miércoles, 31 de julio de 2013

Sobrerregulación y garantía de “rescate” como factores de concentración financiera. (Política, Economía. 1.796)

Diego Sanchez de la Cruz muestra en un interesante artículo el mito de la desregulación del sistema financiero americano, del que muchos acusan como el causante de la crisis, sin considerar los aplastantes hechos:

Artículo de su blog personal
"Los “bancos de la comunidad” (community banks) son especialmente importantes para el desarrollo de la financiación en comunidades rurales de Estados Unidos. En la actualidad, unos 16 millones de habitantes del país norteamericano se benefician enormemente de la actividad financiera de estas instituciones, ya que su ámbito de actuación y su oferta de productos se adapta de forma específica a las necesidades de cada comunidad. De hecho, el 50% de la financiación a pequeñas empresas de zonas rurales viene de estas entidades.
Pues bien, este tipo de firmas financieras no ha parado de reducirse en los últimos años, debido a la asfixia regulatoria que tanto daño hace a las entidades bancarias de menor tamaño. Entre 1984 y 2011 desapareció más de la mitad de los “bancos de la comunidad” existentes. Su control de activos bancarios ha pasado del 20% al 14% entre 1999 y 2011, mientras que en 1984 era del 38%.
Buena parte de esta sangría tiene que ver con normativas como la Ley Dodd-Frank, que impone elevadísimos costes de funcionamiento al sector financiero, consolidando en la práctica a los grandes nombres del sector a expensas de la decadencia de los bancos de menos tamaño. Pueden leer más sobre esta cuestión en este enlace.
Por otro lado, también es importante recordar que la garantía implícita de rescates financieros actúa también a favor de la concentración de grandes entidades financieras. Como expliqué anteriormente, la banca estadounidense de gran tamaño recibe un subsidio anual implícito valorado en casi 85.000 millones de dólares. ¿Qué quiere decir esto? Que los beneficios podrían desaparecer por completo si las operaciones de estas grandes corporaciones financieras no disfrutasen del menor riesgo derivado de la garantía implícita de futuros “rescates”.
EL MITO DE LA DESREGULACIÓN FINANCIERA
Como expliqué hace años, es inútil hablar de desregulación financiera en un sector marcado por todo lo contrario:
  1.  ”La Comisión de Valores e Intercambios (SEC, por su sigla en inglés), agencia federal responsable por la regulación del sector financiero en EE.UU., aumentó su personal del equivalente de 2.841 empleados a tiempo completo en el 2000 a 3.568 en el 2008, un aumento del 26%. Además, en las últimas dos décadas la SEC emitió aproximadamente 74 regulaciones al año”.
  2. “Una investigación de los economistas Peter Boettke y Steven Horwitz demostró que entre 1980 y el 2009, por cada regulación financiera que fue desmantelada en EE.UU., se crearon cuatro nuevas regulaciones”
  3. “En un estudio para el Mercatus Center, Veronique de Rugy y Melinda Warren descubrieron que los gastos asignados para la regulación bancaria y financiera aumentaron de únicamente $190 millones en 1960 a $1.900 millones en el 2000 y a más de $2.300 millones en el 2008 (en dólares constantes del 2000)”
1
asd
Como señalé entonces, “por si todo lo anterior no fuese suficiente, pregúntese qué nivel de libertad económica hay en un sistema financiero obligado a trabajar con un banco central público y monopólico. Igualmente, estudien la influencia de Fannie Mae y Freddie Mac en toda esta crisis. Y si, después de todo lo anterior, acaso sigue pensando que en EEUU hubo una salvaje desregulación en el sector financiero… entonces mejor admita que los hechos no le importan lo más mínimo”.
Pero incluso dejando a un lado los aspectos monetarios y la presencia de Fannie Mae y Freddie Mac, no dejamos de comprobar una y otra vez que hablar de “desregulación financiera” es un disparate. Atención al siguiente gráfico, que recopila la acumulación de normativas financieras solamente en el periodo 1997-2008:"
GrowthofFinancialRegulations580v2

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear