martes, 30 de mayo de 2017

Australia y Nueva Zelanda se hacen un hueco entre las economías más libres del mundo

Diego Sánchez de la Cruz analiza el ranking de economías más libres del mundo, medido por el índice de Libertad Económica de Heritage. 
Artículo de Libre Mercado: 
Australia y Nueva Zelanda, nuevos referentes liberales
España se ha desplomado en el Índice de Libertad Económica que elabora la Fundación Heritage, pero el documento presentado por FAES y Foro Regulación Inteligente ha puesto de manifiesto que otros países han hecho todo lo contrario y han apuntalado en los doce últimos meses su apertura al capitalismo de libre mercado.
En cabeza del ranking siguen apareciendo Hong Kong y Singapur, líderes en apertura económica desde hace dos décadas. Sus notas son muy similares: 89,8 puntos para Hong Kong y 88,6 puntos para Singapur. El tercer puesto es para Nueva Zelanda, que consolida su tendencia ascendente y logra 83,7 puntos gracias a un modelo liberal que aún resulta desconocido para muchos observadores internacionales. El cuarto puesto es para Suiza, que se apunta 81,5 puntos, mientras que el top cinco lo cierra Australia, con 81 puntos.
En los diez primeros puestos también figuran Estonia, Canadá, Emiratos Árabes, Irlanda y Chile. La república báltica ha pasado del comunismo a un elevado grado de capitalismo en menos de tres décadas. Canadá simboliza un giro radical de la socialdemocracia al liberalismo, un proceso que empezó a tomar cuerpo a mediados de los 90 y que se consolidó durante la pasada década, en los años de gobierno del ex primer ministro conservador Stephen Harper. Emiratos Árabes se confirma un año más como la economía menos intervenida de Medio Oriente. El Tigre Celta repite en el top diez y confirma el éxito de una Irlanda que se ha convertido en el modelo liberal por excelencia de la Unión Europea. Chile también es un caso simbólico, pues lidera la clasificación latinoamericana, si bien su puntuación ha ido a menos en los últimos años, bajo gobierno de Michelle Bachelet.
Si bajamos a los diez siguientes puestos vemos que también hay un elevado nivel de libertad económica en Taiwán, Reino Unido, Georgia, Luxemburgo, Países Bajos, Lituania, Estados Unidos, Dinamarca, Suecia y Letonia. La calificación que recibe el gigante norteamericano es la peor desde que se elabora el Índice: apenas alcanza el puesto 17, como consecuencia del creciente intervencionismo de la Era Obama. En clave europea, destaca la caída de Dinamarca (del puesto 12 al 18) y el ascenso de Suecia (del puesto 26 al 19). También obtienen una nota superior a los 70 puntos otros países como Corea del Sur, Finlandia, Noruega, Alemania, Malasia, República Checa o Austria.

Pendientes de mejora

Más decepcionante es la calificación que reciben otras economías desarrolladas, como la propia España, que ha recibido en 2017 su peor calificación en veinte años. Israel, otro país del que se espera más, aparece en el puesto 36 y se queda por debajo de los 70 puntos, con una nota de 69,7 similar a la que obtienen Colombia y Uruguay.
También Japón (puesto 40), Polonia (puesto 45), Francia (puesto 72), Portugal (puesto 77) o Italia (puesto 79) logran una calificación demasiado baja para la importancia de sus economías. Hablamos de notas que van de 62,5 puntos en el caso luso a 69,6 puntos en el caso nipón. Pero la palma se la lleva Grecia, que acumula años de retroceso en el índice y ha caído al puesto 127 de una lista que incluye 180 países.

El desastre venezolano, en la cola

Cuba, Venezuela y Corea del Norte están en los tres últimos lugares de la tabla. Aunque Cuba y Corea del Norte han ocupado estas posiciones desde hace décadas, la clasificación venezolana sí refleja un claro deterioro en términos históricos. Sobre un total de 100 puntos, el país que lidera Nicolás Maduro apenas recibe 27. Sí hay mejoría en Argentina, que sube del puesto 168 al 156 y mejora su nota de 43,8 a 50,4 puntos, gracias a las reformas introducidas por Mauricio Macri.
La lenta pero progresiva apertura de las economías asiáticas también viene reflejada en el índice. China figura en el puesto 111, con una nota de 57,4 puntos, mientras que Rusia figura en el escalón 114, con una nota de 57,1, e India se aúpa al número 143, con 52,6 puntos. Son notas mucho mayores a las obtenidas hace dos décadas, cuando empezó a publicarse el índice, pero aún lejanas a las calificaciones que reciben los países más desarrollados del mundo.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario