sábado, 27 de febrero de 2016

28.000 muertes violentas en Venezuela, pero los cantos de sirena del socialismo nunca se dejan de escuchar

El sueño socialista de Venezuela sigue derrumbándose en cada ámbito, y la violencia del país llega a cotas record cada año. El último dato son los 28.000 asesinatos en el último año (76 muertes violentas cada día, más de tres cada hora e implicando que 1 de cada 5 personas que mueren asesinados en toda América es venezolano, y además con una impunidad del 97% de los delitos).

Pero cómo es posible!!! ¿La revolución socialista no iba a traer crecimiento, riqueza, bienestar social, igualdad, cero corrupción, libertad, justicia, paz y amor? 


Los hechos en el socialismo siempre superan a la ficción, dejando siempre en evidencia las falsas promesas y la propaganda continua del socialismo. Pero como en toda religión, la fe mueve montañas (y la gente cae en sus redes y se deja llevar por las bonitas promesas y fines que dice tener, fines que nunca son logrados, empeorando además la realidad y situación de las personas tras aplicar sus destructivos medios (pues los medios nunca importan para ellos, pues lo importante son los fines). 
Unos medios que son llevados a cabo y aceptados por la masa por medios simplistas y demagógicos pero biensonantes y siempre justificados por una buena excusa-causa. 

El resultado siempre es el mismo allá donde se lleve a cabo, no importando la cultura de dicha sociedad, la época, su nivel previo de riqueza, sus recursos naturales...Pero nunca importa. NUNCA admiten que se equivocaron. Siempre hay una excusa o como mucho un míiiinimo error de ejecución. 

El socialismo es sin duda algo único, puesto que el fracaso (y siempre se da) nunca parece refutarlo. Los hechos nunca sirven pues siempre los eluden con una u otra argucia y siempre hay una negación de su responsabilidad. Y cuando esas acciones fracasan, NUNCA aprovechan las enseñanzas de ese fracaso. Y de esta manera siempre hay un vuelta a empezar en otro sitio. 

Y todos los que habían dado apoyo no solo moral a dichos experimentos, empezando por los denominados "intelectuales" que se reivindican como guías de la sociedad, se consideran libres de responder ante su responsabilidad moral de promover dichos infiernos (pero defendidos a muerte, ocultados sus problemas, desviado cualquier crítica y dulcificados durante años hasta que la evidencia de la realidad vuelve a manifestarse sin piedad ni dudas), y vuelven a hacer exactamente lo mismo (y siempre desde su pretendida superioridad moral) en otro experimento-país apoyando exactamente las mismas cosas que llevan al desastre a toda sociedad. Cosas del fanatismo...

Pero sigamos sin abrir los ojos cegados por los mismos cantos de sirena y pretendiendo ir por el mismo camino, porque según nos aseguran algunos...a peor no se puede ir, no?

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario