miércoles, 5 de noviembre de 2014

Mariano Rajoy promete “una nueva rebaja de impuestos” si gana: nos toma por imbéciles

Elentir pone en evidencia la última mentira y tomadura de pelo de Rajoy, acerca de la última promesa electoral sobre bajada de impuestos...

En el artículo muestra cómo, pese a vender un cambio en muchos aspectos (ya sea ideológicos o económicos), nada de ello fue llevado a cabo, pudiéndose definir sin duda a una tercera legislatura del PSOE de Zapatero al seguir su mismo recetario...
Artículo de Contando Estrelas:
De cara a las próximas elecciones el PP tiene una pregunta de difícil respuesta: ¿qué puede ofrecer Rajoy a los españoles tras haber incumplido todas sus promesas electorales de 2011 y no haber conseguido, por mucho que ya la vendan, una recuperación económica? Tenemos 4.526.804 parados registrados (cuando llegó Rajoy al poder en noviembre de 2011 eran 4.420.642) y una deuda pública que ya roza el 100% del PIB (en noviembre de 2011 era del 68,5%).
Rajoy prometió un “cambio” pero ha hecho la tercera legislatura de Zapatero
Un partido que ha traicionado sus compromisos de forma tan pública y notoria como lo ha hecho el PP, arrastra una carencia de credibilidad que supone un auténtico lastre de cara a unas elecciones. ¿Os imagináis al PP diciendo que si gana el PSOE habrá más aborto, después de no haber movido un dedo para frenar esa matanza en tres años, para finalmente traicionar su promesa electoral de 2011 y anunciar que dejará intacta la Ley Aído? ¿Os imagináis a Rajoy prometiendo otra vez una enseñanza de calidad, después de aprobar una LOMCE que es un mero retoque cosmético de la LOE socialista?¿Os imagináis, en fin, al PP prometiendo un “cambio”, tras haber protagonizado la que podría titularse como tercera legislatura de Zapatero? Rajoy no ha tocado ninguna de las leyes ideológicas que impuso al PSOE en las dos legislaturas previas: la Ley del aborto, las que imponen la ideología de género, la que impone una “memoria histórica” al gusto de la izquierda guerracivilista, y un largo etcétera. En relación al terrorismo, el PP se ha cruzado de brazos ante la presencia de las marcas electorales de ETA en las instituciones, y ha excarcelado a etarras en mayor número que Zapatero. En materia económica ha seguido imponiendo un elevado esfuerzo fiscal a los españoles, para alimentar un cada vez mayor gasto público y, también, rescatar con nuestro dinero a las cajas de ahorros arruinadas por políticos y sindicalistas, igual que Zapatero. En casi todos los órdenes el PP ha gobernando siguiendo el recetario socialista, obteniendo resultados socialistas: más paro, más endeudamiento y una sociedad que ya no confía en la clase política, hasta tal punto que cada vez son más los que están dispuestos a emitir un voto de puro cabreo a una opción de ultraizquierda. En este sentido, Podemos es también la consecuencia de la nefasta política de Rajoy, que estafó a sus votantes tras obtener de ellos una mayoría absoluta.
En 2015 el escenario será aún peor que cuando Rajoy subió los impuestos
Lo que menos me esperaba yo es lo que he leído hoy en esta noticia de Europa Press, y no porque crea que este señor tiene un cierto pudor, sino porque me cuesta creer que insulte nuestra inteligencia de forma tan grosera, exponiéndose a ser objeto de iras y burlas. Hoy Rajoy ha tenido la inmensa jeta de “en la próxima legislatura volveré a plantear una nueva rebaja de impuestos”. ¿Nueva rebaja? ¿Y dónde está la vieja? Según él, aún se está tramitando en el Parlamento una rebaja del IRPF y del Impuesto de Sociedades. ¿Qué pretende, anunciarla la víspera de las elecciones después de haber subido todos los impuestos habidos y por haber durante el resto de la legislatura? Él mismo se ha dejado en evidencia al matizar que esta nueva promesa se hará “en la medida en que las cosas vayan a ir a mejor”. Teniendo en cuenta que como Presidente del Gobierno dispone de las cifras económicas que revelan el pésimo estado de nuestra economía, vistos los datos de paro y de deuda de España, y ante las previsiones de Bruselas de que España tendrá una deuda pública del 101,2% en 2016 y no cumplirá el objetivo de déficitestá claro que Rajoy sabe ya que no va a cumplir su promesa, porque va a tener un escenario económico aún peor que cuando llegó al poder.
Tras expoliarnos, dice que “el dinero está mejor en manos de las personas”
Aclaro mi última afirmación: no es que sea imposible bajar los impuestos en un escenario como éste. De hecho, la única forma que tiene España de recuperarse es bajando impuestos, adelgazando el Estado y liberalizando la economía para atraer inversores y volver a generar empleo. Pero Rajoy ya ha asumido la máxima socialista de que lo deseable es un Estado elefantiásico que obligue a exprimir cada vez más al contribuyente, aunque el resultado sea más paro y cargar cada vez más deuda pública sobre las espaldas de los contribuyentes y de las generaciones futuras. Hoy no ha tenido reparos en mentir al declarar que “el dinero está mejor en manos de las personas, se recauda más, se crea más empleo y los servicios públicos funcionan mejor”. Y no digo que mienta porque esto que dice no sea verdad, sino porque no se corresponde con lo que él hace. Para recaudar más y contradiciéndose a sí mismo, Rajoy prefiere quitar cada vez más dinero a los ciudadanos y a las empresas, y el resultado, lógicamente, es más paro y unos servicios públicos cada vez más deteriorados, pues en plena crisis, por mucho que saquee los ingresos y los ahorros de la población activa y de las empresas, con un gasto desbocado el Estado acaba perdiendo capacida recaudatoria: de hecho, pese a las subidas de impuestos, el Gobierno ha recaudado menos de lo esperado y por debajo del ritmo de aumento del gasto público. ¿Y ahora Rajoy quiere que creamos que va a cambiar de política, cuando todo apunta a que nuevamente traicionará su promesa? Definitivamente, este tipo nos toma a los españoles por unos imbéciles.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear