martes, 9 de diciembre de 2014

Las Juventudes Comunistas le declaran la guerra al amor romántico por ‘capitalista’

Elentir pone de manifiesto y analiza la última estupidez de (en este caso los jóvenes) comunistas en España, y hasta qué punto se puede desvariar...


Artículo de Contando Estrelas:

Las juventudes del Partido Comunista de España, en cuyos actos participaba Pablo Iglesias hasta el año pasado, tienen previsto clausurar hoy su “III Escuela de Cuadros Manuel Tuñón de Lara”. No he podido evitar la tentación de repasar lo que han dicho, sobre todo teniendo en cuenta que esa organización manifestó en 2013 su “solidaridad con Corea del Norte”, y que el pasado verano convocó un concurso de camisetas que se convirtió en un desfile de tiranos.


A la vista de los precedentes la cosa prometía, y no ha defraudado. Anteayer los cachorros comunistas nos brindaban la siguiente “perla”:
Y unos minutos después lanzaron esta otra:
Vinculan el amor romántico con el maltrato a las mujeres
A la vista de lo anterior, a ver quién es el valiente que le dice a una joven comunista un cumplido tan corriente como “hoy estás preciosa” o “cada día te quiero más”. Y ya no digamos si además tienes la osadía de prestarle tu chaqueta si tiene frío, dejarla pasar antes que tú por una puerta o incluso ofrecerte a cambiarle una rueda si se le pincha la del coche. Lo mismo te lanza una torta y te llama “sucio capitalista”… Incluso teniendo en cuenta que hablamos de fans de Lenin, de seguidores de una ideología fanática y totalitaria que ha sembrado el mundo con 100 millones de muertos, me costaba creer que alguien pudiese publicar en serio “perlas” como las citadas. Esto debe tener alguna explicación racional. Pobre de mí, se me ocurrió ir a buscarla en la web de las Juventudes Comunistas, y me encontré con este artículo en el que definen el amor romántico como “una idea que encierra algo más que el simple enamoramiento, una idea que protege la subordinación doméstica de las mujeres”. Incapaz de entender qué narices tiene que ver la subordinación de la mujer con que un hombre sea un sentimental y un detallista, opté por seguir leyendo un párrafo en el que presentan el amor romántico como un sinónimo de maltrato a la mujer y acaban definiéndolo como “la herramienta más poderosa para controlar y someter a las mujeres, más poderosa que las leyes si cabe”.
¿Rosalía de Castro y Gustavo Adolfo Bécquer eran personajes de Disney?
En otro artículo más presentan el día de San Valentín como “una de las fiestas clave para la reproducción de roles bajo un halo romántico, sacado de la misma fábrica de comportamientos machistas made in Disney. Es decir, que el romanticismo es un invento de Disney. ¿Habrán leído alguna vez a Rosalía de Castro, a Gustavo Adolfo Bécquer y a otros autores? ¿O pensarán que son personajes de Disney como el pato Donald o el ratón Mickey? Pero lejos de detenerse a zurrar a Disney, la toman también con “Romeo y Julieta”, a la que tachan de “una de las obras que perpetúan ese “amor romántico” heteropatriarcal, la posesión de las mujeres como mera mercancía, la violencia para mostrar una virilidad exarcebada que acabará en tragedia, cómo no, por culpa de una mujer”. La monda. Pero ¿se habrán leído siquiera la obra de William Shakespeare? ¿Pretenden prohibirla por “heteropatriarcal”? Y hago esta última pregunta porque es costumbre comunista prohibir aquello que no encaja en sus dogmas ideológicos. No tengo noticia de que ninguna dictadura comunista prohibiese las obras de Shakespeare, pero al paso que van en las juventudes del PCE, ¿cuánto tardaremos en ver a “Romeo y Julieta” en las listas negras de libros prohibidos por incorrectos según los dictados del feminismo rojo?

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear