miércoles, 16 de noviembre de 2011

Las escuelas de negocios lideran la educación, ¿por qué los centros públicos no? (Educación, Salud. 59)

Aunque no es algo exactamente comparable, sí trae a la reflexión varios elementos a mejorar y cambiar por la universidad pública, y que lastran sus resultados y verdadero fin:

"Mientras los rankings internacionales sitúan a la universidad pública y a la enseñanza española a la cola de las primeras potencias mundiales, las escuelas de negocio en España cada vez están mejor valoradas y se erigen entre las principales posiciones del mundo.

Así sucede con IE Business School que, según el ranking de programas Executive MBA de Bloomberg BusinessWeek, es la primera de Europa y la cuarta del mundo. La IE ha escalado posiciones en estos años, pero no sólo en esta clasificación, sino que está presente en los principales rankings de MBA del mundo como los del Financial Times (tercera de Europa y octava del mundo), Forbes (tercera del mundo) y Wall Street Journal (primera del mundo fuera de EE.UU.), entre otros.

Respecto al rango de la escuela de negocios teniendo en cuenta todas las universidades del mundo, IE ha sido elegida por el International Herald Tribune como la número 45 en la que las empresas buscan a sus trabajadores, lo que significa que la empleabilidad de sus estudiantes es muy tenida en cuenta por los grandes grupos internacionales.

Las principales conclusiones del estudio es que las instituciones que aparecen tienen un estrecho contacto con el mundo empresarial y los alumnos ya cuentan con experiencia cuando se gradúan. “Es una gran satisfacción ver nuestro modelo universitario reconocido por reclutadores de todo el mundo. IE University mantiene un estrecho contacto con el mundo empresarial, y este informe constata que esta conexión es más necesaria que nunca”, indica Salvador Carmona, rector de la universidad. Da qué pensar que sólo dos universidades españolas, y privadas – IE University y la Universidad de Navarra-, aparezcan en el citado ranking.

Más comunicadas con el mundo exterior

La empleabilidad, como fin principal de la formación, es uno de los elementos fundamentales para el prestigio de estas escuelas. Así lo explica a El Confidencial Félix Valdivieso, director de comunicación de IE Business School. “Normalmente nuestros programas son más adecuados porque están muy orientados al mercado y a la actualidad y si uno no funciona se suprime. Los planes de la universidad pública, sin embargo, son muy antiguos”, comenta. Esto desemboca en una contratación por parte de las empresas para que sus trabajadores estén formados a partir de los conocimientos más novedosos.

Desde ESADE –que según la clasificación de Business Week es la quinta escuela de negocios mundial en programas para directivos- comentan a El Confidencial que “son dos realidades distintas” que incluyen a segmentos de población que “no siempre coinciden”. Sin embargo, están de acuerdo en que “les distingue una histórica mejor orientación al mercado, tanto de captación de participantes, como de apoyo al estudiante en su salida laboral posterior”.

Según explican, esta escuela “apuesta por acercar la empresa a la universidad, algo clave para nutir sus contenidos y programas de la experiencia real del día a día”. También aluden a la “flexibilidad en la contratación de profesorado colaborador” y a que los docentes con experiencia internacional están más presentes en este tipo de centros.

En ESADE afirman que esa consideración y reconocimiento con el que cuentan se debe a que “avanzan en la empresa” al “evitar reproducir las rutinas del negocio y apuntar las nuevas tendencias y las posibles innovaciones en cada sector del negocio”. “Es cuando se produce esta realidad cuando la empresa identifica a las escuelas de negocio como un factor clave para su desarrollo futuro. Esto implica que en ellas va a encontrar a los profesionales mejor formados y con una mentalidad más global”. Además, ponen como ejemplo que el 90 por ciento de sus alumnos de MBA encuentran trabajo a los tres meses de graduarse”.

Valdivieso considera que otro de los factores principales que diferencian a las escuelas de negocios con el resto de centros educativos es “la rigidez”. “Las escuelas de negocios son más ágiles y tienen la sensibilidad para estar comunicadas con el mundo exterior”, argumenta. Mientras, la educación tradicional se rige por unos parámetros que en algunos casos están obsoletos. Además, considera que mientras las escuelas de negocio “están presentes en todos los foros donde pueden tener visibilidad, las públicas no lo hacen porque no tienen la necesidad de buscar una pantalla para conseguir alumnos”.

Se busca internacionalización y espíritu crítico

Otra de las causas que determinan el éxito de estas escuelas es que carecen de pruebas como la PAU y que dan las clases en inglés, pudiendo realizar una mayor movilidad de los alumnos y preparándolos para los retos de la economía globalizada. Este es uno de los asuntos más polémicos del resto de universidades españolas que carecen de clase bilingües y que gradúan alumnos sin conocimientos de otras lenguas.

Respecto a la falta de espíritu crítico que en muchas ocasiones se ha recriminado a las escuelas privadas, ya que la alta conexión que existe con el mundo empresarial en algunos casos limita las críticas que se hacen a las compañías, Félix Valdivieso cree que esto no es así y asegura “que sí existe el espíritu crítico. “En la gran mayoría de las escuelas de negocios se habla del sector y se dan opiniones” sobre lo que se necesita hacer, pero explica que es cierto que en los últimos años la actualidad centrada en la crisis económica es una buena prueba de que “ahora hay más demanda”.

Desde ESADE aseguran que “no van a renunciar” al espíritu crítico y explican que ellos aspiran a “formar personas profesionalmente competentes a la vez que plenamente conscientes del impacto y responsabilidad social de sus acciones como directivos”. Ponen como ejemplo el Instituto de Innovación Social fundado hace más de 15 años y que está orientado “a la formación y apoyo de los líderes sociales de entidades sin ánimo de lucro”.

Por último, el director del IE Business School comenta el gran prestigio que supone para el país que haya centros educativos que son líderes en enseñanza. “Creo que tenemos empresas punteras en otros sectores como las telecomunicaciones y la banca. Es fundamental para España ser referente en todos los sectores posibles”, comenta.

También dice que ellos trabajan para salir en estos rankings y actúan para mejorar cuando no se les tiene en cuenta, algo que no ocurre en el resto de universidades, y asegura que el hecho de que aparezcan otras escuelas no es un problema de competencia, sino que “refuerza su posición”.

En ESADE argumentan que “son un factor de negocio y crecimiento para España” y remiten a los datos de su alumnado. Más del 90 por ciento de sus participantes son extranjeros, con lo que “España consigue atraer a centenares de profesionales y directivos de empresas de todo el mundo que se instalan por un tiempo y que acaban creando sus propias empresas y negocios”. Además, instan al nuevo gobierno “a trabajar con ellos de la mano en la proyección exterior de España”."

Fuente: El Confidencial

Artículos Relacionados por categorias


1 comentario:

  1. Básico hacer un MBA en la acualidad.

    Saludos,

    http://educacion-exito.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Twittear