viernes, 8 de julio de 2016

Ahora Madrid pide la libertad de siete ultraizquierdistas detenidos por la "caza del pijo"

Es la enésima muestra del verdadero talante de los extremistas de Podemos (los que dicen que el miedo va a cambiar de bando).

No es una cuestión menor. Numerosos son los ejemplos (a nivel internacional e histórico en defensa de regímenes totalitarios, violentos y asesinos) en los que manifiestan la defensa de la violencia como arma política y del totalitarismo y la coacción siempre que sea favorable a sus "causas", que no es otra que la imposición de sus ideas y la obtención del poder.

Son numerosos ya los casos de defensa de criminales a los que exige su libertad por defender sus mismas ideas (no importa las atrocidades que uno cometa, pues tenían un fin revolucionario. Los medios nunca han importado).

Así no es de extrañar la exigencia de liberación y la defensa a ultranza del último caso. Los adalides de la "igualdad", "libertad", "democracia" o "justicia" solo emplean dichas palabras para ganarse apoyos ("crear pueblo" afín en palabras de Errejón) tener un envoltorio atractivo y justificar todos sus actos, ya que no importará lo que hagan, siempre habrá justificación pues su fin (ya se encarga la propaganda de hacerlo creer) son "buenos" (como lo era supuestamente en todas las atroces dictaduras cuando dichas ideas se han llevado a cabo alcanzando el poder).
No importa que de demócratas no tengan nada, pues son las más sectarios y contrarios al debate de ideas (simplemente eliminan, censuran o coaccionan las que no comparten tal como hicieron contra miembros de Ciudadanos.
No importa que de defensa de libertades o justicia no tengan nada. Así, quedaban para ir contra todo aquel que llevara cierta vestimenta para agredirlos e insultarlos (la "caza del pijo"), incluyendo destrozar dientes con palizas y apuñalar la cara a un ciudadano.
Como la famosa obra de Orwell, "todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros".

Quien se extraña de la impunidad que tienen en los países donde alcanzan el poder dichos sectarios? Quién se extraña del grado de atropello de las libertades personales, del grado de violencia callejero o coacción estatal hacia el ciudadano, del grado de corrupción (y Si, la de aquí es de risa en comparación, desgraciadamente), de la nula independencia judicial, del grado de revanchismo y confrontación social que se produce, de la persecución de los que piensan distinto, del creciente control de medios de comunicación (control público bajo su poder), educación y de las instituciones...

Por supuesto, no es cuestión de un día. Es un trabajo y resultado que labran día a día, con las consecuencias que conlleva.

Olivia Moya se hace eco de esta noticia en el siguiente artículo.

Artículo de Libertad Digital:

Integrantes del grupo de ultraizquierda Distrito 14 fueron detenidos este miércoles y hoy han pasado a disposición judicial acusados de lesiones y desórdenes públicos durante las fiestas de Moratalaz, en Madrid, en las que según los agentes protagonizaron "la caza al pijo", llamando a algunos ciudadanos "fachas de mierda".
Este jueves, a las 12.30 de la mañana, la cuenta oficial de Twitter de Ahora Madrid Moratalaz en este distrito ha publicado un comunicado mostrando su apoyo a los presuntos agresores así como la exigencia de su puesta en libertad. "Distrito Catorce es un colectivo muy conocido y muy valorado por todos los que en el barrio trabajan por un cambio profundo a favor de las capas desfavorecidas de la sociedad, un ejemplo de lucha, de trabajo y de compromiso social y político, tal y como demuestran las campañas que habitualmente llevan a cabo", señalan.
En el comunicado, Ahora Madrid no sólo exige la puesta en libertad inmediata de los detenidos sino que acusa a la Delegación del Gobierno de utilizar "métodos represivos" desde hace "varios años" contra los "movimientos sociales por medio de detenciones e identificaciones arbitrarias y multas por participar en movilizaciones".

 Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han informado del paso a disposición de siete de los arrestados, los mayores de edad, cinco de los cuales cuentan con antecedentes policiales. El octavo detenido, menor de edad, pasó a disposición de la Fiscalía de Menores.
Se trata de ocho integrantes del grupo de extrema izquierda Distrito 14, que ha protagonizado varios altercados en la capital, entre ellos una protesta en un pleno de la Junta de Distrito de Moratalaz el 17 de febrero de 2015 que obligó a desalojar la sala y por la que fueron arrestadas diecinueve personas unos días después.
Están acusados de amenazas y agresiones a varias personas en las recientes fiestas de ese distrito de Moratalaz, y también de increpar a miembros del partido Ciudadanos durante la pasada campaña electoral, según informaron a Efe fuentes de la investigación.

 La Jefatura Superior de Policía ha precisado que los ahora arrestados están acusados de delitos de desórdenes públicos y lesiones agravadas por motivos ideológicos y amenazas, por realizar lo que denominaban "la caza al pijo" el pasado 18 de junio, durante las fiestas de Moratalaz. Esta "caza" consistía en amenazar y agredir a cualquier persona que vistiera ropa de marca al grito de "fachas de mierda" y "nazis fuera", llegando a agredir brutalmente a varias de ellas y a causar graves desórdenes públicos.
Durante las citadas fiestas se reunían en la caseta que regentaban y desde allí se dirigían a zonas de "jóvenes pijos" protagonizando "agresiones indiscriminadas" y apuñalando en la cara a un joven que tuvo que ser operado. A otro le pegaron también en la caraprovocándole la pérdida de varias piezas dentales.
La Policía ha explicado que Distrito 14 es un colectivo de ideología extremista ubicado en la zona madrileña de Moratalaz cuyos integrantes ocuparon hace más de un año una entidad bancaria abandonada que utilizan como sede y que han denominado la "Bankarrota".

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada