martes, 23 de febrero de 2016

Wall Street está dibujando la misma pauta que en el crash del 29

Carlos Montero recoge las previsiones del célebre John Hussman sobre el comportamiento futuro del S&P 500 y la pauta que está siguiendo. 

Si esta previsión es acertada, los descensos podrían ser realmente duros...
Nadie sabe lo que va a hacer el mercado de acciones, pero a menudo mirar el pasado nos ayuda a averiguar el futuro. Y en el debate acerca de adónde se dirigen las bolsas mundiales, un error común es confinarse a las recientes tendencias de la historia en lugar de a los datos antiguos que ahora están disponibles. Un analista que toma esta visión de largo plazo es el famoso analista John Hussman, de Hussman Funds.
La reputación de Hussman ha recibo un duro golpe en los últimos tiempos, porque se perdió el giro alcista del mercado en 2009 y luego pronosticó un crash que no llegó a suceder.

Sin embargo, a medida que el mercado se ha estancado en los últimos 18 meses, la reputación de Hussman ha sido parcialmente reivindicada.

Y aquellos que cree que la reciente caída del 15% desde el máximo es sólo una corrección dentro del gran mercado alcista, no estarán nada de acuerdo en lo que piensa Hussman del futuro.
Este gráfico muestra el comportamiento actual del S&P 500

Y este otro gráfico es el que Hussman cree que hará el mercado.


Este último gráfico es un gráfico de la crisis de 1929, uno de los más famosos de la historia.

Hussman piensa que también ilustra el futuro probable.

El punto más importante que señala Hussman sobre este gráfico - y los gráficos de muchas otras caídas de los mercados en la historia (los dos más recientes de 2000 y 2007, fueron correctamente pronosticados por Hussman) - es que generalmente las caídas de los mercados siguen el mismo patrón.

En primer lugar, en un mercado en el que las acciones están muy sobrevaloradas (como en la actualidad) y en la que los inversores son cada vez más reacios al riesgo (como lo son hoy - ver los diferenciales de los tipos de interés entre bonos seguros y con riesgo), los crash son mucho más propensos a ocurrir de lo que son en cualquier otro entorno de mercado.

En segundo lugar, los crash no ocurren de repente - durante años todo está muy bien y entonces un día el mercado simplemente se cae del cielo. Por el contrario, los accidentes se desarrollan durante muchos meses. Y el "crash" en sí - el período de pérdidas con caídas casi verticales - generalmente comienza después de que el mercado ya ha caído alrededor del 15%.

Esa es la idea clave cuando observamos el gráfico anterior.

Para demostrar esto, Hussman nos enseña la caída de 1987. El mismo patrón. Descensos de aproximadamente del 10% al 20% desde el máximo, una pequeña recuperación, y un crash posterior.


¿Es eso lo que va a pasar ahora?

Nadie lo sabe.

Pero cualquiera que se sienta bien después de la subida de la semana anterior debería conocer que: 1. El entorno macro más propicio para los crash se mantienen en vigor (sobrevaloración y creciente aversión al riesgo) y 2. La forma en la que se está comportando el mercado ahora es exactamente la misma que en anteriores crash.

Por lo tanto, ni Hussman, ni yo, ni usted debe sorprenderse si el mercado sigue cayendo y no para hasta dejarse un 50% desde el máximo.

Como ha señalado Hussman la semana pasada en su habitual nota deprimente, una caída del 50% ni siquiera sería el peor de los casos. Sólo sería una corrección normal desde las valoraciones que llegamos en 2015.

En el "peor de los casos", el descenso sería del 75%.

Fuentes: John Hussman, Henry Blodget  - BI

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario