martes, 19 de diciembre de 2017

La subida del salario mínimo elevará la temporalidad y la destrucción de empleo

Toda subida por imposición (ley) de los salarios que se sitúen por debajo de la productividad marginal provoca desempleo, y afecta precisamente a los colectivos más débiles (jóvenes y gente con menor cualificación). 
El aumento anunciado por el PP, que cede a las presiones varias, es otra política populista para intentar comprar votos, y que no ayuda a resolver (justo lo contrario) el grave problema laboral español: El paro. 

Los salarios aumentan cuando el paro es reducido, y la presión por contratar aumenta los salarios. 
Aumenta cuando la productividad de la economía aumenta, y el capital unitario por mano de obra se incrementa, lo que aumenta la producción por unidad de trabajo (y la correlación al respecto es evidente). 
Como no aumenta es con respuestas populistas y por imposición legal. Si fuera así, ¿por qué incrementan por el salario mínimo a 5000 euros? Bajo ese falaz argumento que nos venden los populistas, todos seríamos ricos, las pensiones se podrían pagar, el consumo y la demanda aumentaría y las empresas no cerrarían, aumentando la contratación. Y como en España, en los países pobres. 
Pues sencillamente porque este cuento es falaz desde su base. Sirve (y así fue el motivo de su origen) para privilegiar a ciertos grupos de empleo, eliminando la competencia (pues crea desempleo y echa del mercado laboral a los menos cualificados que no pueden ganar un empleo con la herramienta de la que disponen, un salario algo menor al que disfruta un trabajador cualificado. De esta manera, tenemos un menor nivel de empleo (más paro), más trabajo en b, un menor nivel salarial del conjunto de la economía (menos productividad lo que lleva a menos salarios, más costes, menos salarios también al haber más bolsa de desempleo y a mayor oferta de mano de obra, salarios más bajos, más impuestos para subvencionar contrataciones, ayudas al desempleo...que implica nuevamente menos poder adquisitivo del contribuyente y trabajador, menos productividad empresarial, y nuevamente la rueda. 
Pero la gente y su escaso conocimiento al respecto y los partidos políticos (que quieren comprar votos, atacar el sistema y a los rivales presentándose como los salvadores y los que están al lado de los trabajadores, cuando es al contrario), ciertas empresas grandes (que saben que las pequeñas no pueden competir con ellas pagando dichos salarios eliminando así la competencia y quedándose con el pastel) y sindicatos (para privilegiar a sus afiliados a costa de los desempleados y otros trabajadores) que venden a diario la cuestión del salario mínimo llevan a esto, creyendo la gente que es mejor para el conjunto de la sociedad. 
El siguiente artículo muestra el anuncio de subidas del salario mínimo por parte del PP y las advertencias del Instituto de Estudios Económicos (IEE). 
Artículo de Libre Mercado: 
El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha advertido de los efectos "contrapruducentes" de subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ya que se traduce en un aumento de la temporalidad y de los contratos parciales en las etapas expansivas y en destrucción de empleo y aumento del paro en las épocas de recesión.
Así lo señaló el lunes el presidente del IEE, José Luis Feito, en la rueda de prensa de presentación del informe semestral de 'Coyuntura Económica', después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya desvelado en una entrevista que "de momento" ofrecerá para 2018 una subida del SMI del 4%, lo que llevaría su cuantía hasta los 735,90 euros mensuales, así como alzas "importantes" para 2019 y 2020.
Feito ha señalado que cuando una economía se encuentra en proceso expansivo, como la española en la actualidad, la subida del SMI "no frena el desempleo, sino que aumenta inexorablemente la proporción de empleo temporal y parcial", dado que si se superan los umbrales de productividad de una parte de la población, se sobrepasa el presupuesto de la empresa para poder pagar dicho incremento salarial.
Además, ha advertido de que incrementar el Salario Mínimo genera "paro intenso" cuando la economía entra en recesión. De hecho, ha recordado que las subidas aprobadas en la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero en el periodo 2004-2008 produjeron el "efecto contrario al deseado", ya que una gran parte de trabajadores no llega a disfrutar del incremento porque "al final pierden su trabajo".
No obstante, Feito ha indicado que todas las medidas económicas conllevan una parte negativa y otra positiva, y en este caso el efecto positivo es que una parte de la población activa se beneficiará de una subida del 4% en su sueldo, si bien tras la época expansiva que puede durar "tres, cuatro, cinco o seis años, luego es posible que estén en el paro sin posibilidad de encontrar trabajo". En esta línea, ha recordado que en Alemania prácticamente no aprueban subidas de salarios, sin embargo las rentas salariales pesan más en el PIB del país y presentan salarios más altos.
Preguntado sobre la postura de la CEOE sobre el SMI y el incremento de los salarios en el marco de la negociación colectiva, Feito ha recordado que la patronal "no legisla ni pacta" sobre el Salario Mínimo, ya que "desgraciadamente" es una decisión estricta del Gobierno, aunque dentro haya posturas a favor y en contra. A este respecto, Feito ha asegurado que no está en contra de que los salarios sean mayores, pero "otra cosa es que eso se consiga a través del SMI", y ha precisado que CEOE determinará en enero su propuesta salarial definitiva para la negociación colectiva.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear