miércoles, 15 de junio de 2016

Pablo Iglesias da la solución a la crisis en un minuto. Análisis de un apocalipsis anunciado

El título más correcto sería el de dar la receta para quebrar en un minuto.

Todo el minuto es un sin fin de barbaridades, empezando por la estupidez inicial mentando a Hayek, precisamente quien defendió toda su vida todo lo contrario a lo que sucede hoy (empezando por el monopolio y la manipulación monetaria y de los tipos de interés actual y pasando por la creciente y enorme injerencia estatal actual que caracteriza a Europa, con regulaciones, trabas, políticas "expansivas" y de gasto público, deuda e impuestos a niveles nunca vistos). Si hubo alguien que luchó contra las doctrinas keynesianas imperantes hoy fue precisamente Hayek, que precisamente recibió un Nobel por el fracaso de dichas políticas en los 70, con la generalizada estanflación (algo inexplicable para los keynesianos).


Hablar además de "totalitarismo de mercado" es lo más absurdo y cínico que se puede decir, pues es un oxímorón. Precisamente el mercado lo compone el conjunto de ciudadanos, y son éstos los que votan a diario con sus compras y demandas lo que se produce en el mercado (los productos, las cantidades, e indirectamente los salarios y los precios, en función de la demanda y la oferta). Si algo es el mercado, es una democracia, y no cada cuatro años, sino cada minuto, y no para una mayoría, sino para todos, incluidas las minorías, que también tienen nicho de mercado. Son precisamente los consumidores (toda el conjunto de gente) los que marcan la pauta a seguir por los empresarios, pues son éstos los que se deben amoldar a las demandas del consumidor si quieren obtener beneficios. Si no los satisfacen con mayor calidad o mejor precio (o ambas) serán apartados del mercado, obtendrán pérdidas y serán sustituidos por alguien mejor. Todo lo contrario a la verdadera DICTADURA, como la comunista o cualesquiera otra política, donde se impone a la sociedad qué debe producir, cuánto, con qué salario, en qué tarea, qué puedo o no hacer, qué religión seguir, con quién tener relaciones...y donde no importa lo que decidan los ciudadanos (incluso en democracia) pues pueden incumplir sus promesas al electorado (como así ocurre siempre) e imponer sus decisiones al conjunto de ciudadanos.

Pero la mentira, la manipulación y la tergiversación de la realidad es inherente a este personaje para "vender la moto" y engatusar a las masas, intentando crear enemigos ajenos de lo que precisamente provoca lo que él defiende.

Y las recetas que expone que tendría que llevar a cabo un partido en el poder (como él pretende conseguir) es un cúmulo de despropósitos que condena a una economía al absoluto fracaso y a su depauperización:

-Tomar el control de la política monetaria. Faltaría más. Poder tener el monopolio de la emisión de dinero para poder monetizar su ingente generación de gasto y deuda pública y comprar votos para mantenerse en el poder, creando una masa creciente de dependientes del poder estatal. Es decir lo también disfrutaron la Argentina peronista y kirchneriana y la Venezuela de Chávez y Maduro, o de la también socialista (con otro dictador despiadado al frente) Zimbabue. Fue esta solución de algo? En absoluto. Llevó a sus países a crisis económicas brutales, con inflaciones históricas (hoy Venezuela se acerca a una inflación cercana al 800%, mientras que Zimbabue produjo billetes de 100.000 millones de dólares, que equivalían a un dólar americano) y sus consecuentes devaluaciones del dinero (cada vez su moneda vale menos respecto al resto del mundo, por lo que su poder adquisitivo se reduce drásticamente y su capacidad de compra y de producción disminuye, especialmente en países dependientes del exterior).

-Para tener independencia monetaria, en Europa no es posible sin salir de la Unión Europea. Es decir, salir del Euro y volver a la peseta. Qué supone esto? La inmediata devaluación de la moneda (que en España no sería inferior al 30% o 40%, y que seguiría perdiendo valor dada la locura de política monetaria que pretenden llevar a cabo (emisión ingente de moneda y aumento de la oferta monetaria). Qué supone esto? La drástica pérdida del poder adquisitivo de la población. Destruir el ahorro del país, impagar la deuda actual, dejar de ser financiados por el exterior... Es decir, pérdida brutal del dinero de los pensionistas y ahorradores (dinero en cuentas y depósitos de ahorro) que perderían de la noche a la mañana de dicho porcentaje.
Habla de que así exportaríamos más. Sí, a corto plazo, pero no habla de que por la misma razón, las importaciones se dispararían, y España es precisamente un país dependiente de las importaciones. Por ejemplo, la gasolina (petróleo) se compra en dólares, por lo que veríamos de un día para otro como se encarecía un 30-40%. Lo mismo con los teléfonos móviles, los vehículos, los ordernadores, las medicinas, muchos alimentos...
Para ello, pretenderían nacionalizar la banca para apropiarse de todos los ahorros de la sociedad (la banca es un simple intermediario que presta el dinero de la gente que guarda ahí su dinero), para emplearlo en SU beneficio político. Por supuesto habla de hacer esto para "garantizar la inversión y el crédito para las familias y pymes", lo que ya se hace en mejor medida hoy. Lo que implica es volver a los años de burbuja de crédito, endeudar a mansalva más a la sociedad, crear nuevas burbujas y no gestionar el riesgo (que llegue a todo el mundo). Justo lo que sucedió, y que bien se vio con las Cajas en España (la banca pública en manos de políticos). Es decir, rescates continuos pues no hay intención de rentabilidad ni de gestión de riesgo, lo que lleva al empobrecimiento continuo de la sociedad, al despilfarro de recursos (siempre limitados), a la mala asignación del dinero (no se emplea allá donde es más demandado, necesario o productivo -que implica empleo sostenible, producción de bienes y servicios más necesarios y aumento de la prosperidad y de la productividad e innovación- sino que se da sin ton ni son, expandiendo el crédito, con consecuencias dramáticas para la sociedad (como hemos visto en años recientes, lo que aún es más grave que no se entienda lo más mínimo).
A su vez, exige (no puede ser de otra manera si pretende hacer el impago y salida del euro) llevar a cabo un corralito (control de capitales) inmediato del dinero para que la gente no pueda sacar el mismo del banco (ante el miedo a perder sus ahorros vía expropiación y devaluación, evitando todo tipo de fuga de capitales). Esto también se produjo en Argentina y Grecia, solucionándose esto mismo en Grecia con la aceptación del rescate para que la UE regara de liquidez al sistema financiero y devolviera la confianza de sus depósitos a los ciudadanos.
Fíjémonos cómo es el cuadro, que Siryza en Grecia, proclamando lo mismo, incumplió sus promesas (con la que había engañado a todo su pueblo) quedándose en el Euro y anunciando drásticos recortes de gasto y subidas de impuestos para evitar la absoluta quiebra (y que le dejaran más dinero).

-Por supuesto, nacionalización de sectores "estratégicos". Lo mismito que en Venezuela (pero no son chavistas, no y aplicando lo mismo, empezando por el discurso y acabando con las políticas, pero sin su riquezas naturales iba a pasar justo lo contrario, que no se ha dado nunca). ¿Qué es lo que ocurre cuando esto se produce? Distorsión absoluta del mercado, gestión sin cálculo económico, donde no prima la rentabilidad ni el beneficio. Implicaciones, y así ocurre con los ejemplos que tomemos? Incremento de costes, corrupción y explotación de dichos recursos por políticos, familiares y afines, colocaciones masivas y creación de más empleo "público". Reducción de la productividad, desvío de los recursos generados hacia otros ámbitos (subvenciones, gasto público, cuentas extranjeras, compra de votos...). Se deja así de invertir y reinvertir en el sector, se reduce la innovación, se reduce la producción, se producen fuertes pérdidas (se justifica en que no se busca la rentabilidad). En definitiva, pérdida de riqueza, bajada de salarios, empleo y de rentabilidad en el resto de sectores que tienen que subsidiar a los sectores ineficientes y en pérdidas (pero muy "estratégicos"), aumentando los impuestos en los mismos, y reduciendo sus beneficios (muchos irán entrando en pérdidas viéndose a cerrar y provocando más paro y menores salarios) e inversión (menos productividad futura, y en consecuencia menos producción y salarios reales futuros).

-Y estas consecuencias son las mismas para la propuesta reindustrialización. La industrialización va perdiendo peso en favor del sector terciario (servicios) conforme las sociedades son más desarrolladas y ricas. La industrialización es llevada a cabo por aquellos países más eficientes y competitivos. Si no se es competitivo en un mundo global con división internacional del trabajo, mantener un sector en pérdidas subvencionada es un gravísimo error con consecuencias muy negativas para la economía de una sociedad. Implica mantener artificialmente una empresa (y un número de trabajadores) a costa de destruir más empresas y más empleo en el resto de sectores obligando a su vez a pagar a los consumidores más dinero con productos menos eficientes y más caros (restando poder adquisitivo de la gente que no puede dedicar a una mayor cantidad de otros productos generando desempleo o mucho menos empleo en otras áreas, a la vez que reduce los salarios en dichas otras áreas (menos demanda de trabajo, más desempleo, menos salarios).

-Cómo no, exige más inversiones públicas (incluyendo más energía verde). Vamos, lo que ha ocurrido hasta ahora. Debe desconocer que ha habido una expansión del gasto de más de 650.000 millones (por encima de los ingresos) desde el 2009, no dando fruto alguno (sino todo lo contrario). Más planes E, trenes y aviones a ningún sitio impagables y que ha provocado una destrucción masiva de riqueza y empleo en España. Pero la solución es más de lo mismo multiplicado por dos.
Y precisamente, la "pobreza energética" de la que algunos hablan y recriminan ha venido provocado desde principios de la década pasada por inflar a primas y subvenciones muy por encima de lo aconsejable en una energía muchísima más cara que la convencional (y que además provocaba clientelismo y efecto llamada con primas garantizadas durante décadas muy por encima del precio de mercado). Consecuencia? Incremento de casi el doble de la factura eléctrica, donde más de un 60% de la misma son impuestos y costes fijos que impone el político. Pero si no era suficiente, más de lo mismo sin racionalidad alguna.

-Reforma fiscal "más redistributiva", acabando con el fraude de las grandes fortunas. Esto básicamente es una subida todavía más brutal (desde los máximos históricos actuales) de los impuestos, que por supuesto no será solo a ricos (este es el gancho para que se aplauda su propuesta), sino a todos (pues es matemáticamente imposible de otra manera). Y es que los datos demuestran que el Estado español no puede recaudar mucho más que ahora sin sablear en mucha mayor medida a todos los ciudadanos, entre ellos, las rentas bajas. Esto es precisamente lo que ocurre en los países nórdicos, cuya recaudación es mayor (es básicamente por este motivo -rentas bajas y receptores de rentas estatales pagan muchos más impuestos- junto con el menor desempleo -más gente paga impuestos- lo que produce que dichos estados recauden más, y no porque los "ricos" paguen más que aquí). Y por otra parte, la consecuencia de mordidas crecientes a las rentas y al capìtal, victimas del creciente expolio estatal a todo lo que se mueva y genera riqueza es lo que provoca (junto con la intromisión creciente en la actividad privada y la hiperinflación legislativa que encarece y restringe toda actividad económica) la fuga del mismo del país, el alejamiento y la huida de la inversión (externa o interna) el fraude (interno) para evitar pagar tanto en infiernos fiscales, los mercados negros (para hacer rentables actividades no rentables bajo el yugo estatal permitiendo así trabajar y producir a mucha gente que no lo podría hacer bajo la costosa maraña legislativa e impositiva). La consecuencia? Menos inversión, menos empleo, menos generación de riqueza y producción, menor satisfacción de las necesidades sociales, menor recaudación...

-Y por supuesto, para llevar a cabo todo esto, Evitando un golpe de Estado. No es raro que los ministerios que se quería quedar en su propuesta al PSOE fueran los relacionados con el militar, la defensa o inteligencia y espionaje. El militarismo es requisito fundamental del totalitarismo, para imponerse a la sociedad impidiendo toda reacción, y por supuesto, en su inmensa propaganda, emplear dichos medios coactivos para eliminar a la oposición e inventarse protestas como golpes de estado, haciendo enemigos de la "revolución" y de la "patria" a todo el que no comulgue con sus ideas y proteste. Es la historia de siempre, que se repite una vez tras otra...

Y como bien finaliza, todo ello...fuera de Europa para poder imponerlo...


Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada