miércoles, 30 de marzo de 2016

Colau tumba los proyectos hoteleros de Núñez, Hotusa, Barceló y Majestic entre otros muchos

María Anglés muestra los 28 proyectos hoteleros afectados por el plan urbanístico de Ada Colau, y que suponían SOLO de manera directa la creación de 640 puestos de trabajo

Pero venían a solucionar el paro...y con el tiempo se siguen sorprendiendo algunos como la aplicación una detrás de otra de sus fantásticas medidas llevan a la decadencia económica a todas las sociedades donde se implantan, agravando precisamente todo lo que pretendían solucionar. 
Artículo de Expansión: 
El Ayuntamiento cifra en 28 los proyectos hoteleros que no saldrán adelante por encontrarse en las zonas 1 y 2, calificadas como áreas de "decrecimiento" o "mantenimiento". La medida ha abortado también los proyectos de cadenas e inversores como Room Mate, One Shot Hotels, Alting, el grupo Pérez Baquero, la cadena de gimnasios Ársenal y Manel Adell, exdirectivo de Desigual.
El Ayuntamiento de Barcelona cifra en 28 los proyectos hoteleros que han quedado afectados por el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat). Sus promotores no podrán tramitar las licencias porque no disponían del correspondiente certificado de aprovechamiento urbanístico. El equipo de la alcaldesa Ada Colau ha hecho público un listado con las direcciones de estos 28 proyectos situados en el centro de Barcelona. Según fuentes del sector hotelero e inmobiliario, corresponden a promotores y cadenas hoteleras como Núñez i Navarro, Hotusa, Barceló, Majestic Group, Room Mate y Alting, así como a otros inversores, entre ellos el grupo Pérez Baquero; el ex consejero delegado de Desigual, Manel Adell; los antiguos dueños de Nubiola y el propietario de la cadena de gimnasios Arsenal. Entre las cadenas hoteleras afectadas también se encuentran One Shot Hotels y Grupotel.
Según una estimación realizada por la consultora turística Bric Consulting en función del tamaño de estos proyectos, el número de habitaciones con que contarían y el ratio de empleado por habitación en la ciudad de Barcelona, estos 28 hoteles habrían generado 640 puestos de trabajo, sólo de forma directa.
La mayoría de los proyectos están situados en la Zona 1, que comprende Ciutat Vella, la antigua izquierda y derecha del Eixample, parte del barrio de Sant Antoni, Poble Sec y la Vila de Gràcia. Este área se ha calificado como zona de "decrecimiento", por lo que los proyectos que han quedado dentro de estos límites no podrán abrir ni siquiera cuando cierre alguno de los hoteles existentes.
Ciutat Vella y Eixample
En esta zona se encuentran dos edificios de Núñez i Navarro, situados en el número 2 de la calle Jonqueres, junto al Palau de la Música, y en la calle Amadeu Vives, 3, donde la promotora del expresidente del FC Barcelona planeaba la apertura de un establecimiento hotelero.
Tampoco podrá convertirse en hotel el Edificio Condeminas, propiedad de Manel Adell y ubicado en el Passeig Colom. Los expropietarios de Pigmentos Nubiola, que vendieron el pasado año la compañía química, tampoco podrán instalar un cuatro estrellas explotado por Barceló en la antigua sede de la empresa, en la Gran Vía, como tenían previsto.
El nuevo plan de Colau también ha truncado los planes de la inmobiliaria Alting, que preveía convertir en hotel el edificio de oficinas del número 371 de la Diagonal.
En la lista de los afectados también se encuentra el grupo inmobiliario Pérez Baquero. Su propietario asegura que sus dos proyectos hoteleros contaban con el certificado urbanístico pertinente, por lo que ha recurrido la medida. En uno de los casos, en el edificio situado en el número 17 de la calle Casp, incluso ya se había desalojado a los inquilinos anteriores.
El Peuat también ha frenado los planes de Grupo Majestic, que había firmado un contrato de alquiler con los dueños del número 11 del Passatge de la Concepció para abrir apartamentos turísticos. Primero se planeó la apertura de viviendas de uso turístico (huts, en sus siglas en catalán), pero la idea topó con la moratoria para este tipo de alojamientos, y mientras se reconvertía el proyecto a aparthotel, llegó el plan urbanístico de Colau.
Otra de las cadenas que ya había firmado un contrato de alquiler para abrir un hotel en la capital catalana es One Shot Hotels. Esta joven firma madrileña preparaba su desembarco en Barcelona en el número 257 de la calle Aragó, pero el proyecto todavía no contaba con el certificado de aprovechamiento urbanístico, según el Ayuntamiento.
En la misma situación se encuentra el Hotel Room Mate Xavi, que la cadena de Kike Sarasola pretendía abrir en el 245 de la calle Mallorca, junto a Rambla Catalunya, y que no verá la luz.
Tampoco podrá hacerlo el edificio de apartamentos turísticos que la empresa familiar Montjuich Sarrion planeaba construir en el número 7 de la calle Bergara, muy cerca de Plaça Catalunya.
Zona 2
De los 28 proyectos, nueve se encuentran en la Zona 2, que se ha calificado como de "mantenimiento" e integra la Sagrada Familia, Sants, Les Corts, Sant Gervasi, Gràcia Nova, Vila Olímpica, Poblenou, Diagonal Mar y Front Marítim. En esta área se encuentra un proyecto de Hotusa, que planeaba abrir un establecimiento en el número 9 de la Avinguda Vilanova, en un edificio de su propiedad que el grupo quería operar a través de alguna de sus marcas.
Otro de los proyectos frustrados en esta zona es el plan para convertir el gimnasio Arsenal de Via Augusta en un hotel. Aunque el propietario de la cadena, Alberto Carcas, había reiterado que el centro no estaba a la venta, el número 39 de esta calle figura en la lista de los expedientes paralizados por el Peuat. En esta zona, los proyectos quedarán parados a la espera de que se produzca el poco probable cierre de algún hotel en la misma área.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada