viernes, 20 de mayo de 2016

Los trabajadores de Metro quieren colapsar Madrid para lograr 72 días de vacaciones

Es el día a día en las empresas públicas, donde los trabajadores y sindicatos emplean la amenaza y el chantaje (unido en muchas ocasiones al empleo de la violencia en muchas de sus protestas) para incrementar hasta niveles obscenos sus propios privilegios, a costa del conjunto de trabajadores, consumidores y contribuyentes. 

Es decir, toman como rehén el servicio público y la indefensión de la gente, pues dicho servicio actúa en régimen de monopolio, o esconde los costes reales del servicio vía impuestos o deuda (se subvenciona alrededor del 60% del coste, no reflejado en el precio del billete lo que provoca además una enorme injusticia y discriminación, pues aquel que no lo usa lo paga, aquel que va en coche o andando o en bici el paga el billete al que disfruta del servicio), que distorsiona (engañando) a la gente lo que realmente paga por ellos (permitiendo con esta trampa que se inflen continuamente los costes y se den más privilegios a sus trabajadores y políticos. Así, como no opera el mercado (se financia vía impuestos a la fuerza) se permiten auto otorgarse (o exigir que se les de) salarios y privilegios muy por encima de lo que obtienen los contribuyentes en el sector privado (y que tienen que ganar menos para que los privilegiados ganen más por la cara). O trabajar muchas más horas "gratis para el Estado" en el sector privado para que estos privilegiados disfruten (como ahora piden) 72 días de vacaciones al año (con salarios de que entre salario base, pagas extras, paga anual por plus de convenio...de al menos 35.236,58€ más 187,56€ por trienio -38.000€ de salario medio-, dándoseles primas por horas diurnas, nocturnas, por "eficacia", por desplazamiento...)
Es decir, el dinero del ciudadano lejos de ir a mejorar el servicio minimizando el coste, acaba en los bolsillos de los privilegiados que secuestran el servicio para su beneficio, provocando peor servicio en el consumidor, mayores costes, despilfarro de recursos de la sociedad, menores salarios en el resto de sectores y más desempleo en otros sectores. 
Y ésta es una de las principales razones (hay varias más, y de mucho peso) de la mayor ineficiencia del servicio "público" y su mayor coste (que no es comparar el precio del servicio, sino el coste, que no es lo mismo ni mucho menos).
El siguiente artículo informa de la noticia, en la que las huelgas por cierto se harán cuando más daño hacen al ciudadano, durante los conciertos de Bruce Springsteen, de Manolo García y con la final de la Copa del Rey de fútbol. 
Solidaridad obrera  dicen. NO. Es lo contrario. Es la continua manipulación dialéctica y la manifestación de la absoluta insolidaridad de ellos hacia el resto de ciudadanos y trabajadores, con privilegios que no disfrutan éstos y que exigen para sí mismos a costa del dinero de terceros, y además a la fuerza (lo que es insolidario por definición), y privando del trabajo creando toda serie de molestias a aquellos que les pagan y sostienen (quieran o no) sus salarios monopolísticos (de su trabajo "asegurado"). 
Artículo de Libre Mercado: 
Los sindicatos de Metro de Madrid han votado este jueves de forma unánime a favor de la huelga, convocada desde este sábado día 21 hasta el lunes 23 de mayo por el comité de empresa, que coincidirá con los conciertos de Bruce Springsteen y Manolo García y la final de la Copa del Rey de fútbol.
Según informa ABC, entre las reivindicaciones que exigen los empleados del suburbano está la de ampliar el periodo de vacaciones hasta los 72 días al año. En ese sentido, Metro de Madrid considera "inviable" la petición de 14 días libres más al año por reajuste de jornada que piden los representantes de la plantilla en la negociación del nuevo convenio colectivo de la empresa, el principal escollo en la negociación según fuentes de la Consejería de Transportes.
Fuentes de la Dirección de la entidad exponen que el sector de maquinistas de Metro ya tienen 24 días de vacaciones en verano, 27 días en invierno y siete días a disposición para asuntos propios.

La votación en el turno de mañana ha arrojado 187 votos a favor y ninguno en contra, y seis abstenciones, y deberá ser ratificada hoy mismo por los trabajadores del turno de tarde.

"Lo lógico, es que el resultado en la votación del turno de tarde sea similar", según han dicho a Efe fuentes de CCOO.

La propuesta de paros está secundada por los seis sindicatos que forman la comisión negociadora del futuro convenio colectivo: UGT, CCOO, Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro (SCMM), Sindicato de Técnicos (STMM), Sindicato Libre (SLMM) y Solidaridad Obrera (SO).

Según los sindicatos, la llamada a la huelga se produce después de 27 reuniones y tras seis meses de negociación en los que no ha habido ningún avance en el futuro convenio colectivo.

Los representantes de los trabajadores consideran que la dirección deMetro de Madrid "no tiene voluntad ni muestra capacidad para avanzar en dicha negociación", por lo que "se hace imprescindible dar un vuelco definitivo a esta situación y lograr que la negociación avance realmente".

Horarios afectados

Según la convocatoria, el sábado 21 y el domingo 22 los paros se realizarán de 18:30 a 21:00 horas y de 23:00 a 01:30 horas. En la jornada del próximo lunes, día 23, los paros están convocados en hora punta, de 6:30 a 9:00 horas.
Las movilizaciones del sábado coincidirán, de convocarse, con la celebración de dos conciertos: el que Bruce Springsteen ofrecerá a las 21.00 en el estadio Santiago Bernabéu, y el que Manolo García dará en el Barclaycard Center a las 21:30. Los paros del domingo coincidirían con la final de la Copa del Rey de fútbol que disputarán el Barcelona y el Sevilla en el estadio Vicente Calderón a partir de las 21:30.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario