lunes, 8 de diciembre de 2014

La deuda pública 'real' es del 132,1% del PIB: 382.000 millones más que la oficial

La deuda pública española sigue haciendo records históricos, continuando con su imparable crecimiento.

Si las cifras "oficiales" que computan en Europa son ciertamente preocupantes, así como su ritmo de crecimiento, algo que ya advertíamos muchos desde hace años que iba a suceder, las cifras reales no dejan lugar a dudas de la gravedad del asunto.

Pero esta es al parecer la famosa (y aún más falsa) austeridad pública llevada a cabo en España, que va siempre unida a las voces de que hay que aumentar más y más la deuda pública, que no es un problema (es lo que decían desde el inicio de la crisis los que ahora se quejan de su volumen y pretenden impagarla pero seguir aumentándola a su vez, el colmo del absurdo).

Su corrección es sencillamente imprescindible y no queda otra si no se quiere seguir cayendo en un agujero depresivo y de nulo crecimiento económico, empobrecedor de la sociedad.

Y esto pasa por REDUCIR drásticamente el gasto público y corregir el enorme déficit anual que padecemos. Justo lo contrario a lo que han venido haciendo PSOE y PP y lo que prometen irresponsablemente (pero muy interesadamente) el conjunto de partidos políticos (nuevos y viejos).

No hacerlo y seguir subiendo impuestos nos llevará al absoluto desastre...pero lo importante es llegar al poder y prometer el paraíso en la tierra con soluciones mágicas y más de lo mismo que nos ha llevado hasta aquí...


Artículo de El Economista:

España tiene 382.000 millones de deuda más de la 'oficial' que computa Bruselas

España tiene 382.000 millones de deuda pública (el 38,2% del PIB en 2013) que no computa según el Protocolo de Déficit Excesivo (PDE) de Bruselas, y que por tanto no penaliza al Gobierno de Mariano Rajoy a la hora de rendir cuentas anuales ante la Comisión Europea. Pero es una cifra enorme, absolutamente récord, que España por supuesto debe y tiene que pagar, y que triplica el pasivo excluido del PDE que la Administración española registraba en 2007 (el 11,7% del PIB).

¿Cuál es la implicación de esta deuda pública que queda fuera del perímetro de Bruselas? Pues que si se suman las dos deudas (PDE + no PDE), en 2013 el pasivo total amasado por las Administraciones españolas se disparó hasta el 132,1% del PIB (unos 1,32 billones de euros), en vez del 93,9% que admiten las cifras oficiales.

Hay que precisar que todos los países llevan este doble cómputo, permitido por Bruselas, pero en el caso español es otra señal que alerta sobre el rápido crecimiento del pasivo.

Según detalla un informe de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), esta deuda extra que hay que sumar a la oficial según el PDE la generan "entidades del sector público que se financian principalmente por sus propias ventas o que no desarrollan una función gubernamental".

Pero, tal y como avisa Ramón Xifré, de la Universidad Pompeu Fabra, es una deuda que "produce inquietud pues podría reflejar que los diferentes niveles de Gobierno (central, regional, local) están transfiriendo deuda hacia entidades y agencias públicas que quedan fuera del perímetro de Bruselas, pero que, son la base en parámetros históricos, debería computarse como parte de la deuda a efectos del PDE".
 

¿Quién le pone el cascabel a la deuda?

España incrementó su deuda pública en otros 10.513 millones de euros en septiembre, con lo que sitúa su pasivo en la cifra récord de 1,020 billones de euros, equivalente al 97,1% del PIB. Tras el nuevo aumento de septiembre (el tercer mayor en un mes en lo que va de año), la deuda de las Administraciones Públicas queda a tan sólo cinco décimas del objetivo marcado por el Gobierno para todo el año, del 97,6% del PIB, según las estadísticas del Banco de España.

Y es una situación que no tiene visos de mejorar. En opinión del economista Ramón Xifré, es probable que el pasivo español "duplique, en el futuro cercano, el de los países del núcleo de la Unión Europea, que se ha mantenido bastante estable en torno al 55% del PIB durante los últimos 15 años".
 

Spain is different: +32 puntos porcentuales de deuda desde 2010

Con la crisis, las cuentas públicas españolas se han escorado tanto en déficit como en deuda. Así, la media del déficit durante el período 2010-2013 se situó en el 9,2% del PIB, lo que significa que nuestro desequilibrio presupuestario más que duplicó el del conjunto de la Unión Europea (4,5% del PIB de la UE en ese período).

Y lo que es tanto o más grave: en términos de stock, la deuda española entró en una espiral alcista que aún no ha acabado, mientras que el pasivo de la UE parecía iniciar una fase de estabilización.

Tal y como detalla el estudio de Funcas, si se analiza sólo la deuda pública incluida en el criterio contable del PDE, el pasivo español subió hasta el 93,9% del PIB en 2013. Esto es, un incremento de más de 32 puntos porcentuales desde 2010. Por el contrario, la deuda agregada de la UE-27 sólo aumentó 7 puntos porcentuales.

Así las cosas, cobran fuerza las voces que alertan de la necesidad de poner coto a la deuda del sector público, incluso con medidas de reestructuración de la misma.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear