jueves, 10 de mayo de 2012

Alcorcón gasta más de dos millones de euros en 53 cargos de confianza del alcalde. (Política, Economía. 668)

Una nueva aberración política sale a la luz (desgraciadamente hay infinidad que se repiten por toda la geografía nacional de la que no se habla).

En este caso, estamos hablando de un ayuntamiento con unas deudas espectaculares, con subidas de tasas como el Ibi para poder hacer frente a la herencia recibida, y que tiene la desvergüenza de tener 53 cargos de confianza con un coste de más de 2 millones de €, con unos salarios aberrantes para las funciones que realizan, muy por encima del mercado y colocando cómo no a afines y colaboradores íntimos en empresas locales.
Y la excusa de que la situación anterior con otro gobierno era peor, con mucho más gasto, más asesores, salarios más altos y dietas diarias (que alcanzaban los 130€ diarios!!!) y que al menos se ha eliminado, no vale como explicación y excusa. Una vez más, se demuestra la pésima gestión pública, y lo que supone para los bolsillos de los ciudadanos:


"David Pérez, alcalde de Alcorcón (170.000 habitantes), digiere los 612 millones de euros de deuda que heredó del socialista Enrique Cascallana con un equipo de gobierno formado por al menos 53 cargos de confianza, con sueldos que oscilan desde los 28.729 euros que ganan los auxiliares administrativos hasta los 69.200 euros que se embolsa cada uno de sus ocho directores generales. En total, el consistorio destina más de dos millones de euros al año para pagar los sueldos de los cargos de confianza del edil popular.

El PP de la localidad que hoy disputa a Madrid y Barcelona el macrocomplejo de Eurovegas alega que los socialistas tenían a su disposición “un equipo mucho más extenso” que llegó a sumar 62 cargos de confianza entre los que se incluían 27 directores generales que cobraban 87.000 euros brutos cada uno. Los populares añaden que Pérez va a conseguir ahorrar dos millones y medio de euros en cargos de confianza durante toda la legislatura. Los alcaldes de Móstoles y Leganés, dos localidades muy próximas a Alcorcón, con una población que ronda los 200.000 vecinos y una deuda que en ninguno de los dos casos supera los 200 millones de euros, trabajan con un equipo local de 33 y 40 personas respectivamente.

El equipo de confianza de Pérez en Alcorcón está compuesto de dos conductores, ocho auxiliares administrativos, cuatro técnicos de comunicación, un jefe de prensa, tres asesores y un jefe de gabinete de alcaldía. El edil trabaja también con trece coordinadores (con un salario entre los 30.000 y los 50.000 euros), ocho directores generales que cobran cerca de 70.000 euros y una decena más de colaboradores íntimos colocados en las empresas locales de Esmasa, Emgiasa y la fundación Creaa. “Pérez no ha tenido ningún reparo en contratar a estas personas a dedo tras despedir a los profesionales especializados”, critica la portavoz socialista, Natalia de Andrés. En la misma línea se manifiesta Jesús Gamonal, concejal de UPyD en la localidad, que echa en cara al alcalde que pida comprensión a los vecinos "porque no le queda más remedio que subir los impuestos mientras se rodea de una larga lista de cargos de confianza”.

Reduce el sueldo a la mitad a los concejales que no son del PP

De los 53 cargos de confianza, seis corresponden a los tres partidos políticos de la oposición (PSOE, IU-Los Verdes y UPyD), que perciben en torno a 30.000 euros. Los grupos de la oposición también critican el trato discriminatorio del alcalde con los grupos de la oposición: "Ha reducido en un 55% el sueldo a los concejales, pero únicamente a los que no son del PP".

El diputado de la Asamblea de Madrid y presidente de la Federación Madrileña de Municipios que conquistó Alcorcón el 22-M denunció nada más llegar al poder la ruinosa situación que el PSOE había dejado, incluidas las comilonas y los viajes de Cascallana a costa del contribuyente. El alcalde se encontró con que el PSOE había dejado una factura pendiente a cada alcorconero, incluido niños, de 3.630 euros, y utilizó la mala gestión heredada como justificante de las medidas de austeridad que aplica a los vecinos. La más destacada es la subida del IBI “del 28% en 2013 y de un 115% dentro de diez años, así como la eliminación en las bonificaciones que existían en numerosas tasas”, explica la portavoz socialista.

Una de las políticas de austeridad que ha implantado el PP al llegar a Alcorcón ha sido suprimir las dietas a los concejales de la corporación. "En la etapa anterior percibían 130 euros al día. Actualmente, los concejales del Gobierno se pagan sus comidas y no reciben dieta alguna por el transporte", añaden. El propio alcalde es el único que recibe este tipo de dietas como representante institucional de la ciudad de Alcorcón. Su equipo defiende que "solo come de menú diario, por lo que hablamos de un gasto porcomida de entre 9 y 11 euros". "

Fuente: El Confidencial

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear