jueves, 5 de abril de 2012

La lamentable gestión y situación de las empresas públicas. (Política, Economía. 603)

La desastrosa situación de las empresas públicas sigue acelerándonse, con unos datos que son insostenibles. Un buen ejemplo en el caso de la EMT:


Solamente la deuda de las empresas públicas estatales (ya no digamos las de cada región autonómica) alcanza los 60.000 millones de €, según recoge el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentados el pasado martes por el Ministerio de Hacienda.

Lo gracioso, es que toda esta deuda descomunal, no se contabiliza como deuda pública, al no computar, a los efectos estadísticos de Bruselas como deuda atribuible al Reino de España. Técnicamente, la Unión Europea concede autorización para salir de los registros de deuda pública que examina a todas aquellas sociedades estatales cuyos ingresos comerciales permiten financiar al menos la mitad de sus costes, como es el caso de las compañías citadas.

Y un ejemplo a nivel autonómico de cómo funciona este tinglado es la EMT-Valencia (empresa pública municipal de transporte), en el que con el dinero del contribuyente se coloca a dedo a multitud de directivos cobrando auténticas barbaridades (por hacer en muchos casos NADA), y cuyos trabajadores cobran salarios infinitamente superiores a los que ofrece el mercado, y a las de otras profesiones de muy alta cualificación y preparación (tanto en esfuerzo, como en años, como en productividad, en generación de riqueza...), manteniendo unos privilegios bajo la coraza sindical y la amenaza (y realizaciones) constante de huelgas, montando en guerra cada vez que alguien intenta tocarle aunque sea míseramente sus privilegios, y quejándose de injusticia y demás estupideces.

Así, a finales de marzo era denunciado en la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia, donde se ponía de manifiesto que 11 altos cargos de la EMT cobraban en conjunto 970.000 €, lo que equivalía a  88.182 euros brutos al año!!!!, como figura en los informes de auditorías, "lo que supone unos 21.000 euros más que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra".

Pero es que los conductores en concreto, alcanzan los 44.000 euros brutos por año!!!!!, con una preparación y formación francamente ridícula, y muy por encima de la inmensa mayoría de sueldos en España, de donde por cierto salen los impuestos para pagar estos salarios insostenibles, y muy por encima de la productividad y rentabilidad de este trabajo por los convenios absolutamente inadmisibles que se firman. Teniéndose que subir cada año los precios muy por encima de la inflación (cerca de un 15% en el último año), lo que perjudica mucho más al consumidor.

Pero es que además, la deuda de la EMT en Valencia hasta 2011 es de más de 37 millones de € (desde el 2006) y algún partido estima que aumente otros 12 millones este 2012. Y el sueldo de los trabajadores supone el 71,37% de la empresa.

Luego, nos echamos las manos a la cabeza por la situación en la que estamos, la deuda que tenemos, el empleo que se destruye, las subidas de impuestos constante, los recortes que se hacen...pero no entendemos que mientras estos hechos no se corrijan seriamente, lo que sería realmente justo y solidario (no el mantener esto como se defienden ellos) nos seguiremos hundiendo en el pozo mucho más y seguiremos estrangulando al contribuyente de manera creciente (provocando más fraude y más destrucción de empleo) para seguir manteniendo el insostenible tinglado público del Estado y los privilegios de mucha gente que viven muy bien a costa del prójimo.

El problema es que a la vaca se le acaba la leche, y luego vienen los lloros para todos...y desgraciadamente, la mala gestión pública la acaban pagando todos los ciudadanos.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear