viernes, 9 de septiembre de 2016

Revertir la reforma laboral no mejorará el mercado laboral

Daniel Lacalle muestra de manera evidente cómo revertir la reforma laboral no mejorará el mercado laboral (como no lo hizo la anterior -de hecho la legislación laboral previa, como todas las que ha habido en democracia fueron desastrosas-). 

Hechos y no palabras...

Artículo de su blog personal:

  • “Revertir la reforma laboral, recuperar la negociación colectiva y subir el salario mínimo mejorarán los salarios de los trabajadores” … Pues no
Volver a la rigidez laboral de los 80-90 no solo no reduce la temporalidad, sino que ataca el empleo y aumenta la precariedad.
Entre 1977 y 1985, con los sindicatos al mando del mercado laboral, el desempleo se disparó al 21,6% y estuvo 11 trimestres por encima del 20%.
Antes de la entrada en el euro, el paro estuvo 20 trimestres por encima del 20% y llegó al 24,5%.
La temporalidad en España era del 35% antes de la crisis y el porcentaje de contratos temporales sobre fijos era la misma que hoy antes de la reforma laboral de 2010 y 2012 que quieren derogar.

Vean los salarios reales durante el maravilloso periodo de control sindical…

Salarios reales

. La temporalidad era más alta en 2006 que en 2015
Tasa-temporalidad-ciclo

temporalidad ue

temporalidad--620x349

. España ha tenido una media de paro del 18% entre 1980 y 2011.

EPA_Parados
EPA_TasadeParo (1)

. El mito de la precariedad y los contratos fijos…. Menos de un 3% de los contratos son de menos de tres meses.
precariedad2

Paro agosto 2

Paro agosto


Y es que el gran problema del paro en España se encuentra en que varias formaciones políticas ignoran la realidad de la empresa española y de la fiscalidad y administración entorpecedora.
El empresario español no es un multimillonario subido en un jet a Panamá. La mayoría, un 90%, son pymes, de hecho son microempresas. Más de un millón de microempresas, alrededor de 100.000 pequeñas y poco más de 4.100 grandes empresas. Con las cuotas sociales más altas de la OCDE y el tsunami burocrático al que muchas comunidades autónomas someten a autónomos y pymes, esa pobre transición a gran empresa parece que se saboteara desde las administraciones, aunque fuera de forma inconsciente –espero-. España sigue siendo el país de Europa con las cotizaciones a la Seguridad Social más altas, con más del 28%, sólo por detrás de Italia y Portugal. En los países líderes de la UE y la OCDE, las cotizaciones fluctúan entre un 15% y el 20%.
Mientras en la OCDE la media de gasto en políticas activas de empleo no alcanzaba el 0,6% del PIB, en EEUU no llegaba al 0,15%, en la Unión Europea es de más del 1% y en España supera el 0,9%. Países que gastan mucho menos en dichas políticas o las dedican a reducir impuestos tienen la mitad de desempleo que la Unión Europea y una fracción del español.
Si gastar en políticas de empleo fuese la solución, la Unión Europea sería campeona mundial del trabajo, no reina de la OCDE de paro.
Reino Unido ha creado más puestos de trabajo en cuatro años que toda la Unión Europea junta, y, sin embargo, ¿a qué modelo queremos equiparar nuestro mercado de trabajo?. Al dirigista francés, que no solo no ha mejorado la temporalidad ni el desempleo juvenil en sus fronteras, sino que además el propio ministro Macron propone una reforma laboral similar a la española, que aquí quieren derogar.
FLEXIBILIDAD DANESA
Países como Reino Unido o Irlanda tienen mercados laborales más flexibles y más parecidos al de Estados Unidos, y bajo desempleo. Dinamarca y Holanda son países con elevadas prestaciones por desempleo, pero flexibilidad total. No solo el coste de contratación y las cuotas sociales son muy inferiores. El despido en Dinamarca es prácticamente gratis en casi todos los casos y el salario mínimo interprofesional no se impone por ley. Estos países coinciden en contar con altos índices de Libertad Económica y Facilidad para Crear Empresas. De hecho, los países con menores niveles de paro se encuentran entre los 10-20 mejores de esos ránkings. Y lo siento mucho, pero el pacto PSOE-Ciudadanos, que incorpora como “objetivo” mejorar en la facilidad para crear empresas, no lo va a conseguir aumentando impuestos eliminando deducciones y creando nuevos, subiendo cuotas al 90% de los autónomos, ni creando observatorios de “los salarios” y “competitividad”.
Un sistema de incentivos incorrecto lleva a que la tasa natural de desempleo suba y no mejore el paro. Y en un país que lleva décadas con récords de desempleo implementando el dirigismo y aumentando esfuerzo fiscal y trabas burocráticas, no lo va a reducir volviendo a implementar las mismas medidas. Necesitamos muchas más empresas y mucho más grandes. Eso no lo va a decidir un comité ni un círculo de politólogos. Acabar con el paro pasa por eliminar los incentivos económicos para que se perpetúe.

Gráficos cortesía Daniel Marbella, Javier GEC, Diego de la Cruz, Javier Sevillano, BBVA, El País, Cinco Días, ABC, Ministerio Empleo, Eurostat

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada