martes, 29 de mayo de 2012

Otra gran gestión pública. Empiezan a cerrar los tranvías. (Política, Economía. 703)


Nuevas evidencias de la pésima gestión pública de los recursos y del desastre que supone la planificación económica en manos de burócratas en lugar de dejar actuar al mercado. Las medidas, siempre populistas, son del agrado del electorado que ve bien estas medidas en primera instancia. El problema viene de lo que no se ve, como diría Bastiat, es decir, de los efectos de segunda ronda que suponen aplicar dichas medidas para el ciudadano.



En esta ocasión ha sido el cierre del primer tranvía de Andalucía (entre Vélez-Málaga) que dejará de funcionar ante la imposibilidad de mantenerlo económicamente. Pero eso, sí, tras 40 millones de € tirados a la basura (más intereses), y 2 millones de déficit que ha supuesto en estos pocos años, por solo 3,5 Km: 

"Tras 40 millones de inversión de la Junta, vía subvenciones europeas, el primer tranvía de Andalucía dejará de funcionar el próximo 4 de junio. La línea, de apenas 3,5 kilómetros entre Vélez-Málaga y Torre del Mar, impulsada por el exalcalde socialista Antonio Souviron, se inauguró en octubre de 2006 y presenta un déficit de 2 millones de euros, según confirmaron a El Confidencial fuentes del Ayuntamiento veleño.

El primer tranvía andaluz, a dique seco tras 40 millones en subvenciones europeas

Las previsiones de usuarios eran muy optimistas: 1,2 millones de viajeros anuales. Nada más lejos de la realidad. Las cifras han ido descendiendo cada año. En 2011 apenas hubo 676.000 pasajeros. Fue el año más negativo. Por el efecto de la novedad, en 2007, el primer año de completo funcionamiento, se contabilizaron 922.135 usuarios; en 2008, 782.126 usuarios; 701.599 en 2009 y 701.064 en 2010.

El escaso éxito en la afluencia de viajeros ha provocado que el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, quien se encarga de su mantenimiento, haya decidido suspender el servicio entre los dos núcleos de población. “No estoy en contra del tranvía, pero es insostenible económicamente”, señala el alcalde de la localidad, Francisco Delgado Bonilla, del Partido Popular.

“Se planteó muy mal desde el principio”, sostiene a este diario Antonio Arrieta, concejal de Transportes. “Para que no hubiera déficit tendría que haber una población mínima de 300.000 habitantes y aquí sólo viven 80.000 personas y por el territorio donde pasa el tranvía apenas 60.000 personas”, indica Arrieta, quien reconoce que para la línea tuviera éxito necesitaría un 3% de crecimiento anual para el equilibrio de los costes.

Hay más datos que recalcan cómo el proyecto estaba condenado al fracaso.Cuando se puso en marcha el tranvía todas las líneas de autobuses de la línea Alsina (la empresa de autobuses) sumaban sólo 900.000 pasajeros y no sólo en la comunicación de Torre del Mar con Vélez-Málaga, sino en otros núcleos de población de la localidad como Almayate, Cájiz o Caleta de Vélez.
Arrieta no entiende cómo el contrato con la empresa Travelsa establecía que en el caso de no cumplirse las previsiones de viajeros el Ayuntamiento de Vélez-Málaga asumiría todas las pérdidas. El coste técnico del billete es de 1,82 euros. El usuario sólo paga 1,30 euros. La diferencia la asumen las arcas municipales.

Lo vendieron como la panacea del siglo y el itinerario no es el más idóneo. Hay un kilómetro del trayecto donde no hay viviendas y si no hay viviendas la gente no se sube al tranvía. Alguien dijo que la solución sería construir bloques de ocho plantas a lo largo de la vía… El tranvía es un sistema de transportes ecológico, pero muy caro”, resalta a El Confidencial el concejal de Transportes de Vélez-Málaga.

¿Qué hará el municipio sin tranvía? Implantar un servicio de seis autobuses. Los billetes seguirán costando 1,30 euros y el Ayuntamiento argumenta que se ahorrarán 1,7 millones de euros anuales y más de 30 millones de euros en los casi 20 años que restan de contrato con la empresa concesionaria."

Artículos Relacionados por categorias


1 comentario:

  1. VENDO: Las verdaderas carreteras ecológicas son elevadas, no necesitan deforestar, ni remover tierras, ni siquiera retirar la corteza vegetal, con vehículos eléctricos inteligentes y silenciosos que viajan a 250 Km/h con cero accidentalidad, y reciclan la energía del frenado...Y lo más increible: son el sistema de transporte más económico que existe, a Us$ 150.000 dólares por kilómetro.

    tranxrail@gmail.com
    martinjaramilloperez@gmail.com
    Martín Jaramillo 314 873 17 95

    ResponderEliminar

Twittear