domingo, 15 de septiembre de 2019

¿Qué le pasaría a este joven si la Justicia aplicase las ocurrencias de Carmen Calvo?

Elentir muestra con múltiples ejemplos qué pasaría si la Justicia aplicase las ocurrencias dictatoriales de Carmen Calvo y de la ideología del feminismo radical de izquierdas que pretenden (y van día a día) imponernos. 

Artículo de Contando Estrelas: 
El feminismo progre es una ideología alejada de la realidad. Para esa ideología, los hombres somos seres malvados y opresores, y las mujeres son oprimidas y dicen siempre la verdad.
Una chica extorsiona a un joven con una amenaza de denuncia por falsa violación
Ayer el diario valenciano Las Provincias publicó una noticia con este título: “Exige 1.200 euros a un amigo en Valencia para no denunciarlo falsamente por violación”. La noticia habla sobre un caso ocurrido en la ciudad del Turia, en la que una chica y dos cómplices de ésta intentaron extorsionar a un joven. Hoy en día la chantajista lo tendría muy fácil: recordemos que desde que se puso en marcha el movimiento #MeToo, se ha pisoteado la presunción de inocencia de muchos hombres acusándoles sin pruebas de delitos sexuales. ¿Cuántos extorsionadores pueden haberse aprovechado de ese ataque a uno de los derechos humanos? ¿El feminismo progre no había previsto este efecto, o sí lo había previsto y esa forma de amedrentamiento era parte de su agenda política?
La patada de Carmen Calvo al derecho a la presunción de inocencia
A ese odio movimiento, no le ha bastado con pisotearlo de hecho: el feminismo progre ha atacado sin rodeos incluso a nivel teórico a la presunción de inocencia, un derecho que nos protege de las acusaciones sin pruebas que pueda hacer cualquier persona desaprensiva para extorsionarnos o simplemente para destruir nuestra reputación. Un ejemplo del ataque a ese derecho fue esta declaración de la vicepresidenta Carmen Calvo en diciembre del año pasado:
Cito: Proteger la libertad sexual de las mujeres implica -como ha dicho algunas de sus señorías también- primero, aceptar la verdad de lo que dicen“. Y añadió Las mujeres tienen que ser creídas sí o sí, y siempre, con las mismas categorías procesales que cualquier otro sujeto para cualquier otro tipo de controversia o de delito que se sustancia en los procedimientos”. Es decir, que si hiciésemos caso a Carmen Calvo, en el caso que nos ocupa la Policía tendría que haber detenido al hombre extorsionado, y no a la extorsionadora, simplemente porque es una mujer y Carmen Calvo no admite la idea de que una mujer mienta (aunque se haya demostrado infinidad de veces que son capaces de mentir igual que los hombres).
Algunos ejemplos de denuncias falsas presentadas por mujeres
Podría poner muchos más ejemplos. Aquí van algunos de los últimos años, obtenidos después de una sencilla búsqueda en Google:
Imaginad lo que sería el mundo si la ideología de Carmen Calvo fuese la norma a seguir a la hora de juzgar a un acusado por violación o por cualquier otro delito. Lo que el feminismo progre quiere no se llama igualdad ni justicia: se llama dictadura, un régimen totalitario en el que ciertas personas tengan privilegios a la hora de denunciar por el mero hecho de ser mujeres, y cualquier acusado pierda su derecho a la presunción de inocencia por el mero hecho de ser un hombre.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear