martes, 3 de abril de 2012

El mercado infravalora el riesgo de desplome económico en China. (Mercados financieros, Bolsa. 67)

Ante la negativa a pensar que el mercado inmobiliario chino pueda caer más drásticamente y afectar a la economía china, el respetado Nicholas Lardy da su opinión:


"Mucha gente está negando la posibilidad de una corrección significativa en los precios inmobiliarios chino, dice uno de los estudiosos de la economía china más respetados a nivel mundial, Nicholas Lardy y que recoge el Wall Street Journal. Lardy ha visitado Beijing como parte de la Comisión Nacional de Relaciones EEUU-China. "El riesgo al que nos enfrentamos es un período de disminución del crecimiento, no de unos cuantos trimestres, sino de unos pocos años". Lardy no estima la tasa de crecimiento económico si sucede esto al final.

El gobierno chino ha estado presionando para revertir los años de rápido aumento de los precios inmobiliarios, especialmente en los apartamentos de lujo. Y ha tenido cierto éxito. Las ventas inmobiliarias se han reducido un 14% en los dos primeros meses del año, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según los analistas de UBS. Los precios en las 70 principales ciudades cayeron en marzo respecto al mes anterior.

El problema es que las autoridades chinas estén frenando el mercado inmobiliario con demasiada fuerza. Pero el señor Lardy, analista del Instituto Peterson de Economía Internacional en Washington DC, dijo que hay otros factores que podrían hacer estallar la burbuja inmobiliaria en lugar de dejar que se desinfle suavemente. Por ejemplo, las reformas del mercado de valores que dan las personas una mayor confianza que los mercados no están amañados, podría impulsar la demanda de valores con fuerza.

"La gente puede pensar que deberían vender sus inversiones en propiedades y entrar en acciones", algo que podría producir una espiral descendente en el mercado de la vivienda, perjudicando gravemente a los sectores de construcción, electrodomésticos, acero, cemento, vidrio y otras industrias que dependen de la vivienda.

Lardy señala que la proporción de riqueza que tienen los hogares chinos ligados al sector inmobiliario es mayor de lo que era en los EE.UU. durante el apogeo inmobiliario de 2005. "Podríamos ver un gran cambio en la dirección", dijo.

Respecto al cese del ambicioso aspirante a la dirección del Partido Comunista Chino Bo Xilai como jefe de la ciudad de Chongqing, en una medida dramática que expone las divisiones ideológicas en momentos en que una nueva generación de políticos se prepara a llegar al poder, Lardy no cree que tenga ramificaciones económicas. "No creo que haya un "modelo de Chongqing" [que consistía en perpetuar una mezcla de socialismo, comunismo, igualdad social y riqueza a manos pares en su ciudad], bien definido", dijo. "Es neutral en cuanto a si los líderes del partido comunista estaban tratando de defender la reforma estructural" por sus acciones contra el Sr. Bo.

Lardy señaló que en los últimos tiempos ha habido una gran cantidad de conversaciones entre los funcionarios públicos, a pesar de que también se han producido períodos similares en los últimos años. "Soy escéptico", sobre que al final tengamos algún tipo de acción, dijo Lardy. Los líderes actuales "están corriendo contra el reloj" hasta que dejen el cargo el próximo año."

Fuente: La Carta de la Bolsa

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear