sábado, 20 de diciembre de 2014

Sobre el incremento del PER del gobierno, el populismo creciente, el daño de los lobbies y las consecuencias para la sociedad de todo esto

Viva el populismo y la irresponsabilidad. Es lo que ocurre cuando se gestiona pésimamente los recursos públicos, cuando los gobierno han maleducado y adoctrinado al pueblo en las bondades (falsas) del populismo creciente y el gasto público sin fin y cuando en la oposición la deriva populista para comprar voluntades sigue creciendo.

El efecto es que todo el mundo de manera irresponsable cada vez va hacia el "y yo más". Pues yo te doy esto (como si saliera de él mismo y no del ti mismo) y esto y te prometo esto más que el contrario.


Hay una carrera por la que prometen de todo a todos. Roban a A para darle a B. Roban a B para darle a C y roban a C para darle a A, por lo que hacen creer que son ellos (los políticos) los que te proporcionan cosas (cuando para ello te han quitado previamente el dinero del bolsillo o te lo quitarán en el futuro lo que han pagado con deuda). Y a cambio por supuesto, se quedan una gran parte en sueldos estupendos para ellos y en mantener a millones de personas viviendo de la burocracia, lo que implica que te quitan de tu bolsillo mucho más de lo que te dan (también en esos servicios que llaman gratuitos, pero que cuestan más de lo que costarían sin un monopolio estatal).

Y esta es la realidad resumida de manera sencilla y que lleva al desastre social y económico de un país.

Es otro ejemplo (enésimo) más de cómo actúan los lobbies, del daño que hacen al conjunto de ciudadanos, y del total antiliberalismo imperante en la sociedad.
El lobby de turno, reclama más dinero para sí mismo, que el ciudadano de a pie no le da voluntariamente por su servicio, por lo que se arrima al poder político para presionarle y que le de por ley dinero gratis, quitándoselo a la fuerza al resto de ciudadanos, que no disfrutan de dicho servicio o que paga mucho más a parte del precio del producto que obtiene (pero de manera oculta vía impuestos).

Es la última medida en este sentido de un gobierno desesperado por ganar votos es prometer más por nada a los trabajadores del campo (a costa de quitarle silenciosamente el dinero al resto). Así, ha asegurado, que reducirá (una vez más) el número de peonadas para acceder al subsidio agrario (PER) y dará más ayudas

¿Las consecuencias?

-Despilfarro público con unas arcas ya de por sí vacías.
-Incremento del coste de la medida pues tienen que endeudarse para dar ese dinero de más y pagar intereses por ello. 
-Más impuestos para el ciudadano para pagar dicha mayor ayuda. 
-Quitarle dinero a B, C y D para dárselo arbitrariamente a A.
-Desincentivar el trabajo, pues cada vez se puede vivir más del cuento.
-Reducir por tanto la actividad, lo que va contra el empleo, la generación de riqueza y la recaudación para pagar dichas ayudas (lo que hace incrementar más impuestos a los cada vez menos trabajadores).
-Incentivar el fraude como es bien sabido donde funciona el PER, para recibir las ayudas sin trabajar (aún menos días).
-Desincentivar la transformación económica y el cambio productivo, pues mantiene un sector sobredimensionado por las ayudas públicas, evitando que dichos recursos y capital y mano de obra vaya a desarrollar e invertir en sectores más productivos.
-Incentivar el robo por ley y la inmoralidad y la picaresca, que supone quitarle a la fuerza a uno para dárselo a otro.
-Asignar mal los recursos, empobreciendo a la sociedad, pues se quitan recursos de la economía productiva y generadora de riqueza, para destinarlos a sectores improductivos, lo que destruye riqueza y supone un empeoramiento de las condiciones económicas para el conjunto de ciudadanos.
-Fuga de capitales económicos y humanos (para protegerse del robo) indirecta, pues estos comportamientos llevan a subir impuestos y apropiarse a la fuerza cada vez más de recursos de terceros, por lo que muchos acaban con irse del lugar hacia lugares con mejores condiciones de vida y un menor expolio de los rendimientos de tu trabajo por parte del Estado.
-Una menor satisfacción de las necesidades del ciudadano, pues al quitar recursos de la economía productiva (aquella que gana dinero porque sirve eficientemente al consumidor por lo que paga para obtener dicho servicios/producto), implica menos recursos para mejorar los productos y/o ofrecerlos más baratos, perjudicando al ciudadano, encareciendo indirectamente (ya sea en precio o sumando precio y mayor impuesto para cubrir dicha subvención) los productos que menos reclaman o peor les satisface (sectores ineficientes que pierden dinero porque no tienen demanda o no cubren satisfactoriamente a los clientes).
-Perjudican por tanto las economías de escala, al no liberar adecuadamente los recursos necesarios que irían libremente hacia aquéllos sectores que mejor satisfacen las necesidades del consumidor (obtienen beneficios), lo que llevaría a incrementar la competencia con la generación de nuevas empresas o mejora de las presentes, dando lugar a una mayor oferta de lo que demanda el consumidor, y por tanto a obtener dichos productos por menor importe, permitiéndoles tener un mayor poder adquisitivo.

 


Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear