martes, 30 de julio de 2013

El misterio de la enorme liquidez de las empresas de EE.UU. (Mercados financieros, Bolsa. 180)

El siguiente artículo responde al porqué de la enorme liquidez que acumulan hoy las empresas de EEUU:

Artículo de La Carta de la Bolsa:

"Las grandes empresas de EE.UU. han acumulado enormes cantidades de efectivo, sin utilizarlos en la inversión, en la contratación de nuevo personal, en aumentar los sueldos o en premiar a los accionistas.
 
Los últimos datos muestran que las empresas de EE.UU. mantienen alrededor de 1,8 billones de dólares en activos líquidos –efectivo o valores negociables. El analista Timothy Taylor detalla dos gráficos en los que se muestra el nivel de liquidez actual.
 


En el primero se muestra la evolución del efectivo y los valores negociables desde 1975. El segundo muestra los activos líquidos como porcentaje de los pasivos a corto plazo de las empresas. Históricamente, el ratio promedio se encontraba en el 30%, en los últimos años, este porcentaje ha subido hasta la mitad de todos los pasivos a corto plazo.
 
La pregunta es obvia, ¿por qué las empresas mantienen tanto dinero en efectivo? Taylor nos da cinco respuestas:
 
1) Esta necesidad de recursos líquidos adicionales no está afectando a todas las empresas o los sectores por igual, sino que está afectando a un número menor de empresas altamente rentables. Por ejemplo, las empresas no financieras en el S&P 500 tienen alrededor de 1,3 billones de dólares en activos líquidos. Laurie Simen Hodrick del Instituto para la Investigación Económica de Stanford explica: "Cinco grandes empresas, General Electric, Microsoft, Google, Cisco y Apple, representan el 25 por ciento de esos 1,3 billones de liquidez, mientras que 22 empresas representan la mitad. La liquidez se concentra en grandes empresas rentables, muchas en sectores de la tecnología y cuidados de la salud”.
 
2) Algunas de las posiciones en efectivo parecen estar relacionadas con cuestiones fiscales de las empresas multinacionales. Las empresas estadounidenses no pagan impuestos sobre sus ingresos internacionales hasta que "oficialmente" traen los fondos de vuelta a los EE.UU. Dado que las tasas impositivas a las empresas de Estados Unidos son altas para los estándares internacionales, tiene sentido retrasar traer de vuelta esos fondos hasta que se esté muy seguro que se desea hacer con ellos.

 Hodrick señala que: "General Electric es líder con 108.000 millones de dólares en cash en el extranjero a finales de 2012. Es interesante comprobar que de los 145.000 millones de dólares que tiene Apple en liquidez, 102.300 millones están en el extranjero con una tasa impositiva menor.”
El dinero en el extranjero de esas filiales no tiene que ser invertido necesariamente en el exterior, sino que se puede mantener en bancos de EE.UU. en dólares estadounidenses, o invertidos en activos del país. Según la SEC, 58.000 millones de dólares de Microsoft, de un total de 66.600 millones de dólares, se mantienen en sus filiales extranjeras. Sorprendentemente, casi el 93% de esa liquidez ha sido invertida en bonos del gobierno de EE.UU., bonos corporativos del país, y bonos respaldados por hipotecas.
 
3) Uno de los motivos que defienden las empresas para justificar estos elevados niveles de liquidez y no repartirla entre los directivos, o mejorar el empleo en la compañía, es que tienen que estar preparadas para aprovechar las oportunidades que se les presenten. Después de unos años con esta justificación, las empresas deberían haber sido capaces de señalar esa serie de oportunidades inesperadas que se les ha presentado, y como las han aprovechado. Por lo general, no ha sido así.
Yo añadiría otro motivo. Los directivos actuales en EE.UU. y Europa, tienen el reciente recuerdo de la enorme restricción crediticia que se produjo en el auge de la crisis financiera. Esta llevó al límite operativo a muchas de estas compañías, y dado que la incertidumbre económica no ha desaparecido por completo, están desarrollando un enorme ejercicio de prudencia.
 
Es probable que coincida una mejora en la confianza empresarial, consumidora y económica, con reducciones en el nivel de liquidez en caja. El dinero, en un escenario más predecible, será utilizado para aumentar los gastos de capital, para contratar, y para realizar operaciones corporativas que ahora están en fase de estudio. Cuando las empresas inviertan la enorme cantidad de dinero que tienen, será porque la economía finalmente emprenderá una senda alcista sostenible."

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear