miércoles, 10 de julio de 2019

El SMI frena los planes de empleo de los ayuntamientos porque no pueden pagar la subida salarial

Patricia Malagón se hace eco de la reafirmación del análisis del Banco de España sobre el impacto negativo sobre el empleo de la subida del salario mínimo por ley llevado a cabo por PSOE y Podemos y del clarificador ejemplo que ha supuesto en algunos gobiernos locales dicha subida respecto a la contratación llevada a cabo. 

Artículo de Libre Mercado: 
A finales de año, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias acordaron subir el SMI un 22,3% hasta los 900 euros mensuales. El problema de esta subida es que ha disparado los costes laborales. De hecho, para un empleador contratar a un empleado pagándole el mínimo permitido por ley le supone un desembolso mensual de algo más de 1.300 euros. Diversos organismos como el Banco de España ya han advertido de que esta medida generará paro y, de hecho, este mes de junio ha sido el peor en los últimos diez años.
Los primeros que están notando negativamente esta subida son los ayuntamientos de Jerez de la Frontera, Sevilla y Málaga, que han tenido que frenar o reducir contundentemente los planes de empleo destinado a la inserción laboral de los parados.
El caso de Jerez es llamativo, el consistorio gobernado por el PSOE ha anunciado que devolverá a la Junta de Andalucía la mitad de los 10,1 millones de euros asignados inicialmente para contratar a 798 desempleados de la localidad. La causa se debe a que la partida concedida por la Junta no permite afrontar la contratación de los 798 parados, por lo tanto, el municipio solo podrá contratar a 551 personas.
El Ayuntamiento de Jerez ha asegurado que no puede asumir el gasto de los 900.000 euros extra que supondría contratar a 798 personas pagándoles el SMI de 2019, ya que la partida se concedió en base al SMI de 2018. Por eso, el consistorio reducirá el plan de empleo a la mitad. La primera teniente de alcalde, Laura Álvarez, ha explicado que "el Ayuntamiento tendría que pagar de su presupuesto 990.822,07 euros para garantizar que este programa se llevara a cabo tal y como había sido diseñado inicialmente" y culpa de ello a la Junta de Andalucía.
Las partidas concedidas fueron elaboradas por el gobierno de Susana Díaz, al que no le dio tiempo a modificar y rectificar las subvenciones para poder desarrollar los planes de empleo aprobados con anterioridad.

El Banco de España, crítico

El Banco de España se ha reafirmado en su postura inicial y asegura que habrá que medir las repercusiones de la subida del SMI en verano de 2020 cuando lleve en vigor unos 18 meses. "No hemos variado sustancialmente nuestra visión del análisis que hicimos en febrero, pensamos que sigue siendo válido, lo actualizaremos con la muestra continúa de vidas laborales, pero seguimos pensando que la subida del SMI terminará teniendo un impacto negativo en el empleo", asegura el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear