viernes, 29 de julio de 2016

Las energías renovables en Alemania. Números

Luís I. Gómez analiza con números el resultado y consecuencias de la política renovable en Alemania y su evolución desde su implantación, que contrasta con las propagandísticas y sesgadas noticias que se leen con frecuencia al respecto del alabado modelo energético alemán. 

Nota: Pinchar la lupa en las imágenes para verlas en mayor tamaño.
Artículo de Desde el Exilio:
Frecuentemente los lobbys de lo renovable suelen usar Alemania como paradigma de lo que debe ser una política de protección del clima mediante la potenciacón estatal de las energás renovables. El país germano, de la mano (o bajo la mano) de sus politicos, emprendía allá por el año 2000 el plan de reconversión energética más ambicioso jamás visto. La meta – entonces – era alcanzar mediante la suvbención de proyectos energéticos basados en las llamadas energías renovables una cuota de producción energética renovable del 35% y una reducción de las emisiones de CO2 del 40% para el año 2020.
Han pasado 15 años desde entonces y es el momento de contrastar los buenos deseos con la realidad. Imagino que el impertérrito defensor de la quimera renovable llegará hasta aquí, le dará un vistazo al primer gráfico y dejará de leer este artículo.
Dato 1. Las energías renovables en Alemania aportan solo el 11% de la energía total consumida.
Consumo energético Alemania 2014
Datos oficiales de la AGEE http://www.bmwi.de/DE/Themen/Energie/Energiedaten-und-analysen/arbeitsgruppe-erneuerbare-energien-statistik,did=629806.html
Les traduzco los términos:
Braunkohle: Lignito; Steinkohle: Hulla; Erdgas: Gas Natural; Mineralöl: Petróleo; Kernenergie: Energía Atómica; Erneuerbare: Renovables; Andere: Otras
El consumo de energía primaria en Alemania, esto es, el consumo total de energía eléctrica, calefacción, tráfico, etc., ascendió en 2014 a cerca de 13.000 petajulios (PJ). Llama la atención que la biomasa y los biocombustibles, con alrededor del siete por ciento del consumo de energía primaria, se convierten en las reinas  de las energías renovables. La combustión de madera se encuentra a la vanguardia de los biocombustibles, con alrededor de un tres por ciento. Casi el 90 por ciento del suministro alemán de energía se basa en el petróleo, el carbón, el gas natural y la energía nuclear. ¿Realmente cree alguien que se puede renunciar no sólo a la energía nuclear, sino también a la térmica de carbón,  el petróleo y el gas natural? Les quedan 5 años a los políticos germanos para alcanzar el 30% soñado.
Dato 2. Desde el año 2010 no hay aumento en la aportación de las renovables a la energía total consumida.
Datos oficiales de la AGEE http://www.bmwi.de/DE/Themen/Energie/Energiedaten-und-analysen/arbeitsgruppe-erneuerbare-energien-statistik,did=629806.html
Datos oficiales de la AGEE http://www.bmwi.de/DE/Themen/Energie/Energiedaten-und-analysen/arbeitsgruppe-erneuerbare-energien-statistik,did=629806.html
Como ven, en el 2000, las energías renovables en Alemania presentaban una cuota en el consumo de energía primaria de aproximadamente el tres por ciento. En el año 2010, la proporción se elevó a un diez por ciento. Desde entonces, en los últimos cinco años, no hay cambios apreciables. En los años 2000 a 2010, se logró un crecimiento del siete por ciento. Desde el año 2010, prácticamente nada.
Dato 3. Desde 2009 la reducción de emisiones de CO2 es prácticamente inexistente.
Datos oficiales de la AGEE http://www.bmwi.de/DE/Themen/Energie/Energiedaten-und-analysen/arbeitsgruppe-erneuerbare-energien-statistik,did=629806.html
Datos oficiales de la AGEE http://www.bmwi.de/DE/Themen/Energie/Energiedaten-und-analysen/arbeitsgruppe-erneuerbare-energien-statistik,did=629806.html
Las emisiones de gases de efecto invernadero no han variado prácticamente nada desde 2009. En 2014 se consiguió una mínima reducción debido a los suaves inviernos 2013/2014 y 2014/2015 y al consecuente menor consumo de energía primaria. La “protección del clima” se ha tragado desde 2009 miles de millones de euros sin haber logrado nada.
Dato 4. La “refoma energética alemana” ha costado ya 243 mil millones de Euros entre impuestos y “recargos renovables” desde 2000.
Fuente: BDEW https://www.bdew.de/internet.nsf/id/DE_Home
Fuente: BDEW https://www.bdew.de/internet.nsf/id/DE_Home
El recargo EEG se introdujo en 2000 para promover las energías renovables. Desde entonces ha aumentado constantemente. 23 mil millones de euros pagaron  los clientes de electricidad alemanes el 2014. Y todo ello sin que la cuota de energías renovables en los últimos años aumente (desde 2010) o las emisiones de gases de efecto invernadero se hayan reducido (desde 2009).
Dato 5. Los recortes en subvenciones han supuesto una caída espectacular de las inversiones en energías renovables.
Fuente: BDEW https://www.bdew.de/internet.nsf/id/DE_Home
Fuente: BDEW https://www.bdew.de/internet.nsf/id/DE_Home
El recargo EEG se redujo en particular para la energía solar. En 2000, el kilovatio hora de energía solar era  recompensado con 50 céntimos, ahora solo con 12. Los altos subsidios irán bajando lentamente después de 20 años de existencia para el resto de las fuentes de energía renovable. Los ambientalistas se regocijan pensando que, por fin, la política energética será cada vez más barata. Error. La decreciente  subvención en el marco EEG es el golpe mortal para las energías renovables. La fiebre del oro ha terminado y los inversores abandonan lentamente el pastizal.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada