viernes, 4 de noviembre de 2011

Los alcaldes disparan hasta un 26% la presión fiscal a las familias. (Política, Economía. 412)

Sigue la asfixia sobre el contribuyente por parte de los ayuntamientos, tras la pésima gestión pública de nuetros recursos, la corrupción presente y el despilfarro y cultura de la subvención. Y esto es desgraciadamente lo que defienden muchos partidos políticos y votantes, sin saber las consecuencias que conllevan. Luego vienen las quejas:

"En busca de la recaudación perdida y con la deuda en los talones, las grandes ciudades se han lanzado en 2011 a elevar la presión fiscal sobre las familias.

En algunas capitales, como Valencia, la tributación fiscal de una familia tipo ha subido hasta un 26% con respecto a 2010, según el Ránking Tributario de los Municipios Españoles.

Las familias españolas han sufrido un nuevo golpe fiscal, en esta ocasión a través de los pagos fiscales que realizan a los ayuntamientos. La presión fiscal local ha subido sobre el año pasado con fuerza en todas las grandes capitales de provincia menos Sevilla, aunque ésta sigue siendo en la que más impuestos se pagan.

Una familia tipo destinará nada menos 693 euros a los tributos locales en 2011; una cantidad muy elevada, pese a ser un 3% menor que en 2010. La segunda gran ciudad con más carga impositiva es Valencia, con 673 euros anuales. Es decir, 140 euros más que el año pasado (el citado 26%). En Barcelona el incremento de la presión sobre las familias ha sido menor, del 1,8%, por lo que un hogar de la ciudad condal abona 667 euros en impuestos municipales.

Zaragoza ha sido la segunda gran urbe en la que más se ha disparado este indicador. En concreto, un 23%. Si en 2010 los impuestos locales le costaban a una familia zaragozana 463 euros, ahora 570. En penúltimo lugar se sitúa Madrid, con una presión de 553 euros para una familia media (un 2,2% más que en 2010). Y en último, Málaga (532 euros, un 7,8% interanual más).

¿De dónde sale este aumento generalizado de la carga fiscal? Las principales subidas se han registrado en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (un 4,6%, de media) y en el Impuesto de Actividades Económicas (un 3%). No obstante, sí es cierto que en ambos impuestos la cuota media del impuesto que se tiene que pagar no ha crecido en algunas de las principales capitales.

Málaga y Murcia se han convertido en las capitales de provincia, de entre las principales, donde se paga más cuota de IBI. En la primera, 103,7 euros y en la segunda, 102,41. Sevilla ha descendido dos puestos (el año pasado era la primera), ya que ahora el pago medio del impuesto se ha situado en 102,2 euros. Barcelona le sigue con 96,34 euros y a la cola están Valencia (86,06 euros), Madrid (80,04) y Zaragoza (62,49).

En el caso del IAE, Barcelona sigue siendo la ciudad con más coste fiscal para las empresas y profesionales, con 835, 42 euros de coste medio para este tributo. Después se sitúan Sevilla (801,23 euros), Murcia (797,85), Madrid (771, 31), Valencia (733,24), Zaragoza (636,41) y Málaga (335,57)."

Fuente: Expansión

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear