martes, 29 de mayo de 2012

Los funcionarios andaluces pagarán la ‘salvación’ de más de 20.000 enchufados. (Política, Economía. 708)

Ya comenté anteriores (ésta por ejemplo) la barbaridad perpetrada en Andalucia con el tema de los 20.000 funcionarios a dedo que se quieren nombrar, un coste que tendrán que sufrir no solo los ciudadanos (en forma de recortes, más impuestos, más desempleo y retrasos en facturas) sino también los funcionarios de carrera, que con sus recortes en salarios y complementos tendrán que pagar la maniobra de PSOE, IU y sindicatos de clase (UGT y CCOO) para mantener a los 20.000 enchufados y familiares, algo de locos en cualquier otro país civilizado:


"Lo que se cuece en Andalucía al pairo de los recortes que se van a aplicar a los empleados públicos es el precio que tendrán que pagar los funcionarios de carrera para que PSOE e IU puedan mantener a más de veinte mil enchufados colocados en el entramado de empresas, agencias y fundaciones que conforman la administración paralela de la Junta. Y en este escenario, la decisión de aplazar el decreto sobre los recortes de sueldos y complementos, anunciado por Diego Valderas, vicepresidente de Griñán y líder de IU, no es más que una maniobra para primar a los sindicatos de “clase”, CCOO y UGT, frente a CSIF y otras centrales profesionales.

¿Cuánto le cuesta a cada funcionario andaluz de carrera un enchufado del PSOE en la Junta? Eso es lo que muchos tratan de calcular hoy por la abigarrada trama de la Administración andaluza. El mensaje que lanzó Griñán cuando anunció los recortes a los empleados públicos fue tan claro que muchos no han querido verlo: se recorta el sueldo de forma general para que no haya despidos. Lo que ocurre es que los despidos que habría que hacer son los de la administración paralela, es decir, aquellos que han entrado en la Junta por el dedo del PSOE y que Griñán ha mantenido durante años a pesar de las constantes denuncias de la oposición, con recursos judiciales incluidos.

Nos roban la cartera

“Griñán, Valderas, nos roban la cartera”. Esto es lo que se escucha en las manifestaciones y protestas de los funcionarios representados por las centrales profesionales. Este grito de guerra ha hecho reflexionar a IU, se han dado aparentes amagos de diferencias en el Gobierno de coalición con Griñán. Pero la causa principal está en salvar la cara de CCOO y UGT y con ella a los más de veinte mil enchufados de la Junta, muchos pertenecientes a estos mismos sindicatos. Se trata de darle al final una victoria a estas dos centrales, frente al CSIF, retocando un decreto que disminuye el sueldo de forma general un 5 por ciento, más complementos.

Los funcionarios piden que los políticos del Gobierno andaluz imiten a Hollande y se recorten sus sueldos un 30%. Pero la fidelidad de la izquierda andaluza a la nueva corriente de la izquierda francesa y europea, para la que el bipartito pretendía ser un ejemplo, se detiene en la nómina. El PP ha querido unirse a esta petición de recorte de sueldos del Gobierno, pero después del episodio que protagonizó Arenas en la pasada legislatura, escondiendo unos ingresos que entre sueldos y complementos de su partido superaban los 140.000 euros, para la oposición resulta poco creíble en este aspecto.

De momento, CCOO y UGT siguen negociando con sus socios políticos de la Junta a escondidas y tratando de salvar sus intereses, mientras que las centrales profesionales representativas de los funcionarios siguen manifestándose: “Griñán, Valderas nos roban la cartera”… para salvar a más de veinte mil enchufados cuyas nominas hacen tambalear el presupuesto público en una comunidad con más del 30% de desempleo."

Fuente: El Confidencial

Artículos Relacionados por categorias


1 comentario:

  1. Es tal la corrupción de partidos políticos y sindicatos a nivel de autonomías que habria que pensar en la sustitución de todos estos personjes polícos por técnicos independientes. No sabemos la solución para este problema pero los ciudadanos empiezan a estar cansados de que les roben con impunidad

    ResponderEliminar

Twittear