lunes, 9 de abril de 2012

Las desastrosas consecuencias del endeudamiento público. (Política, Economía. 619)

Un nuevo ejemplo del daño que nos hace el endeudamiento público a todos y que sigue incrementándose a marchas forzadas.
 
El dinero de los bancos está yendo a parar a la compra de deuda pública en lugar de a la economía real. ¿Por qué?
 
Porque los intereses que pagan son mayores así como las garantías que dan.
Nuevamente, la gestión pública se muestra muy perjudicial para el ciudadano, ya que los entes públicos hacen competencia (desleal además) a las empresas y ciudadanos absorviendo los recursos que tendrían que llegarnos.
 
Unas necesiadades públicas, que son cada vez crecientes, ante un ahorro cada vez menor, ahogando pues en mayor medida al contribuyente y a las empresas y pymes, con impagos y demora en el pago de facturas por parte de las Administraciones que no hace falta recordar que han hecho cerrar cientos de miles de empresas, con sus consecuentes parados, y con unos impuestos y recortes crecientes para pagar esa locura gestada.
Con unos intereses de esta deuda cuyo pago nos suponen 30.000 millones de € al año, ya no digo el principal de la deuda (solo los intereses!!), algo que ni con todas las subidas de impuestos, y que nos han situado a la cabeza del mundo desarrollado, cubren.
 
Sin embargo, seguimos escuchando a los partidos políticos y a toda la izquierda sus propuestas de incrementar más el gasto, de no reducirlo, de no hacer reformas, de aumentar y no ajustar el déficit, de seguir subiendo impuestos y tasas para sostener este tinglado que nunca entenderán no es sostenible ni financiable tal como está montado, y lo único que hace es expropiar más recursos al ciudadano para seguir poniendo parches, hasta que "la vaca que pone la leche" muera.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear