miércoles, 30 de mayo de 2012

El "sí quiero" que triunfa en YouTube (Ocio, Entretenimiento. 221)

Un alegre vídeo que está haciendo estragos en Internet, por su originalidad y el optimismo que destila, tan necesario en estos días:


"Isaac Lamb y Amy Frankel eran, hasta el pasado viernes, una pareja convencional. Vivían sin excesos en una sencilla casa en la ciudad estadounidense de Portland. Esta pareja se conoció hace seis años en una audición de West Side Story. Amor a primera vista. Desde entonces no se han separado más de lo que se lo exigen sus obligaciones. No pasan mucho tiempo el uno lejos del otro puesto que además ambos comparten trabajo como actores en un teatro de la ciudad. Sin embargo, Lamb decidió que había llegado la hora de ir un poco más lejos en la relación, de confirmar su mutua devoción ante el altar y decidió pedir la mano de su hasta entonces novia. Un anillo hubiera bastado en circunstancias normales, pero vivimos tiempos modernos. Nuestro protagonista tenía otros planes en mente, quería organizar algo especial. Y lo consiguió, pero el asunto se le fue de las manos: decidió pedir la mano de su novia organizando un lip dub que fue subido a YouTube y está arrasando en la red. “Era sólo para los amigos”, reconocería sorprendido más tarde.



 Lamb trazó el plan con tiralíneas. “Quería hacer una pedida de mano que no olvidara nunca” declaró a la prensa tras desatarse la locura a raíz del éxito del sentido espectáculo que organizó para su media naranja.

A la novia se le convocó en casa de sus suegros y el hermano del novio le conminó a ponerse unos cascos para escuchar una canción. “Es una pequeña sorpresa” le dijeron, mientras sentaban a la joven en el maletero de un todoterreno. Y comenzó la fiesta. Al ritmo de “Marry you”(casarme contigo) de Bruno Mars, el coche fue recorriendo lentamente las calles del barrio mientras los amigos y familiares iban desfilando delante de una Amy felizmente sorprendida. Se representaron escenas de amor, desamor y diálogos habituales en la pareja en un lip dub al que se sumaron hasta sesenta personas totalmente coordinadas y bailando al ritmo de la música. Y concluyó la canción. Los improvisados actores se retiraron poco a poco hasta que al final de la calle apareció un sonriente Isaac Lamb que se acercó y pidió la mano de su pareja. Como para decir que no. Apuntábamos antes que Lamb subió el vídeo a YouTube con la única idea de compartirlo con los más cercanos y allegados, pero ya saben lo que suele suceder en estos casos: salta la chispa en el momento menos pensado y se desata el incendio. El vídeo se convirtió en viral en apenas tres días y saltó pronto a la prensa, hasta que fue recogido por CNET. En el momento en el que escribimos estas líneas ha superado la friolera de cinco millones de espectadores y la cifra sigue en un aumento imparable. ¿En qué punto se les fue de las manos? Posiblemente la frescura, la alegría y el optimismo que destila la escena ha cuajado en un público cansado de malas noticias. Amy aceptó, por descontado, pero en realidad el “no”también podría haber sorprendido a los presentes. Preguntado al respecto, nuestro protagonista descartó con habilidad esta posibilidad: “el propio montaje garantizaba el ‘sí’, reconoció. Se casarán el año que viene."

 Fuente: El Confidencial

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear