lunes, 17 de junio de 2019

Una pareja de lesbianas mata a su hijo y le amputa el pene porque querían que fuera una niña

Pero ya sabéis que según el absurdo y ridículo relato que pretende incrustar machaconamente la ideología de género, esto es imposible, porque la violencia y la maldad es solo una características del hombre, mientras que la mujer siempre es victima, y hay que creer al 100% lo que diga sin demostrar ni probar nada.  

Es el mismo estúpido relato que dice que el género es una construcción social que depende enteramente de la educación, y no tiene relación alguna con la biología y los genes. 


Así, que como el inocente niño de 9 años se resistía a ser mujer pese a que la trataban, y le vestían como a una niña, dejándole además el pelo largo, pues optaron primero por amputarle el pene, y al cabo del año por matarlo a sangre fría con un cuchillo y 12 puñaladas. 
Debía ser demasiado machista y homófobo por resistirse a cambiar su género, fruto por supuesto, del heteropatriarcado opresor. 

Pero tranquilidad, porque este crimen no es un acto de violencia de género, porque no es el hombre quien comete el acto, sino mujeres. Y quien diga que este acto es tan repulsivo como cualquier otro asesinato familiar y que merece el mismo castigo, independientemente de quién sea el autor y del género del mismo, al parecer, es una machista en contra de la igualdad, de las mujeres, a favor de que la gente muera y demás estupideces propias de gente sin muchas luces y ideologizada o manipulada hasta niveles dificilmente entendibles, pero sostenida por medio de la desinformación y la demagogia más vil, en un tema con una red de intereses (y de financiación) que alcanza cotas insospechadas. 

Pero en esas estamos hoy...


Artículo de El Mundo:  


Rosana Candido y Kacyla Pessoa, tras ser detenidas. FACEBOOK

No querían un niño sino una niña, y como no soportaban la idea de tener un hijo varón no se les ocurrió otra cosa que matarlo a sangre fría. Este terrible suceso ha ocurrido en Brasil y las autoras son una pareja de lesbianas: Rosana Cândido, de 27 años y madre del menor, y Kacyla Pessoa, de 28 años.

El pequeño Rhuan Silva, de tan solo nueve años, murió apuñalado mientras dormía. Pero no era la primera vez que la pareja lo atacaba. Hace un año, la madre del menor y su pareja amputaron al pequeño el pene para que fuera una chica, siguiendo las instrucciones de un vídeo de internet.

Además, según apuntan los investigadores, le vestían con ropa de niña y le dejaron el pelo largo, algo a lo que el pequeño se resistía, por lo que decidieron acabar con su vida.

Tras asestarle 12 puñaladas, intentaron deshacerse del cuerpo. Una parte del cadáver la quemaron en una barbacoa, otra parte la metieron en una maleta que arrojaron por una alcantarilla y los restos que quedaban los escondieron en dos mochilas en su casa.

Cuando fueron arrestadas, reconocieron el crimen y afirmaron que el niño era una carga para su relación de pareja. La madre llegó a asegurar que sentía "odio" por el pequeño porque le recordaba a su padre, que supuestamente la había maltratado en el pasado.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear