domingo, 6 de noviembre de 2011

La falacia de la ventana rota. Desmontando a Keynes y las políticas actuales. (Política, Economía. 417)

Los políticos, gobiernos y sistemas públicos incrementan sin cesar el gasto público, la creación de empresas públicas, los empleos públicos, las subvenciones e impuestos creyendo en la "Teoría de la ventana rota". Un buen ejemplo ha sido la milmillonaria inversión en el Plan E, gastando dinero de manera absurda en gastos absolutamente improductivos y además vía deuda, lo que es más costoso, sin ver las nefastas y negativas consecuencias que tiene esas políticas en la sociedad.

Este video corto explica perfectamente dicha falacia:

Artículos Relacionados por categorias


2 comentarios:

  1. Una simplificación pueril. Ojalá la economía fuera tan simple como eso. Las guerras y catástrofes también cambian la actitud de las personas frente al trabajo y la riqueza. Véase la posguerra mundial II, o el post-Fukushima.

    ResponderEliminar
  2. En absoluto. Lee con detenimiento "La ventana rota" de Bastiat, bien explicada también en la divulgativa "Economía en una lección" de Hazlitt y lo entenderás bien. Precisamente porque la economía no es tan simple no funciona la recurrente política de "la ventana rota" que se lleva a cabo constantemente. Y entenderás la diferencia como bien muestra Bastiat entre un buen economista y uno malo, que diferencie entre "lo que se ve y lo que no se ve"

    ResponderEliminar

Twittear