sábado, 28 de abril de 2012

Un repaso al IVA de los países europeos: Rajoy podría elevarlo del 18% al 20% (Política, Economía. 649)

Bueno, pues ya ha llegado el esperado anuncio de la próxima subida impositiva, que en esta caso afectará al consumo (IVA e impuestos al alcohol, tabaco o gasolina).

Nuevamente, ante la negativa de la sociedad y por supuesto del resto de partidos políticos a reducir el mastodóntico tamaño del Estado y del gasto, que sigue aumentando día a día (me rio de la austeridad del gasto que señalan algunos), el gobierno toma el camino fácil nuevamente. La subida de impuestos, que lo único que hace es ahogar más al contribuyente, al ahorro, y en consecuencia, agravar la situación económica más de lo que está.


Lo gracioso es observar las reacciones políticas y de mucha gente. No quieren saber nada de recortes o ajustes del gasto que lo hagan más eficiente, pero critican a su vez cualquier subida de impuestos. O el colmo es oirles defender incrementar mucho más el gasto (con muchas medidas que proponen) pero quejarse de subir impuestos o incluso exigir más aún (cuando tenemos ya los mayores impuestos del mundo desarrollado, solo equiparables a Suecia, eso sí, con una diferencia abismal en los servicios).

La explicación de que lo retrasan al 2013, cuando empiece ya la recuperación (debido al efecto negativo que supone hacerlo en recesión) probablemente se lo tengan que tragar, puesto, que es bastante probable, que también estemos en recesión en 2013:

"Pese a negarlo continuamente, el Gobierno no va a tener más remedio que recurrir a la subida del IVA para intentar cuadrar sus cuentas y reducir el déficit público al 3% como exige la Comisión Europea. A este aumento se unirá, probablemente, un mayor gravamen sobre el tabaco, el alcohol o la gasolina y el gasoil.

Eso sí, la subida de los impuestos que gravan el consumo (IVA e impuestos especiales) anunciada hoy por el Ejecutivo está prevista para 2013, cuando calcula que la economía regresará a la senda del crecimiento y el consumo mostrará una atonía menor a la actual.

"El problema de la elevación de la imposición indirecta en entornos depresivos es que acelera la caída, por eso se hace en 2013", ha justificado hoy el ministro de Economía, Luis de Guindos. Hacerlo ahora, no sería "oportuno ni efectivo", aseguraba hace unos días Hacienda.

Sea por el motivo que sea, el aumento del IVA es la eterna recomendación de la Comisión Europea al Gobierno español junto con una reducción de las cotizaciones sociales de los trabajadores. Entonces, ¿qué mejor que incluir ambas medidas en el Plan de Estabilidad 2012-2015 que se ha presentado hoy y que el Gobierno debe enviar a Bruselas antes de que acabe el mes?

La gran incógnita es cuánto subirá el tipo general. Todo apunta a que el alza será, como mínimo, de dos puntos, del 18 al 20%, a semejanza del que realizó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hace dos años. De esta forma se situaría en línea con la media europea, fijada en el 20,9%. ¿Y con el resto de tipos? En la actualidad el reducido es del 8% y el superreducido, del 4%, cifras inferiores a las de la mayoría de países de la UE. Un repaso a la situación de otras economías europeas puede ayudar a intuir por dónde pueden ir los tiros.

Tipo General. Datos de la Comisión Europea a 1 de enero de 2012.
*15%: Chipre, Luxemburgo
*18%: España, Malta
*19%: Alemania, Eslovaquia, Países Bajos
*20%: Austria, Bulgaria, Eslovenia, Estonia, Reino Unido, República Checa, Francia
*21%: Bélgica, Irlanda, Lituania
*22%: Letonia
*23%: Finlandia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal
*24%: Rumanía
*25%: Dinamarca, Suecia
*27%: Hungría"

Fuente: El Economista

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear