lunes, 14 de abril de 2014

Sindicalistas reaccionarios

Buen artículo de Jordi Baeza mostrando las incongruencias y errores de los típicos manifiestos sindicales (y no sindicales), regresista e inmovilista (aunque se dicen progresistas) y contrarios a toda ley económica (creyendo ilusamente que las leyes políticas pueden cambiar las leyes económicas, como tampoco pueden cambiar las leyes físicas). 

Artículo de Liberal.cat
"Tiempos de protestas a favor del sistema.
Temporalidad contractual creciente. Pero no hay más temporalidad porque en un papel así lo ponga. Ni hay menos por mucho que en un papel ponga “indefinido”, si no hay beneficios. Al final, es la productividad lo que sostiene el empleo de forma agregada. Hasta el público, sí, que está más blindado, pero que es sufragado por la actividad del conjunto de la economía. Pero ya se sabe que muchos tienen fe ciega en la alquimia legislativa y la magia normativa. De ahí la existencia del Salario Mínimo Interprofesional  o que crean que los salarios se pueden subir por decreto sin consecuencias en forma de… Paro y pobreza o pobreza y paro. Como cuando se fija cualquier precio.
reforma-laboral1Las leyes económicas, como las de la escasa física o las de la anatomía humana, no se aprueban en los parlamentos. Y lo decretado no es la bajada salarial, lo decretado es el paro cuando no hay flexibilidad para contratar y despedir. Los gobiernos no son responsables de generar empleo sostenible, son los culpables del paro. Sí, con seis millones de parados, los salarios no suben, sólo lo harán de forma sostenida con más ahorro, capital y empleando más capacidad productiva. Con pleno empleo los salarios suben y un trabajador tiene más poder de negociación, siempre también en relación con sus capacidades individuales. Primero ahorro, inversión y empleo, luego la renta lo riega todo.
La vida también es temporal  y el Estado Todopoderoso nos hizo creer que un empleo podía ser para toda la vida. Y ahora poner las noticias es como escuchar un lloriqueo contra la realidad más impepinable. Todo trabajo siempre es temporal. Antes éramos recolectores de peras silvestres, ahora las plantamos en Lleida y más gente come peras. No las hemos robado a nadie, es que hay más peras. Milagros de la deflación que también distribuye renta, pero eso el keynesiano no lo ve. Lo podemos llamar progreso, progresistas. Como hablar con niños…
Hace poco vi una gran pancarta de cabecera que decía: “Ni reformas laborales, ni recortes.” Apartando ahora lo de los recortes, ¿reformas de ningún tipo? En general: no a las reformas.
Progresistas contra las reformas. Del tipo que sean. Es muy majo ese sindicalista que dice ser progresista y tiene esa pulsión íntima contra el cambio laboral y productivo. Qué bonito.
Casi tan bonito como cuando se pone apoplitorismofóbico. Aquí una lista de antiguos oficios a los que volver para combatir la deflación. Todos ellos fueron injustamente trabajos temporales. Injusticia social deflacionista. Viva la cesta cara. Abajo el tractor, viva el campo y ¡viva De Maistre!
Se dice con frecuencia que los grandes sindicatos son conservadores. Es un error. Son inmovilistas tirando a regresistas, el conservadurismo es reformista. Y queda claro que alguien que rechaza todas las reformas en una pancarta defiende privilegios. Es netamente un reaccionario. Al final son fans de De Maistre pero no lo saben. Él quizá diría: ni reformas, ni menos lujos en Palacio. No anda lejos la cosa. Aquí uno de los lujos es la tristemente famosa dualidad laboral que los grandes sindicatos quieren prolongar. Y que deja a los jóvenes como al común frente a la antigua nobleza laboral. De Maistre era un aficionado al lado del buró de UGT o CCOO.
Hay que tener unas gónadas de titanio para, con 6 millones de parados, poner en una pancarta “No a las reformas laborales”. Así, en genérico. En uno de los mercados laborales más rígidos de Europa y con estos vergonzosos resultados. Pero ya se sabe, se puede decir cualquier barbaridad si se acompaña del abusado y pleonástico adjetivo “social” que se repite hasta la extenuación social de esta sociedad social en este universo cósmico. Queremos justicia social y otras vacuas obviedades aplaudibles. Y cobrar más es mejor que cobrar menos, claro. Pero sin ánimo de lucro. Jaja."

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear