sábado, 19 de noviembre de 2011

El ejemplo de la CAM para explicar el desastre de las políticas keynesianas y socialistas en la economía. (Política, Economía. 434)

Es realmente repugnante ver cómo las autoridades públicas abusan de su poder para apoderarse de los recursos de los ciudadanos en beneficio propio, y todo sin ningún tipo de responsabilidad para ellos.

El ejemplo de lo que está pasando con las Cajas en España demuestra una vez más el error de las políticas intervencionistas del Estado (apoyadas por el keynesianismo neoliberal como aún en mayor medida por las políticas socialistas (socialización de las pérdidas entre todos los contribuyentes, y no por parte del responsable), políticas que son justo lo contrario a lo que defendemos los liberales, debido a las negativas consecuencias que tienen estas políticas para el conjunto de la sociedad.  

Voy a intentar describir de manera breve la principal razón del por qué de esta crisis, de la burbuja provocada y de la nula gestión del riesgo y de responsabilidades llevada a cabon con un ejemplo muy sencillo y gráfico como el de la CAM:

Primero expondre muy resumidamente el caso de la CAM (Caja Ahorros del Mediterráneo), con su situación (ha ocurrido con más Cajas, pero este es el caso más flagrante) para explicar posteriormente el origen de todo este problema en el que estamos metidos y el por qué los liberales criticamos abiertamente las políticas llevadas a cabo, y sus consecuencias para el ciudadano:

La entidad CAM, de gestión pública ha manipulado sus cuentas hasta que se descubrió su inmenso agujero.

-De repente pasa de tener beneficios el año anterior de 142M € a unas pérdidas de 1.731 millones de euros en los nueve primeros meses del 2011 pasando de una morosidad del 5,2% al 20,8% (lo que implica fuertes pérdidas futuras e insostenibles), pero es que durante el primer trimestre publicaba todavía resultados de 40M € de beneficio.

-El Banco de España sabía del fuerte agujero de la CAM, y estuvo ocultando durante más de 8 meses el mismo para intentar que se fusionara con otras Cajas.

-El agujero alcanzaba ya en julio los 5.800M €. El Banco de España aprobaba conceder una línea de crédito de 3.000 millones a Caja del Mediterráneo, además de los 2.800 millones que le inyectará el FROB, para garantizar que la entidad pueda seguir operando. Además, el Estado se haría con entre el 75% y el 80% del capital.

-Y el problema es que el agujero puede llegar a los 20.000M €

Y todo esto acompañado entre otras cosas del escándalo de la exdirectora en relación a la pensión vitalicia de 370.000€ y falsdedad de cuentas o las nuevas acusaciones a los exgestores de la CAM, sobre "servicios constatados de los antiguos directivos de mujeres prostitutas de muy alto standing en Suiza, a 2.000 euros la hora", junto con hoteles de lujo en el mismo país y en la India, de pensiones vitalicias de 30.000 euros mensuales o de sueldos de 700.000 euros anuales".

Esto demuestra el grave error y lo que supone la gestión pública en la economía.
¿Por qué nadie actuó? Porque como se reconoce, estaban dentro los políticos. ¿Y cómo van a sancionar a la entidad que les dejaba dinero, y les permitía todos estos abusos y beneficios propios financiando a amigos, sus faraónicos proyectos políticos...?

Y cuál es el origen de todo esto?

1) El intervencionismo de las autoridades primero en los tipos de interés, no dejando actuar al mercado libremente, sino imponiendo tipos muy bajos (negativos en términos reales) como en la década anterior con el fin de fomentar el crecimiento (eso sí vía deuda), fomentando así el endeudamiento (ya que endeudarte te sale gratis considerando la inflación, por lo que cualquier proyecto o inversión va a ser rentable practicamente) y el riesgo (incremento en mayor medida el riesgo de mi inversión endeudándome mucho más, puesto que devolver la deuda es "gratis" (si incluimos la inflación).
Y cuál es la consecuencia de todo esto? Las burbujas, como por ejemplo la inmobiliaria que estamos padeciendo.

2) El intervencionismo público en el ámbito privado. Es decir, que las autoridades avalen los préstamos que dan las entidades financieras para incentivar un mayor número de préstamos, lo que producirá un mayor crecimiento económico, impuestos, bienestar a corto plazo, y por tanto, más votos para los políticos.
Qué suponen estos avales. Que el gobierno les dice (e incentiva) a los bancos que pueden prestar más, sin considerar el riesgo de impago, puesto que si no pagan, responde el Estado de esas deudas, y no el banco.

Cuáles son las consecuencias de esta intervención y estos avales? Pues supone que las entidades no controlarán el riesgo de los préstamos que dan, puesto que tienen detrás la red del Estado, por lo que darán el mayor número de créditos posibles, ganando así mucho más dinero. Y si hacen lo correcto, y no dan préstamos a gente con riesgo de no pagar, perderán el cliente y se lo llevará la oficina de enfrente, ganando más dinero la de enfrente y no quién lo haga bien, que corre el riesgo de ser despedido además por no cumplir objetivos. Por tanto, se incentiva la mala praxis y la mala gestión.

Es decir, se ha desvirtuado el correcto funcionamiento del mercado y de las empresas, de la economía, donde el riesgo es un factor fundamental en la toma de decisiones. Eliminando este factor, se producen aberraciones como las ocurridas y si el que las hace no paga, y se paga entre todos, la aberración es completa, fomentando el endeudamiento y al imprudente y perjudicando gravemente al ahorrador y al buen gestor, haciéndo pagar a justos por pecadores y castigando el ahorro, fuente de la riqueza futura y sostenible de una sociedad  (pero claro, al gobierno de turno le importa bien poco lo que pase en el futuro, sino lo que pasa en el presente, es decir seguir en el poder).

En definitiva, el sistema defiende la privatización de los beneficios y la socialización de las pérdidas y por tanto la injusticia social.

Y todo esto es lo que venimos criticando los liberales mucho antes de la explosión de la burbuja, de la misma manera que criticamos ahora las nuevas burbujas que se están produciendo por las respuestas políticas que se están dando.

Obviamente, las soluciones a tomar después de décadas de mal funcionamiento son duras y difíciles en cualquier caso, lo que no hubiera ocurrido si las políticas socialistas y keynesianas no se hubiesen llevado a cabo. Sí, se hubiera producido un menor crecimiento, pero no hubiera sido artificial (una ilusión vía deuda) ni insostenible, y desde luego, no hubiera sido injusto para muchos millones de personas, y no estarían quebrando los Estados dejando endeudadas a las generaciones presentes y futuras, constriñiendo cada vez más el bolsillo del ciudadano, y lo más importante, su libertad.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear