martes, 15 de marzo de 2016

Arrestado un científico del clima por fraude

Tiffany Taylor se hace eco del arresto en Australia de un científico del clima por defraudar enormes gastos a los contribuyentes, que se une al reciente en EEUU por un Instituto y think tank en EEUU. 
La cuestión del cambio climático ha sido el becerro de oro de miles de científicos en muchísimos institutos de investigación y universidades, que han visto incrementar su financiación de manera exponencial (y estamos hablando de miles de millones de dólares) por tratar este tema. Y por supuesto, para seguir obteniendo financiación (y estamos hablando de casi el 100% de la financiación, y por lo tanto hablamos de su trabajo y su sueldo) hay que mostrar "resultados" favorables (y cuanto más alarmismo, más, lo que también busca el político y bien que paga por ello). Si no hay problema alguno, no hay trabajo ni dinero (lo que explica también la enorme belicosidad y caza de brujas buscando el desprestigio -y que no publiquen- a todo científico independiente que no comparte estas tesis, que muestra estos comportamientos y refuta los distintos fraudes y exageraciones alarmistas en este tema por todo lo que les trae. Una situación bien incómoda que lleva a la autocensura en gran medida para no meterse en problemas o ver peligrar su reputación y trabajo. 

La corrupción está allá donde existen incentivos para corromperse, y la ciencia no es en absoluto nada distinto. Y cuanto más dinero haya en juego e ir por un lado de la investigación implique recibir fondos o dejar de recibirlos (los incentivos perversos que estudia la economía), más y más corrupción habrá y más y más se dirigirán los resultados hacia esa dirección. 
El problema en este caso es que solo puede resaltarse ciertos casos (punta del iceberg) por recibir y no hacer nada, cuando el grueso de la corrupción (que no es destapable) es recibir y manipular la investigación (pues la ciencia climática no es exacta ni contrastable sino que se basa en proyecciones hipotéticas con miles de variables no controlables de las que se desconoce su impacto real) sin consecuencia alguna por los errores y estrepitosos fallos de las predicciones previas, y a lo que contribuye por distintos motivos enormemente la prensa (lo que vende es la alarma y las subvenciones). Pues además la financiación política y la burocratización generada en dicho tema (políticos y organismos con millones de $ de presupuesto y funcionarios) se justifica en que la burbuja continúe (de hecho los presupuestos al respecto no paran de crecer a ritmos deshorbitantes y es una justificación perfecta para subir abusivamente los impuestos, para justificar redistribuciones crecientes y dinero público que pasa por sus manos y engrosa sus salarios y vida lujosa que no se corresponde con lo que predican...)
Nota: He traducido el artículo para facilitar la compresión.
Artículo de News.Heartland: 
El científico del clima Daniel Alongi ha sido acusado por el gobierno australiano, con cargos por defraudar a los contribuyentes $ 556,000 en gastos falsos desde 2008.
Alongi ya ha admitido la creación de falsas facturas, estados de tarjetas de crédito, y correos electrónicos para cubrir su apropiación indebida de fondos.
La acusación de Alongi plantea serias dudas acerca de la credibilidad de su investigación. Durante el período del supuesto fraude de Alongi, su investigación se centraba en el impacto del cambio climático en la gran barrera de coral, los manglares costeros y los ecosistemas costeros, que fueron publicadas en numerosas revistas nacionales e internacionales.
El meteorólogo Anthony Watts dijo en un post en su popular página web sobre el clima Watts Up With That  que él está interesado en si Alongi puede haber falsificado los resultados científicos para justificar sus gastos. Alongi ha publicado 140 publicaciones científicas y su trabajo ha sido citado 5.861 veces por otros investigadores.
"Si Alongi afirmaba falsamente haber pasado la mitad de un millón de dólares en las pruebas de radioisótopos, se vería muy extraño que él no produjera ningún resultado de pruebas falsas, para justificar el gasto de todo ese dinero", escribió Watts. 
"Los científicos no son inmunes a la corrupción '
La detención de Alongi es la segunda en los últimos meses planteando preguntas sobre el uso de fondos del gobierno dados para llevar a cabo la investigación del clima.
A finales de 2015, el Comité de la Cámara de Estados Unidos de Ciencia, Espacio y Tecnología inició una investigación sobre la investigación del think tank sin ánimo de lucro del profesor Jagadish Shuklade la Universidad George Mason y del Institute for Global Environment and Security Inc (IGES). IGES recibido más de $ 63 millones de dólares en subvenciones federales, que representan el 98 por ciento de sus ingresos operativos desde 2001, pero produjo muy poca investigación publicada. 
Una denuncia presentada por el Instituto de la Empresa Competitiva y Causa de Acción con el Servicio de Impuestos Internos pidió a la agencia tributaria investigar a Shukla e IGES por participar de forma ilegal en actividades de lobby y promoción de dicha política, recibiendo las subvenciones del gobierno en lugar de investigar.  
"Los científicos pueden ser tentados por el dinero al igual que en cualquier otra profesión", dijo Marc Morano, editor del Climate Depot . "Un Ph.D. (doctor) no lo hace a uno inmune a la potencial corrupción financiera".
"Yo esperaría que muchas más revelaciones de irregularidades financieras [emerjan] conforme la industria del calentamiento global continúa recibiendo financiación lujosa de gobiernos, fundaciones y universidades", dijo Morano. "El impulso de haber exhibido su trabajo en los medios de comunicación para que pueda obtener financiación adicional aumenta el potencial de fraude financiero."
Morano dice la prensa está contribuyendo a la propagación del fraude científico por la elección sólo para avanzar en las opiniones de los alarmistas del calentamiento global.
"Al promover sólo una visión aduladora de las reivindicaciones del calentamiento global, los principales medios de comunicación también ha agravado el problema," dijo Morano. "Normalmente, [los medios de comunicación] está en el puesto de observación para el fraude y la corrupción, pero [que] parece dar la espalda cuando es el momento de examinar los promotores del cambio climático."
Tiffany Taylor ( think@heartland.org ) escribe desde Chicago. 

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario