domingo, 30 de noviembre de 2014

Un “pastiche incoherente” e “irrealizable”. Chequeo al programa económico de Podemos.

Un breve chequeo de opiniones de distintos economistas contrastados al programa económico de Podemos.

Incoherencia, imposibilidad y efectos enormemente negativos y contraproducentes.

Artículo de Expansión (Vía Civismo):

El proyecto económico que planteó Podemos este jueves tiene un gran enemigo: las propias medidas incluídas en él. “No es un programa coherente”, es una de las críticas más repetidas por los economistas con los que ha contactado EXPANSIÓN. En efecto, las propuestas de Vicenç Navarro y Juan Torres se topan contra tres callejones sin salida: el de Europa, el de la deuda y el del empleo.
 
En primer lugar, se reclama que Europa asuma un papel central en la ayuda a España, aumentando el crédito, pero a la vez se afirma que “es materialmente imposible que se puedan llevar a cabo estas políticas [...] en el marco del euro tal y como está diseñado”. Dado que cambiar los estatutos del Banco Central Europeo requeriría el consenso de todos los socios y muchos de ellos no estarían dispuestos, no quedaría más remedio que salir del euro para cumplir el programa, lo que a su vez supone abandonar la Unión Europea.
 
De la misma forma, reestructurar la deuda puede tener sentido para la Unión Europea en el caso de deudas virtualmente impagables, como se hizo con Grecia. Sin embargo, es algo inasumible para los países acreedores cuando a la vez se les está pidiendo que financien un mayor déficit y rebajen artificilmente los costes de los bonos soberanos. “Quieren aumentar el despilfarro y que lo pague el Banco Central Europeo”, resume el economista de la Universidad de Washington Michele Boldrin.
 
Una quita de deuda, incluso, agravaría los problemas españoles. “La propuesta equivale a afirmar que la deuda es insostenible, algo cuyo simple anuncio llevaría a España al colapso financiero y a una situación más delicada que la de la crisis de la deuda soberana”, explica Santiago Carbó, Catedrático de Economía de la Bangor University e investigador de Funcas.
 
Más gasto
Finalmente, el avance económico se sustenta sobre la base de que el aumento del gasto incentiva la demanda interna pero, dado que sólo establecen desincentivos a la creación de empleo –subida artificial de sueldos, incremento “extraordinario” de las cotizaciones sociales, jornada de 35 horas semanales, derogación de la reforma laboral–, la mayor parte de las ventas se tiene que financiar con deuda exterior, que en España ya es una de las más elevadas del mundo. Por otra parte, Podemos trataría de obtener buena parte de este dinero de los impuestos a las rentas más altas, pero no hay ninguna garantía de que estas personas mantengan su aportación a las cuentas públicas. “Los autores del texto olvidan que la gente no tiene la obligación de vivir aquí, ni de prestarte dinero, ni de contratar”, replica el profesor de la London School of Economics Luis Garicano.
 
LAS OPINIONES

PEDRO SCHWARTZ. Universidad CEU San Pablo y ‘think tank’ Civismo
“Los trabajadores sufrirán los impuestos”.
“Cuando se habla de subir las cotizaciones sociales que paga el empresario, no entienden que esa tributación se traslada y serán los trabajadores quienes la sufran, en forma de un menor sueldo. Si a la vez se pretende una subida de salarios y una rebaja de las horas trabajadas, el paro se disparará. En el fondo, en Podemos no entienden que el crecimiento no viene del consumo, sino de la inversión. Y entonces, ¿cómo quieren que el PIB crezca para pagar todo esto?”.

DANIEL LACALLE. Autor de ‘Nosotros los mercados’ y ‘La madre de todas las batallas’
“Los mismos errores que causaron la crisis”
 “El documento presentado por Pablo Iglesias habla de gasto pero sin decir en qué. Si se busca la rentabilidad social, eso significa que no tiene rentabilidad económica, pero entonces no se mejora la productividad y no hay forma de pagar las deudas. Así se vuelve a los mismos problemas de deuda que causaron la crisis. Por otra parte, si aumenta la masa monetaria sin mayor una producción, eso se traduce en inflación y, a futuro, más impuestos para las clases medias”.

LUIS GARICANO. Profesor de Economía y Estrategia en London School of Economics
“El programa implica salir del euro”
 “Aunque el texto da por hecho que España quedará dentro del euro, es imposible cumplir con el resto del programa sin salir de él, porque es necesario el acuerdo de todos los países para reformar las instituciones y muchos de ellos, como Alemania, Austria o Finlandia, no van a estar de acuerdo. Por otra parte, el programa implicaría elevar el déficit hasta los 10 puntos, pero, ¿quién le va a prestar 100.000 millones al año a un Gobierno que no tiene intención de pagarlos?”

JOSÉ GARCÍA MONTALVO. Catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra.
“Es un pastiche de propuestas sin sentido”
 “No es un programa integral, es un pastiche de muchas propuestas incoherentes. Algunas de ellas ya funcionan, otras son deseos indefinidos a futuros y muchas sólo buscan votos. Vicenç Navarro recurre al principio de autoridad, diciendo que el Banco Mundial o la Organización Internacional del Trabajo avalan estas medidas, pero es imposible que aprueben el texto completo. Por ejemplo, no se puede impulsar el gasto a no ser que no lo vayamos a pagar”.

JOAQUÍN MAUDOS. Catedrático de la Universidad de Valencia y director adjunto de IVIE
“La banca pública no es una buena idea”
 “Volver a la banca pública no es una buena idea, porque es menos eficiente y porque el Instituto de Crédito Oficial no tiene experiencia ni medios para valorar el riesgo de las operaciones. Sin embargo, si el crédito es ‘un bien público’ esencial para la economía, como ellos defienden, el banco debe ‘creer’ en la solvencia del prestatario. También dicen que se han dado 130.000 millones en ayudas a la banca cuando el Banco de España cuantifica 61.000 millones”.

LUIS FABIÁN MÁRQUEZ. Presidente de Analistas de Relaciones Industriales
“Los convenios europeos son inviables”
 “Es una propuesta que parte de una ideología, pero que no es viable en la práctica y, de hecho, el Erario no lo podría financiar. El incremento de las cotizaciones a la Seguridad Social no es viable, porque somos uno de los países más caros de Europa junto a Francia y así se incentivaría el fraude fiscal; no se puede fijar convenios a nivel europeo porque las condiciones son muy diferentes; y no se puede topar el salario máximo porque los directivos emigrarían”.

MICHELE BOLDRIN. Profesor de la Universidad de Washington en San Luis
“Una mezcla de Venezuela y Argentina”
 “Todos estamos de acuerdo en los objetivos, pero las medidas nos llevan a una mezcla de Venezuela, Argentina y Bolivia. En Venezuela, por ejemplo, las trabas a las empresas han hundido el funcionamiento del país. Algunos aspectos recuerdan a tiempos de Franco, son medidas que los falangistas y los comunistas comparten. Y no pueden funcionar, porque quieren aumentar el despilfarro y que lo pague el BCE, y eso Europa no lo va a aceptar”.

CÉSAR MOLINAS. Economista
“Parecen dispuestos a quebrar el país”
 “Las propuestas parecen una carta a los Reyes Magos escrita por unos republicanos dispuestos a hacer quebrar sus reinos. No les encuentro ni pies ni cabeza. Sintomáticamente, no desentonan de lo que es habitual en nuestro país en períodos electorales. Sin ir más lejos, el PP ganó las elecciones de 2011 con una propuesta de rebaja de impuestos. En la política española hace falta más seriedad y respeto por los votantes, a los que se trata como a débiles mentales”.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear