martes, 16 de febrero de 2016

“Los tipos de interés negativos ahondarán aún más el crash de las Bolsas…”

Mar Revuelta refleja en el siguiente artículo por qué los tipos de interés negativos ahondarán aún más el crash de las Bolsas, así como las enormes burbujas que se están generando con dichas políticas...


"Muchos años después, los mejores especialistas financieros y bursátiles coinciden en que los bancos centrales siempre fallan como agentes previsores y en que sus funciones se limitan a meras ejecuciones de programas, que unas veces, las menos, arrojan novedades sobre los conocidos y otras, las más, son simples reediciones de situaciones anteriores. Los bancos centrales son cualquier cosa, menos entes infalibles. Coinciden los mejores expertos, además, en que los bancos centrales carecen de la independencia que ellos mismos proclaman, porque desde siempre han sido la voz de su amo. Por eso, los bancos centrales apagan unas burbujas para inflar otras en su afán de cumplir los deseos de quienes tienen en ese momento la sartén por el mango. La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y el Banco central de Japón (BOJ) son los mejores exponentes de este servilismo. En Estados Unidos, porque el techo de la deuda pública sigue rompiéndose una vez tras otra al mismo tiempo que los mandatarios de la Fed inundaban las calles de dólares. En Japón, porque tras 15 años (¿o son más?) de Crisis todo sigue igual o peor ¿Europa? El Banco Central Europeo ha sido, hasta el estallido de la Crisis, un gallinero: demasiadas voces, demasiados gritos, demasiado ruido para nada. En la actualidad, manda Alemania. Así de sencillo ¿Y esto a cuento de qué? A propósito del corifeo, de la agitación proclamando tipos de interés negativos en todo el mundo. Pero eso es una trampa, tan mortal como las trampas de liquidez..."
"En nuestra gestora nos preocupa la dependencia de los bancos centrales de los poderes políticos y ese grado máximo de brazo ejecutor que mantienen en lugar de ser un brazo previsor. Pensamos que más vale prevenir que curar. Lo peor es que los bancos centrales ni curan ni previenen y lo que provocan, al menos en las últimas décadas, son enormes burbujas..."
"Con la congelación del crédito que conceden los bancos al sector inmobiliario se ha logrado explotar, en efecto, la burbuja del sector, aunque en el proceso han muerto muchas entidades financieras tanto en Estados Unidos, como en Europa (en Irlanda y en España, principalmente). Con la agresiva política de tipos de interés cero se hace más llevadera la carga hipotecaria y se consigue una mejor refinanciación de la carga de la del sector privado. Pero en el mismo acto, se están generando enormes burbujas:
1.-La de los bonos, principalmente en Estados Unidos, porque los bonos del Tesoro la realidad es que los bonos del tesoro USA ya no se negocian por los dividendos (bajos) que ofrecen, sino por la subida de su valor de los mismos en el mercado.  Hasta hace poco, que han comenzado a subir, los tipos han bajado de manera continuada, lo que hace subir el valor de los bonos ya emitidos. Al especulador le basta esperar para revender con una plusvalía. Un mecanismo  muy peligroso porque cuando los tipos comiencen a subir el valor de los bonos ya emitidos bajará y los especuladores venderán a mansalva, acelerando ellos mismos la baja (y consiguientemente la subida de los tipos de interés). Eso ya lo están viviendo peligrosamente los mercados...
2.-La de las Bolsas. Eso ya lo estamos viendo en Estados Unidos, con los índices en máximos históricos hasta hace muy poco ¿Increíble, no? gracias a tipos de interés negativos: el dinero se siente acorralado, no tiene donde ir y, además, cree que la Reserva Federal siempre evitará el retroceso de la Bolsa. Hasta ahora no ha sido así, con fuertes descensos en este arranque de 2016...
3.-La de los activos en su conjunto, porque los bancos centrales obligan a todos los actores en los mercados a seguir la misma dirección al generar tipos de interés negativos..."
"Estamos, por tanto, en el umbral de un nuevo crash del crash si las Autoridades insisten. Estas situaciones ya las hemos vivido antes de una u otra manera. En el umbral de un nuevo crash del crash, porque los bancos centrales, apremiados por el poder político no dejan que los deberes se hagan con tiempo y que, de este modo, las reformas estructurales se consigan. Se corre el riesgo, más en Estados Unidos que en Europa, de que las reformas estructurales sólo figuren en el papel y no en la realidad..."
"Tipos de interés negativos que, además, provocan serias distorsiones en la velocidad de crecimiento de la zona euro. Prudencia, mucha prudencia y no se deje llevar por la flauta mágica, que ya sabemos dónde acabaron los ratones que siguieron la melodía del famoso flautista..."

(De la conversación con el consejero delegado de una importante gestora de fondos)

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada