jueves, 10 de abril de 2014

Cándido y la 'desvinculación' de UGT

Percival Manglano sobre los 20 años de Cándido Méndez al frente de la secretaría general de UGT, su biografía, y la supuesta desvinculación entre UGT y PSOE.
Artículo de Libertad Digital:
"Cándido Méndez está de enhorabuena. El 10 de abril celebrará su veinte aniversario en la secretaría general de UGT. ¿Sus primeros veinte años? ¡No! En el congreso celebrado hace un año (el de su quinta elección), UGT aprobó limitar los mandatos de sus secretarios generales a tres. Dado que entonces también se decidió que los mandatos pasados de Méndez no cuentan, éste podría optar a dos mandatos más. Es decir, podría permanecer en el cargo hasta 2025. Sólo así establecería una nueva plusmarca sindical. Su antecesor, Nicolás Redondo, estuvo 23 años en el cargo (lo que significa que desde 1971 la UGT sólo ha tenido dos líderes). Pero el récord absoluto lo sigue ostentando Pablo Iglesias, quien ocupó la presidencia de la UGT 26 años: de 1899 hasta su muerte, en 1925.
Cándido Méndez lleva tanto tiempo encabezando la UGT que cuesta recordar los tiempos en los que no lo hacía. Por el bien del tercio de españoles que tiene menos de 29 años y por el de los demás con un interés relativo en las cuestiones sindicales, repasemos someramente su biografía.
Nacido en Badajoz en 1952 -la añada dominante en la política española-, a los cuatro años se trasladó con su familia a Jaén. Se afilió a la UGT y al PSOE en 1970, época en la que su padre reorganizaba las dos organizaciones en la provincia. Fue diputado del PSOE por Jaén entre 1980 (en sustitución de Miguel Boyer) y 1986. Compaginó sus labores parlamentarias con la secretaría general de UGT-Jaén, al tiempo que su padre era concejal del PSOE en el ayuntamiento de la capital de la provincia. En 1986 Méndez fue elegido secretario general de UGT-Andalucía. También fue elegido diputado autonómico andaluz del PSOE, pero dimitió en 1987.
Pese a su pasado, Méndez fue tajante en su primera entrevista tras ser elegido líder de UGT: "La vinculación estrecha con el PSOE nunca volverá". Ahora el sindicato afirma que es "independiente" (también dice que tiene 1,1 millones de afiliados). ¿Se ha cumplido su deseada desvinculación?
Lo cierto es que Méndez tuvo un pecado original: llegó a la cúspide de UGT por iniciativa del Gobierno de Felipe González. Éste presionó a Nicolás Redondo para que dimitiese dos meses después de tomar el control de la cooperativa sindical PSV, que había entrado en suspensión de pagos y dejado a 20.000 cooperativistas sin casa. Durante el juicio del caso PSV, la Fiscalía acusó a UGT de financiarse ilegalmente. Según el fiscal, el sindicato cobró a PSV por cada vivienda gestionada. La Audiencia Nacional finalmente absolvió a la mayoría de los encausados.
Ahora, UGT vuelve a ser acusada de financiarse ilegalmente. Así lo ha hecho la juez Alaya por el caso de los ERE. Tanto en 1994 como en 2014, todo apunta a que la mala gestión de UGT –y su posible financiación irregular– han ocurrido al amparo de Gobiernos socialistas.
Contrariamente a Nicolás Redondo, Méndez ha conseguido -hasta ahora- desvincularse del escándalo. Ha afirmado que no conocía las irregularidades, e incluso que dar explicaciones crearía "una confusión aún mayor". Su biografía, sin embargo, deja clara su fortísima relación con Jaén, con Andalucía y con el PSOE. Por ello, cuesta creer su total desconocimiento del caso. De hecho, Manuel Pastrana, el líder de UGT-Andalucía en 1998-2013, tuvo su primer puesto de responsabilidad sindical en UGT-Jaén, como responsable de su rama de servicios públicos. Además, de los 144 implicados en el caso de los ERE, el primero fue Juan Lanzas (el de la madre que dijo que tenía dinero "para asar una vaca"). Lanzas es de un pueblo de Jaén e hizo carrera en los años ochenta en la federación agroalimentaria de UGT-Jaén (el antiguo responsable de esta federación también está imputado por colar a su esposa como una falsa prejubilada). La juez Alaya está investigando si el jefe de Lanzas era Gaspar Zarrías, líder histórico del PSOE en Jaén.
En el décimo aniversario de Méndez en la cúspide del sindicato, Zapatero canceló deudas de UGT con el ICO contraídas a raíz del caso PSV por valor de 144 millones de euros y, además, le abonó 137 millones de euros, todo ello a cuenta del "patrimonio histórico" reclamado por el sindicato.
No parece que en estos veinte años Méndez haya desvinculado mucho a la UGT del PSOE ni corregido sus antiguos errores."

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear