lunes, 9 de mayo de 2016

El contrato de la hija de Ribó no apareció en el DOCV ni en el portal de transparencia

Critican el nepotismo "jurando" acabar con el mismo, porque ya se sabe, son el gobierno "del cambio". Como no podía ser de otra manera, la realidad es bien distinta, y no es que ocurra con el paso de los años, no. Nada más llegar, el nepotismo está a la orden del día, en el que se contrata a familiares y amigos a dedo y sin transparencia alguna. Y menos mal que se había creado el Portal de Transparencia de la Generalitat, otro de esos incontables órganos que no sirven para nada (pero cuyo nombre tiene que ser muy atractivo para que nadie se queje de su creación) en los que se dilapidan los impuestos (destrucción del tejido empresarial y del empleo) que nos quitan a la fuerza para que burócratas vivan muy bien a nuestra costa (economía improductiva que destruye la riqueza de una sociedad). 

Eso sí. Ahora no pasa nada. Porque es el nepotismo del cambio...y para algunos, como Oltra, "si antes otras contrataciones no fueron polémicas, ésta tampoco debiera serlo". Es decir, que si antes criticaba día a día lo que hacían otros mal (bien por esto), ahora que lo hago yo, nadie tiene que quejarse (hipocresía al poder), porque como también dice, "los familiares de los políticos también tienen que trabajar". Claro que sí. La diferencia es cuando trabajan ganándose su puesto en igualdad de condiciones con el resto de los mortales, o creándose el puesto por ser quién eres. O desde otro punto de vista. Una cosa es trabajar (y nadie se lo impide) y otra trabajar a costa de los contribuyentes (por imperativo sobre éstos y por gracia divina). 
Debe ser esto a lo que se referían con "rescatar personas"...
Vicente Useros muestra la polémica contrataciónde la hija de Ribó (nada menos) en el siguiente artículo...
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, recibe al alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ayer. J.C. CÁRDENASEFE
Artículo de El Mundo: 
La polémica contratación de la hija del alcalde de Valencia, Joan Ribó, en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias se ha realizado bajo el mismo protocolo que esta entidad autónoma de la Generalitat ha aplicado durante los últimos años. Una fórmula que no se ha caracterizado por su excesiva transparencia.
La prueba es que el IVIA no publicó la convocatoria ni la resolución para el puesto de ingeniero agrónomo de la oferta de empleo número 12/2016 ni en el DOCV ni en otro diario oficial público como el BOE. Una práctica que parece consolidada en la Administración con gobiernos anteriores para entidades como el IVIA y que el nuevo Consell todavía no ha cambiado pese a su manifiesto interés por evitar los nepotismos.
La hija del alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha logrado un contrato temporal en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias para cubrir un puesto de ingeniero agrónomo tras obtener la mejor valoración debido a un requisito que la convocatoria situó por encima de todos: la acreditación de experiencia. Pese a disponer de esta experiencia acreditada y haber trabajado en ocho ocasiones con el gobierno del PP, el propio sistema de selección que utiliza el IVIA ha empañado su contrato.
Llama la atención que este tipo de contratos de entidades públicas y que afectan a familiares de políticos eludan también su publicación en el Portal de Transparencia de la Generalitat, pese a la creación de una conselleria homónima dirigida por Manuel Alcaráz.
Ante la pregunta de por qué este tipo de contrataciones no son publicadas en los diarios oficiales ni en el Portal de Transparencia que ha creado el Consell del bipartito para que ofrecer una imagen más controlada del proceso de selección de candidatos, el director del IVIA, a través del departamento de prensa de la Conselleria de Agricultura, justificó que las convocatorias y los procedimientos de contratación se cuelgan en la página web del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias y que se contrata «a varias decenas de personas al año siguiendo este procedimiento desde hace muchos años». Enrique Moltó destacó que, hasta la fecha, «no ha habido ninguna observación relevante a este proceso por parte de la intervención de la Generalitat Valenciana en las auditorías a las que se somete anualmente el IVIA».

Servef
Moltó se escudó en que el instituto que dirije comunica las convocatorias de selección al Servicio Valenciano de Empleo (Servef) de la calle Felipe Rinaldi, 42 de Valencia, al comité de empresa del IVIA y a los colegios profesionales.
Al preguntarle sobre la presencia sindical en el proceso de selección de los aspirantes entre los que participó Marta Ribó. El responsable del IVIA reconoció que no hubo presencia de los representantes de los sindicatos, pero matizó que la «normativa del procedimiento fue pactada con los sindicatos».
En este sentido, argumentó que la decisión de no acudir a las pruebas correspondía a los representantes de los trabajadores. «Se comunica al comité de empresa la fecha y hora de la reunión de la comisión de evaluación y éste puede enviar un representante como observador», aclaró Enrique Moltó.
Una justificación que no ha contentado a todos y aunque se trata de una plaza temporal, el contrato de Marta Ribó ha levantado polvareda en el seno del instituto, entre la decena de aspirantes rechazados desde el principio y entre los sindicatos.
Se debe recordar que el sindicato CCOO ya cuestionó, durante el mes de junio de 2015, otra convocatoria por «procedimiento extraordinario» en pleno cambio de gobierno y la existencia de 95 vacantes en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias.
El sindicato criticó la urgencia con que se realizó el proceso de la convocatoria mediante un procedimiento extraordinario, abreviado y urgente (art. 8 de la Orden de bolsas) de siete puestos vacantes, categoría investigación, para el nombramiento de funcionarios interinos de urgencia en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias.
Desde CCOO se reclamó en ese momento al Consell del PP de Alberto Fabra que tuviera «la decencia de esperar a que se conformara el nuevo gobierno en la Generalitat Valenciana para que decida la oportunidad de este proceso de selección».

LAS REACCIONES

Oltra: La familia de los políticos "tiene que vivir"

La vicepresidenta Mónica Oltra precisó ayer que nada se sale de lo normal en la selección de la hija del alcalde. «Se ajusta y tiene la puntuación necesaria. No se ha hecho un nombramiento por parte de la dirección de una empresa pública. Una cosa es que haya unas normas para familiares y otra que los familiares tengan que emigrar a Sebastopol o tengan que dejar el trabajo. Si nuestros familiares no pueden trabajar en ningún lugar... No puede ser. Me parece bien la exigencia de una sociedad postcorrupta, pero deberíamos dimensionar un poco las exigencias. Hemos pasado de la nula exigencia al otro extremo. En fin, que la gente también tiene que vivir. Si esta contratación ha sido polémica, imagino que las ocho anteriores también deberían haberlo sido. Y si no lo fueron, ésta tampoco lo es», apostilló.

Ibáñez (PP): "El bipartito se dedica a colocar a familiares"

El coordinador y portavoz de Economía del grupo parlamentario popular en las Corts, Rubén Ibáñez, afirmó ayer que el Gobierno de la Generalitat «se ha convertido en la única y mayor agencia de colocación en la Comunitat». El dirigente 'popular' señaló que «en este presupuesto el gasto corriente aumenta en 900 millones de euros más que el año pasado» y, al respecto, puntualizó que «sólo en Presidencia con el PPCV había 44 cargos entre asesores, funcionarios y altos cargos, y hoy hay 180». «Claro que no tienen dinero para acabar de enchufarse. PSPV y Compromís nos dijeron cosas a medias, que venían a rescatar personas, pero no a qué personas», resaltó. A su juicio, «durante estos meses se han dedicado a esto, así que esperemos que cuando acaben de colocarlos a todos se pongan a trabajar en favor de todos los valencianos».

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada