miércoles, 18 de abril de 2012

Te dije que no quería mis pensiones invertidas en deuda española. (Política, Economía. 635)

Artículo de Marc Garrigasait acerca de la pésima y arriesgada gestión llevada a cabo desde hace años de invertir la hucha de las pensiones en deuda española, y a lo que nos arriesgamos con ello:


"La ‘hucha de las pensiones’ en España, se empezó a dotar de dinero en el año 2000, y estaba siempre invertida en Deuda de estados europeos como Alemania, Francia o Holanda. En el periodo de 2006 a 2007, se publicó que el 45% del fondo total estaba en deuda publica europea de rating AAA y un 55% ya estaba invertida en Deuda del estado español.

En septiembre de 2010 ya escribí en Cotizalia un articulo con una petición pública, “Yo no quiero que mi pensión esté invertida en Deuda española”, pero como nadie me hizo caso, y los números están empeorando, quiero volver a denunciarlo.

Con los últimos datos de 2011, que se acaban de publicar, ya sabemos que el 89,7% del fondo de reserva está invertido en bonos españoles y el 10,3% restante en deuda francesa, alemana y holandesa. La cifra total de la hucha es de 66.814 millones de Euros, un 3,79% mas que en 2010 y alrededor del 6% del PIB nacional.

Según declaraciones del secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, “los gestores aspiran a que, a medida que vaya venciendo la deuda extranjera, se debe seguir orientando las nuevas inversiones en la española, hasta que sea el 100%. La ley que regula esta hucha impide que la inversión en deuda extranjera supere el 55% del total.”

Impresionante, según el secretario de Estado de Seguridad Social, se “aspira a invertir el 100% en deuda española…”, como si fuese muy difícil comprar bonos del estado español. Como si hubiese cola y fuese en un producto VIP.

De hecho, Fátima Yánez, la ministra de Trabajo designó como secretario general de la Seguridad Social a Tomás Burgos quién declaró tras ser nombrado en diciembre que aspiraba a conseguir “un sistema de pensiones sostenible, solvente y sólido". Y esta estrategia relatada hace unos meses se concretó hace apenas unos días explicando que invertirían un 100% del dinero de la “hucha de las pensiones” en una deuda pública con un riesgo de impago parcial creciente. A eso se le llama ser consecuente. Recuerdo unas palabras de la ministra Salgado o de alguien de su equipo afirmando sin tapujos que “los españoles no entenderían que se invirtiese el dinero de las pensiones en activos extranjeros…”, y se quedo tan tranquila.

Hubo un debate público en 2007, sobre la conveniencia de invertir una parte del Fondo de pensiones español en bolsa. Por suerte no se hizo entonces, aunque yo creo que debería volverse a abrirse el debate. Es el mejor momento para hacerlo con la bolsa española en mínimos de diez años y el Eurostoxx 50 en niveles muy bajos. Obviamente habría que invertir en acciones internacionales pero una parte, pongamos un 20% de máximo en acciones de primera línea españoles, no sería una mala opción.

Uno de los muchos problemas de Grecia, quizás de los mas graves, es que todas las pensiones de los griegos estaban invertidas en deuda griega que ha perdido alrededor del 70% tras el último pacto con los acreedores. Me sorprende que se haya hablado tan poco, ya que tengo la impresión que se ha escondido, aunque seguro que se ha perdido más de la mitad del patrimonio acumulado de las pensiones.

En la quiebra fraudulenta de Enron, todos sus empleados perdieron sus pensiones al estar invertidas en un 100% en acciones de la propia compañía para intentar mantener alta la cotización en bolsa. Al hundirse la empresa y desplomarse sus acciones hasta 0, todos sus trabajadores perdieron su trabajo, no sé si cobraron alguna indemnización y se quedaron sin sus pensiones. Está claro que España no es Enron, pero jugarse todo a una carta no es una estrategia demasiado prudente. Nos jugamos demasiado."

Fuente: Cotizalia

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear