lunes, 27 de noviembre de 2017

Nadal dice que la política energética la decide el Gobierno y no las empresas

Qué mejor demostración de que el sector energético está totalmente planificado, siendo además donde la regulación es mayor (junto con el sector bancario). 

Una demostración que debiera servir a más de uno para quitarse las vendas de los ojos, para entender por qué ha subido y de qué manera el precio de la luz en España desde comienzos del 2000. 

Y NO, no se debe al ilusorio "libre mercado", se debe al muy realista Estado, que a través de los distintos gobiernos planifica y regula arbitrariamente todo el sector eléctrico, decidiendo en lugar de los consumidores qué fuente energética emplear para obtener la luz, el mix energético, los costes y subvenciones...por disparatado que sea dicho coste...


Artículo de El Economista: 

nadal-alvaro-manos.jpgEl ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha defendido que las decisiones empresariales "tienen que ser compatibles" con las de política energética y ha recordado que esta última la deben decidir los Gobiernos y los Parlamentos, "no las empresas".


"Son los Gobiernos y los Parlamentos y no las empresas los que deben decidir la política energética porque es estratégico para el país", ha dicho el ministro en una entrevista en el diario El País publicada hoy, en la que se ha referido a la intención de Iberdrola de cerrar sus centrales de carbón en Asturias y Palencia.
Tras relatar que tuvo una conversación con el presidente de Iberdrola, José Ignacio Galán, poco antes del anuncio en la que no le habló de esas intenciones de cierre, sino que se enteró cuando se presentó la solicitud, Nadal ha considerado que una empresa no debería cerrar centrales rentables, salvo que esté esperando obtener ventajas.
Ha recalcado que hay que preguntarse "la razón del cierre", si se basa en criterios de rentabilidad o en imagen de marca, y recuerda que la norma deja la posibilidad de que venda las plantas.
"En caso de que no la quiera comprar nadie es que no es rentable. Entonces, tenemos dos situaciones: una, que no es de interés y se regula cómo se cierra, y dos, si sigue siendo de interés porque evita apagones o es medioambientalmente importantísima, entonces habrá que compensar los costes para que siga funcionando", ha añadido.
Ha asegurado que el real decreto que endurece las condiciones de cierre de centrales de carbón "no es una reacción al anuncio de Iberdrola" y ha explicado que el Gobierno lo ha aprobado tras fracasar las conversaciones con varios grupos políticos.
Tras destacar que España necesita todas las fuentes de energía y que el carbón ayuda a abaratar el precio, ha reiterado que si se eliminan las nucleares en la base, sube el precio un 25 %, y si se suprime el carbón en las puntas (cuando hay más demanda) aumenta un 15 %.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear