domingo, 22 de mayo de 2016

50 sombras de Iglesias, el programa económico de la izquierda

J.R. Pin analiza las "50 sombras de Iglesias", el programa económico de la extrema izquierda, que se basa en los dos mismos ingredientes que la novela, la atracción y la sumisión. 
Artículo de La Información:
Bajo el título “26J, 50 Pasos Para Gobernar Juntos”, Podemos, liderada por Pablo Iglesias, ha publicado el programa electoral de la Izquierda. Una izquierda que presupone compuesta por Podemos y el PSOE si los números del Congreso salido de las próximas elecciones lo permiten.
Al igual que la famosa novela “ Las Cincuenta sombras de Grey” el programa económico de la “extrema izquierda” contiene los dos ingredientes que hacen que la relación de los dos personajes de la historia de E. L. James sea destructiva: la atracción y la sumisión. En el caso de la novela atracción erótica y sumisión a la personalidad de Grey, el protagonista masculimo. En el caso del programa de la izquierda: la atracción de la protección estatal y la entrega de la libertad personal en manos de los autoproclamados líderes la sociedad, en este caso Iglesias y sus compadres.  
Ofrece el programa el nirvana social a través de medidas como gastar en protección social el 17% del PIB; la derogación de “las Reformas Laborales”; el aumento del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros por catorce pagas en 2019; reducción por ley de la deuda hipotecaria de las familias; banca pública, renacionalizando Bankia y BMN; creación de una renta complementaria entre 600 y 1.290 euros por familia para todos los que no la alcancen; suministros básicos de agua y electricidad, vivienda garantizada , acceso universal a la tarjeta sanitaria, garantizar las pensiones. Es el ofrecimiento de un paraíso revolucionario para todo aquel que quiera vivir de las subvenciones del Estado. Atractiva oferta que ofrece una vida cómoda cerca del umbral de la pobreza pero sin sobresaltos.

Pero a cambio, como el personaje de la novela exige la firma de un contrato de adhesión. Será el Estado, manejado por Iglesias y los suyos, quién regulará la vida de quienes estén dispuestos a aceptar estas dádivas de caridad gubernamental. Es una oferta a lo Bolivariana, busca proteger a los “descamisados”, en lo que cualquier ciudadano caritativo podría estar de acuerdo sino fuera porque el contrato de adhesión es autodestructivo.
Primero porque no es posible ofrecer todo eso sin más ingresos por parte del Estado ¿Cómo? Ya se sabe la extrema izquierda cree en dos “Baritas Mágicas”: la lucha contra el fraude y más impuestos a los ricos. Las dos son espejismos que nunca se cumplen. En la lucha contra el fraude el actual Gobierno ha obtenido 15.000 MM de euros en 2015 (¡Record Histórico!) ¿Podemos haría más? No es probable; así que ¡menos lobos Sr. Iglesias! Segunda barita mágica: los impuestos sobre la riqueza de diferente tipo (patrimonio, sucesiones, donaciones, transacciones financieras, …) que aparte de duplicar la carga fiscal sobre los mismos de siempre, la clase media, disuaden el ahorro, penalizan el esfuerzo y llevan a la sociedad a la mediocridad económica, generan desempleo y reducen la clase media.
El programa económico de las “50 sombras de Iglesias” es en realidad un amasijo social, propio de lo que son los Podemitas, profesores de ciencia política ideologizada, sin fundamento económico. La combinación de la “atracción erótico-económica de las “50 Sombras de Iglesias” y el contrato de sumisión al líder” tendría como consecuencias a la corta el enfrentamiento con las autoridades de la UE y, en particular de la zona euro. La petición de volver a renegociar la bajada del déficit público no sería aceptada. Entonces habría dos alternativas: a) la de Tsipras, el griego, que es doblar el espinazo y no cumplir lo que se prometió, rebajando pensiones y manteniendo la Reforma Laboral, por ejempolo; o b) la salida del euro, la hiperinflación y bolivarización de la economía española.
Cómo la segunda alternativa no la ha querido ni Tsipras, lo normal es que Iglesias no cumpla lo que dice prometer si llega al poder. Pero una vez sentado en Moncloa él ha conseguido su objetivo y sus votantes tendrán que volver a casa, como Anastasia, la protagonista de la novela: destrozada en su personalidad y amargada.      

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada