domingo, 17 de diciembre de 2017

Beneficios impresionantes

Carlos Rodríguez Braun analiza las declaraciones del presidente de la Sociedad Europea de Oncología sobre el precio de los medicamentos y sus motivos. 


No hay que olvidar los motivos de las alzas en los precios, y todos ellos pasan por la intervención del Estado en el sector farmacéutico. El primero, las concesiones estatales de monopolio a empresas vía patentes, que elimina la competencia y la obtención de fármacos más baratos durante x años. Y de ahí, podemos pasar a la tremenda y creciente burocratización y regulación del sector, que encarece sobremanera los procesos alargándolos mucho en el tiempo, provocando un precio mucho mayor de los productos. Luego nos encontramos con la socialización del sector o los programas de "ayudas", con subvenciones y ayudas garantizadas que provoca el estímulo de la demanda por encima de la demanda de equilibrio (más consumo del necesario, más aumento del precio por la mayor demanda y más impuestos y despilfarro de recursos reduciendo el poder adquisitivo de la gente con la consecuente menor capacidad para adquirir dichos bienes). Y por el lado de la oferta la intervención estatal provoca el aumento de la misma con el desincentivo a reducir precios o ajustarse a la demanda privada (puesto que es sujeta por el sector público y por lo tanto no necesita ajustarse)...

En consecuencia, tientes un sector radicalmente distante a un sector privado de libre mercado y que provoca consecuencias indeseables por la propia intervención política en el sector. Pero por supuesto, se achaca la responsabilidad a una sanidad privatizada que ni existe ni se le espera. 
Artículo de Libre Mercado: 
Leí una entrevista en El Mundo con el presidente de la Sociedad Europea de Oncología Médica, el doctor Josep Tabernero, que dijo:
Los fármacos son demasiado caros. (…) La industria tiene unos beneficios que son impresionantes y la manera en que se fijan los precios no es justa. Yo creo que el precio o el reembolso de los fármacos tendría que estar basado en el valor que aporta cada medicamento, porque no hay dinero para todo y no todos los fármacos aportan lo mismo.
Podemos hilvanar el razonamiento del doctor Tabernero pensando en una sanidad privatizada.
En efecto, en un mercado libre los precios no podrían ser "demasiado caros", porque eso atraería a nuevos oferentes, deseosos de aprovecharse de tal circunstancia. Lo mismo sucedería en cualquier actividad con "beneficios impresionantes". De igual forma, el mercado logra que el precio de las cosas se base en el valor que aportan, de modo que, como no hay dinero para todo, cada persona o empresa asigne sus recursos de modo de conseguir un valor mayor a cambio de su dinero.
Y ahora, como evidentemente no se va a privatizar la sanidad, veamos cómo es posible que los precios sean caros, los beneficios impresionantes, los precios independientes del valor de lo que aporta cada bien y el sistema de formación de precios no sea justo. Pues sí, todo eso es posible por la intervención del Estado.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear