad que el dinero fiat no vale en el fondo nada sino solo lo que la gente cree que valga)  empezará a sacarse de encima esa divisa para comprar activos, bienes o servicios. Cualquier opción será más buena que tener esa divisa que no vale nada en tu bolsillo o en tu cuenta corriente. Por eso, pese a la desastrosa situación de la economía Venezolana la Bolsa de Caracas es la que más sube del mundo. Cualquier tipo de papel, incluso un papel de tanto riesgo como la renta variable es mejor que el papel de una divisa a la que se le está perdiendo la confianza en su valor.
La pérdida de confianza puede ser tanto interna cómo externa. Si es externa, el país en cuestión se quedará rápidamente sin divisas “fuertes” ya que del exterior sólo le venderán a cambio de que ese gobierno les entregue divisas fuertes. El resultado es que empieza una devaluación acelerada del valor de la divisa que refuerza la pérdida de confianza en su valor. La devaluación provoca una inflación en los bienes que se importan ya que cada vez se necesitará una mayor cantidad de moneda local para poder comprar la misma cantidad de dólares o euros que sirven para importar un bien del exterior. Llegados a este punto el efecto psicológico, basado en un percepción real de devaluación, está servido. La velocidad del dinero se dispara y se retroalimenta con una impresión cada vez mayor de la cantidad de dinero.
Este circulo infernal llega a su punto álgido cuando el Estado se queda sin divisas fuerte para poder importar bienes del exterior, ya nadie le quiere vender a cambio de su moneda, nadie la quiere ya que cualquier otro bien del mundo, aunque sea una piedra no perderá su valor de forma tan rápida. Esto empieza a provocar desabastecimientos generalizados que retroalimentan la hiperinflación.
En este punto se encuentra hoy Venezuela y este es el motivo por el cual Grecia no puede salir del euro sin más sin sufrir una enorme crisis humanitaria de proporciones gigantescas  ya que no tienen reservas de divisas fuertes con las que respaldar su nueva divisa. Eso lo sabía perfectamente Schauble y por eso Alemania sabía que Tsipras iba de farol y no iba a abandonar el euro. La nueva moneda griega nacería sin confianza ni respaldo de reservas de divisas fuertes y sin estos dos factores, el nuevo dracma griego no valdría nada y el país quedaría desabastecido.
¿Imprimir provoca hiperinflación?. La respuesta es no, no la provoca. Sin embargo imprimir sin límites o de forma desmesurada puede quebrar la confianza en el valor de una moneda, a medida que la confianza va disminuyendo esto provoca un fuerte aumento en la velocidad del dinero. La única forma  sencilla que tienes para frenar esta situación que te lleva a la hiperinflación sería  reduciendo la cantidad de dinero, pero eso no lo puedes hacer o no te lo puedes permitir sin quebrar si está incurriendo en déficits públicos persistentes que estas monetizando.
Una ecuación para entenderlo todo
Quedaros con esta ecuación:
MxV = PxQ
En esta ecuación tenemos que:
M = oferta monetaria
V = velocidad del dinero o ratio a la que la gente gasta el dinero.
P = Nivel de precios
Q= Cantidad de bienes y servicios que son producidos
PxQ= PIB
Según esta ecuación si la velocidad del dinero se mantiene constante y la oferta monetaria aumenta a un ritmo mayor que la cantidad de bienes y servicios que produce una economía entonces la diferencia debe compensarse con un incremento de la P o del nivel de precios. Si tienes déficits públicos persistentes que te obligan a imprimir dinero, es decir aumentar la oferta monetaria y tu economía no mejora su productividad, vas a tener inflación. Si cae además la confianza en tu divisa y a la vez que aumentamos la oferta monetaria se te dispara la V por la pérdida de confianza en el valor de tu divisa, entonces la P se te dispara y tendrás hiperinflación. Si encima has implementado un modelo económico poco productivo que te reduce la cantidad de bienes que produce tu economía entonces lo que tendrás es Venezuela o Zimbabue.
Imprimir dinero por si solo no produce hiperinflación. Dicho esto, si empiezas a imprimir dinero de forma sostenible por encima del crecimiento de tu PIB  lo normal es que generes inflación. Si imprimes dinero sin límite para cubrir déficits persistentes descontrolados empezarás a quebrar la confianza en el valor del dinero, dispararás la velocidad del dinero y tendrás hiperinflación. Si encima has implementado un modelo económico poco productivo, lograrás cuadrar el círculo de la pesadilla monetaria.
Si cómo afirma Eduardo en sus tuits, el Estado deja de recaudar impuestos y cubre el agujero imprimiendo dinero,  tarde o temprano si vas a acabar teniendo un problema de hiperinflación. Si en España volviéramos a la peseta y dejamos de recaudar impuestos, tendríamos que imprimir el equivalente a 400 mil millones de euros cada año o casi un 40% del PIB. Esto rompe claramente la ecuación que os he puesto, salvo que aumentamos la cantidad de bienes que produce nuestra economía en un 40% anual de forma sostenida. Si no lo hiciéramos, y es una tasa de crecimiento que no ha tenido ningún país en la historia, acabaría aumentando la P de precios, la confianza en la peseta hundiría, se dispararía la velocidad del dinero y acabaríamos teniendo hiperinflación.
No, un Estado no puede cubrir sus gastos imprimiendo dinero sin acabar provocando una catástrofe económica.
En Europa, EEUU, Japón y China, aunque no en la cantidad que lo ha hecho comparativamente Venezuela, sus Bancos Centrales pueden imprimir hoy dinero porque la velocidad del dinero está cayendo. Por eso no están logrando crear inflación. El fenómeno monetario que actualmente están viviendo los países desarrollados,  con caída continuas en la velocidad del dinero probablemente tenga que ver con una cuestión demográfica (una tesis que alguién debería desarrollar). Para Europa, EEUU, Japón y China la inflación aparecerá, cuando el sentido de la velocidad del dinero se revierta y vuelva a crecer.
Cuando esto suceda, si  estas cuatro zonas económicas siguen monetizando sus déficits públicos, correrán un peligro de entrar en hiperinflación ya que no podrán dejar de imprimir dinero para cubrir sus deudas por mucho que la velocidad del dinero empiece a dispararse y con ella los precios. Llegados a ese momento, será cuando el mundo se dará cuenta que estas cuatro grandes zonas económicas no pueden hacer frente a sus deudas y están en quiebra técnica.
Bonus: Mirad cómo está cayendo la velocidad del dinero en EEUU y…. en China !!
fed velocidad del dinero
velocidad dinero china
Y en Europa estamos en niveles Chinos. También con la velocidad del dinero por debajo de uno.
Os recomendamos leer:
Cuando la política monetaria acaba con cabezas rodando por el suelo

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada