miércoles, 31 de julio de 2013

El sector solar acusa al Gobierno de 'asfixiar' al autoconsumo. (Energéticas. 147)

Más consecuencias de tener un sistema energético ultraintervenido e hiperregulado, donde no existe ninguna libertad de mercado, y que ha vivido de ingentes y multimillonarias subvenciones y primas, sufragadas del bolsillo del ciudadano, que ha visto multiplicar el coste de la energía en España para pagar tales despropósitos.
Durante años fue advertida esta situación (llevo años haciéndome eco de la insostenible y ruinosa situación a la que se estaba llegando). Ahora vienen las lamentaciones y las medidas desesperadas que está dando palos a todo el mundo, socializando (cómo no) los enormes costes entre todos los agentes. 
Y eso está llevando también a matar el autoconsumo, que se hace ya inviable por los peajes (dinero del bolsillo en impuestos) que se le aplica, y que provoca que sea más caro que estar en el sistema del que no quieren que salgas (que sigue aumentando a su vez enormemente los costes para el usuario) más todos los impuestos que se le siguen sumando para recaudar más. 
Pero es lo que quiere la sociedad, más regulaciones, más impuestos (creyendo que los pagan otros y no ellos), nada de reducción de gasto público y menos mercado (menos competencia y creación de lobbies y oligopolios, costes más altos al usuario, más impuestos y subvenciones que pagar, más trabas, socialización de pérdidas donde el contribuyente paga el "pato" o los errores de terceros...). 
Curiosamente, luego se quejan de las consecuencias...y la culpa será del libre mercado, claro, aunque, nuevamente brille por su ausencia...

Artículo de El Economista:
"La reforma energética no ha dejado indiferente a nadie y las alegaciones presentadas a la CNE por cada uno de los sectores implicados muestran además el descontento general.
Según ha podido comprobar este periódico, la Unión Fotovoltaica Española, valora muy negativamente la propuesta de Real Decreto (RD) de autoconsumo, ya que contienen "disfunciones e incoherencias que impiden el propio cumplimiento de sus objetivos".
Además el sector no comprende el retraso, de más de quince meses, en la aprobación de esta norma y muchos menos que se presente tan negativa para la tecnología fotovoltaica. En este sentido, sus alegaciones explican que los nuevos peajes exigidos (peaje de respaldo) implican que será más caro el autoconsumo solar que el suministro convencional, por lo que en la práctica se hace inviable el autoconsumo.
Con estas nuevas normas sobre la mesa, esta industria considera que el Gobierno ha eliminado así la única opción que tenía el sector fotovoltaico para sobrevivir a corto plazo en España tras la imposición de la moratoria al régimen de primas. Precisamente por ello no dudan en reclamar la eliminación de estas cargas, ya que ademásconsideran inadmisibles las justificaciones que se ofrecen en el Decreto para que los consumidores paguen peajes al Sistema por utilizar la red como "respaldo".
Según la patronal su aplicación vulnera además el principio de igualdad, ya que estos peajes no se aplicarán en el caso de la cogeneración, al menos hasta 2020, lo que genera un trato de favor a esta tecnología para fomentar su uso, algo que no sucede en el caso de la fotovoltaica o la biomasa.
Asimismo, Unef asegura que este peajes no sólo es discriminatorio con las distintas tecnologías, sino que perjudica también a los consumidores, ya que mientras el resto de usuarios sólo abonan peajes de acceso por el uso de las redes, los usuarios de autoconsumo tendrán que pagar ese mismo peaje además de otro relativo al uso de una red interior.
La patronal que representa al sector fotovoltaico aprovecha las alegaciones para solicitar que se elimine la limitación de potencia para las distintas modalidades de autoconsumo, por resultar una medida discriminatoria y al mismo tiempo coincide con el sector eólico y el de cogeneración en que la propuesta de Real Decreto vulnera uno de los objetivos marcados en la Directiva 2009/28/CE, como es el de fomentar el uso de energía procedente de fuentes renovable.
Del mismo modo, Unef considera necesario, para impulsar una mayor transparencia, que las distribuidoras tengan la obligación de actualizar permanentemente y sometida a información pública la capacidad de conexión y su grado de saturación.
Por otro lado, los fotovoltaicos dejan claro que no consideran adecuado que se deje en manos del "arbitrio o del propietario de la red, principalmente las distribuidoras, la potestad para admitir o denegar nuevas instalaciones de producción bajo criterios de seguridad y calidad de suministro". Según Unef lo único que se logra con esta medida es complicar todavía mas el proceso.
Basándose en todas estas observaciones, la Asociación concluye que la Propuesta cierra la puerta a la entrada de nueva competencia en el mercado eléctrico por la vía del autoconsumo y la generación distribuida.

El 'fin' del Régimen Especial

La patronal de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar), arranca sus alegaciones afirmando que el Anteproyecto de Ley del Sector Eléctrico vulnera el principio de retroactividad, ya que modifica el régimen económico que hasta ahora se aplicaba a las tecnologías de régimen especial (eólica, solar y cogeneración), una terminología que desaparece para dejar paso al régimen retributivo específico (REE).
Una de las reclamaciones de Protermosolar se centra en que no se haya diseñado ningún régimen transitorio que permita a las instalaciones antiguas adaptarse a las nuevas condiciones, un hecho que consideran especialmente grave al tener en cuenta que se cambia el criterio que sirvió en un pasado para tomar las decisiones de inversión.
La nueva formula establece una retribución en función de la potencia instalada y no de la energía generada. Así, todos estos cambios, "vulneran el principio de seguridad jurídica". Del mismo modo, Protermosolar coincide con Anpier (representante fotovoltaico) al denunciar que se incide en la retroactividad cuando se rebaja la retribución de las plantas por ayudas que ya han sido cobradas en el pasado.
Por su parte, la Asociación Española de Cogeneración, que reclama un sistema retributivo diferenciado, considera necesario que se reconozca el riesgo de explotación, del mismo modo que se hace con los costes de explotación y los ingresos por la participación en el mercado. Lo que buscan es una rentabilidad razonable, que todavía a día de hoy, sigue sin delimitarse. Si estas alegaciones no son recogidas, la asociación considera que la cogeneración no tienen ninguna opción de competir en precio en la subasta eléctrica.
Por otro lado destaca la necesidad de posibilitar el autoconsumo de las plantas de cogeneración y reseña especialmente el vacío legal en el que quedan unos 250 MW de cogeneración con biomasa."

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear