viernes, 12 de julio de 2013

Otro ejemplo de la Educación pública al servicio del poder. (Educación, Salud. 173)

Una manera de extender y mantener el poder por parte de los Estados y gobiernos es el control no solo de los medios de comunicación (TV públicas, subvenciones...) sino también y de qué manera, la educación (adoctrinamiento en sus "valores", en su visión histórica...) lo que les permite sumarlos a su causa, obtener votos futuros, "eliminar" o crear enemigos políticos, en definitiva, sumarlos a su causa e ideologizar.

Los ejemplos son múltiples y variados, siendo muy característicos de los nacionalismos.

Este ejemplo en Cataluña es uno más:


"La "catalanización" de los alumnos, objetivo de la Generalidad.
Cataluña ha incrementado la presencia de elementos políticos en sus escuelas. Así lo denuncia la asociación Convivencia Cívica Catalana (CCC), que ha decidido lanzar la campaña ‘Por una escuela políticamente imparcial en Cataluña’.
Y es que la asociación presidida por Francisco Caja considera que desde determinados sectores "existe una clara intencionalidad para adoctrinar políticamente a los menores de edad catalanes en el separatismo". El objetivo, denuncian, es "radicalizar y catalanizar a toda costa a los alumnos en la escuela".
Aumentan los símbolos nacionalistas, como las ‘esteladas’, pancartas con eslóganes como "L´escola en catalá ara i siempre! (¡La escuela en catalán ahora y siempre!) o el sesgo político en libros de texto y materiales de estudio.
CCC repartirá información para denunciar esta presencia de "símbolos y banderas que no son acordes con la legalidad" a la vez que exigirán que se retiren estos carteles y elementos visuales y se pedirá que se enseñe a los alumnos la realidad política y no "una visión nacionalista imaginaria", como por ejemplo que "Cataluña es una comunidad autónoma y no un ‘país al nordeste de la Península Ibérica’", como aparece en un libro de Conocimiento del Medio Social u Cultural para los alumnos de 5º de Primaria.

Los lazos con los "pueblos del Estado español"

Pero no es el único ejemplo de manipulación que aparece recogido en los libros. "Por razones políticas, comerciales o económicas y culturales, Cataluña ha establecido lazos muy fuertes con los pueblos vecinos de la Europa mediterránea y, sobre todo, con los pueblos del Estado español", dice también un libro de Conocimiento del Medio para niños de 10 u 11 años.
Otro ejemplo en un libro de Ciencias Sociales para estudiantes de la ESO: "Si Cataluña no tiene Estado propio, ¿qué es la Generalitat?, ¿Qué pinta su presidente?"
La entidad subraya que "las instituciones públicas deben ser imparciales y no deberían identificarse con ninguna opción política o partidista", más aún cuando acogen a menores de edad que van a ser educados. "Los niños acuden al colegio a formarse y aprender en un ambiente imparcial y objetivo. Tienen derecho a educarse en esta objetividad y a no sentirse presionados por el entorno escolar a aceptar como normal y preferible ninguna determinada opción política".
Lo contrario, "adoctrinarlos desde el sistema educativo, a través de símbolos, contenidos o actitudes, es algo propio de regímenes totalitarios", manifiesta. Por ello, Convivencia Cívica Catalana anima a los ciudadanos, "especialmente a los padres", a denunciar estas prácticas.
Estas prácticas de politización en las aulas no sólo ocurren Cataluña. Hace apenas tres meses un grupo de estudiantes de Baleares denunciaban a Libertad Digital algo similar. Crearon una asociación, ‘Estudiantes Libres de Baleares ELB)’ y animaron a sus compañeros que sufrieran cualquier tipo de acoso o discriminación por cuestiones políticas a recurrir a ellos."

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear